México no quiere bravucones

PAULINO CÁRDENAS

Justo cuando los mexicanos siguen en espera de tener instituciones democráticas vigorosas y funcionarios de verdad que midan el alcance y trascendencia de sus palabras y de sus actos, surgió la baladronada de tinte estudiantil del secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, lanzada al cártel de La Familia Michoacana de que “los estamos esperando, métanse con la autoridad, no con los ciudadanos”, que tuvo un innegable impacto negativo en la sociedad y hasta en la clase política.

El funcionario demostró que su estilo es idéntico al de su jefe, el presidente Felipe Calderón, de responder al botepronto, de manera más visceral que razonada, a los retos que enfrenta cotidianamente el gobierno panista -trátese de asuntos políticos, económicos o sociales- lo cual evidencia una deliberada forma de evadir la realidad, sin argumentos serios, al preferir el estilo de camorra estudiantil, quizá para no asumir riesgos en lo personal en temas tan altamente peligrosos.

Desde antes de arribar a la Presidencia, alguien le vendió la idea a Calderón de declararle la guerra a las mafias del narcotráfico que operan en el país, para legitimarse ante la sociedad. Dejando a un lado su promesa de campaña de que sería el “Presidente del empleo” y apoyado en las Fuerzas Armadas, empezó en diciembre de 2006 esa lucha contra los cárteles mexicanos de la droga.

Sin embargo, nadie le aconsejó -o no hizo caso del consejo- que antes de lanzarse a esa aventura sin retorno debía consultar a los otros poderes y a los sectores más influyentes de la sociedad, para analizar los pros y los contras de la guerra que estaba decidido a emprender, pero sobre todo solicitarles el total apoyo para hacer un frente común en esa lucha que sería frontal y muy cruenta, cosa que hasta dos años después intentó hacer, incluso con reclamos y reproches.

Por lo pronto ha trascendido que las mafias mexicanas que pelean entre sí por territorio, rutas y  mercados, estarían planeando una tregua temporal, hacer alianzas y crear varios frentes con miras a defenderse de las pretensiones de exterminio de las fuerzas armadas gubernamentales que por ahora ha comenzado contra La Familia Michoacana.

Se dice que jefes de algunos cárteles estarían reuniéndose fuera del país para estudiar estrategias y tácticas de ataque que podrían generar más violencia, incrementándose los secuestros, la extorsión, el robo, los levantones, las ejecuciones y las decapitaciones, con la mira puesta más alta, es decir, dirigidas contra personajes de nombre y renombre, y ocurriendo muy probablemente a tácticas terroristas.

Quizá eso quería advertirle al Presidente hace unos días Servando Gómez “La Tuta”, cuando pidió hablar en el programa “Voz y Solución” que conduce Marcos Knapp por la televisión michoacana, donde le propuso al mandatario panista un “pacto”, y donde de paso acusó a Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública, de engañar al Jefe del Ejecutivo, por estar a favor de los Zetas y los Beltrán Leyva, según afirmó reiteradamente en el programa.

Por lo pronto los organismos de seguridad nacional de Estados Unidos han vuelto a expresar su preocupación por el avance del narco en México. El procurador General de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, afirmó el pasado lunes: “Hemos visto que los cárteles mexicanos de la droga representan una amenaza de seguridad nacional de México y una amenaza de crimen organizado para Estados Unidos”. ¿Más claro?

Por todo ello la exigencia de la sociedad y de la clase política, de que en materia de seguridad y justicia, y sobre todo en lo referente a la guerra del gobierno contra el narcotráfico, debe prevalecer  la prudencia, la serenidad y el juicio, pero sobre todo la seriedad, más aún cuando está en medio la paz social y en juego la vida de muchas familias. México pues no quiere funcionarios bravucones; los quiere con sensibilidad y buen juicio, y sobre todo que den buenos resultados.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s