¿Querían ultimar a Calderón?

PAULINO CÁRDENAS

Al no haber nota fuerte de la “cumbre” de líderes de América del Norte celebrada en Guadalajara en la que participaron el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, al parecer tuvieron que inventar que un operador financiero del Cártel del Pacífico tenía planeado asesinar al presidente de México, Felipe Calderón. ¿Dónde? ¿Cuándo? Nadie sabe.

El magnicidio dizque estaba encomendado a Dimas Díaz Ramos, alias “El Dimas”, supuesto operador financiero de esa organización, después de haber sido detenido junto con otros sicarios. “Derivado de los reportes de Inteligencia del gobierno Federal”, se tuvo conocimiento de esa amenaza, según señaló en conferencia de prensa el jefe antidrogas de la Policía Federal, Ramón Eduardo Pequeño.

Al respecto el mandatario mexicano fue entrevistado al término de la reunión de Guadalajara en donde de hecho no hubo pronunciamientos importantes sobre la “cumbre” de Líderes de América. Dijo que “no será la primera ni la última vez que surjan versiones en torno a un atentado en contra de mi vida”, y añadió que esta es una reacción natural del crimen organizado por los golpes que le ha dado el gobierno federal.

Existe el antecedente de que al presidente Calderón le fue reforzda hace no mucho la seguridad personal, lo mismo que los dispositivos de alerta permanente en la casa presidencial de Los Pinos. Incluso la seguridad del Estado Mayor Presidencial se  refuerza considerablemente cada vez que el jefe del Ejecutivo asiste a un evento, donde Calderón asiste presumiblemente con chaleco protector.

Sólo para recordar, cuatro días antes del avionazo del martes 4 de noviembre de 2008 en donde pereció el entonces secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño Terrazo, se había reforzado también su seguridad personal, la del recinto de Bucareli, e incluso de su domicilio particular, sin mediar explicación pública sobre el por qué de esa medida.

Con Mouriño viajaba José Luis Santiago Vasconcelos, ex subprocurador de Asuntos Internacionales y Jurídicos de la PGR, quien tenía varias amenazas de muerte antes de aquel fatal percance, entre otros del Cártel de Pacífico que hasta donde se sabe comandan Joaquín “El Chapo” Guzmán, Ismael “El Mayo” Zambada, y los hermanos Beltrán Leyva, uno de los cuales, Alfredo, está preso en la cárcel de alta seguridad de Puente Grande, Jalisco.

Lo que entonces llamó la atención fue que ese trágico avionazo del 4 de noviembre, ocurrió justo cuando la lucha contra el crimen organizado se empezaba a recrudecer y al poco tiempo de que varios importantes capos de la droga habían sido detenidos y enviados a Estados Unidos donde eran buscados por la justicia de aquel país, traslados que fueron autorizados por Santiago Vasconcelos.

Si Calderón ya siguió la recomendación de pasar de la sola represión armada, a atacar los conductos por donde fluye el dinero proveniente del nacotráfico, es decir, amputarle los nervios financieros a los capos de la droga, entonces sí debe haber verdadera preocupación de un posible atentado contra el Presidente.

Si no es así, entonces la nota de que el Cártel del Pacífico tramaba el asesinato de Felipe Calderón, fue más bien con el fin de distraer la atención de la “cumbre” de Guadalajara, donde no hubo nada relevante excepto asuntos “top secret”, que evidentememte no se harán públicos. De cualquier modo, habrá alerta alrededor del Presidente en lo que resta de su mandato, y más allá.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s