Elba, Calderón y Lujambio

PAULINO CÁRDENAS

El lunes pasado, con motivo de la ceremonia protocolaria del nuevo ciclo escolar, ante la presencia de decenas de alumnos, del jefe del Ejecutivo Felipe Calderón y del secretario de Educación, Alonso Lujambio, Elba Esther Gordillo, mandamás del gremio sindical de maestros, sacudió al mundo cuando reveló la existencia de otro nuevo virus, el de la ‘influencia AHLNL’, que habría puesto en alerta a la Organización Mundial de la Salud.

El yerro de la lideresa ni siquiera hizo chistar al Presidente ni al secretario, porque ya saben que con frecuencia comete gazapos verbales. Hace no mucho se las hizo también cuando nunca pudo pronunciar la palabra e-pi-de-mio-ló-gi-co al referirse al virus que sí existe, el de influenza A/H1N1.

Calderón y Lujambio, y millones de personas dentro y fuera de México, saben que las habilidades de la maestra no son lingüísticas. Por eso se entendía tan bien con Fox. Sus dones son otros. Desde hace dos décadas la maestra ha tenido, en mayor o menor medida, derecho de picaporte en Los Pinos y goza de una fuerte influencia política para lograr sus propósitos. ¿Por qué?

Porque le sabe hablar bonito al oído a quienes quieren la generosa ayuda corporativa del gremio que maneja, que le solicitan o ella misma ofrece para propósitos principalmente electorales, y que sabe cumplir puntual los pactos con quienes aspiran ser o anhelan llegar lejos políticamente.

Aunque muy poco ha contribuido a la educación, el factor-Gordillo ha sido reconocido por amigos y enemigos. Su capacidad de negociación y sobre todo de respuesta política cuando se le pide el favor o ella misma lo promueve, la ha sabido vender muy bien a la clase política del país del color partidista que sea, siempre con el respaldo del poderoso ejército sindical que obedece al pie de la letra lo que su Generala manda.

A tres meses de aquel 10 de enero de 1989, después de ordenar la histórica aprehensión de Joaquín Hernández Galicia, ‘La Quina’, quien trató de atravesarse en su camino rumbo a la Presidencia, Carlos Salinas de Gortari puso a Elba Esther donde está, cuando también decidió sacar de la jugada a Carlos Jonjitud Barrios, quien se había eternizado, como ahora la maestra, al frente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

De siempre, la lideresa sindical ha sido una de las personalidades políticas más astutas del país, una pragmática consumada que ha sabido vender cara su gestión política, sobre todo en época de elecciones. Y para su suerte, México siempre está en época de elecciones. La maestra Gordillo, a Josefina Vázquez Mota, hoy coordinadora de la bancada panista en San Lázaro, le hizo ver su suerte como titular de Educación, hasta que la sacó de la jugada.

Con Reyes Tamez fue otra cosa. Embonaron sus intereses. El regiomontano le aguantó todo a la maestra, porque le habría hablado bonito al oído. Por eso el ex titular de la SEP es hoy flamante coordinador de Nueva Alianza, quien dejó de plano su reconocida carrera de investigador sobre casos de cáncer, para dedicarse de lleno a la política. Evidentemente quiere ser gobernador de Nuevo León donde tiene buen cartel.

El turno ahora es para Alonso Lujambio, actual titular de la SEP, quien también decidió dejar a un lado los bártulos de la academia, sacrificando una reconocida trayectoria en el IFE, en el IFAI y como profesor investigador del ITAM, por la aspiración de llegar lejos en política. Apenas en junio se afilió al PAN. Según se dice dentro y fuera de la dependencia a su cargo, aspira a algo más que ser un simple secretario de Estado.

Calderón no tiene prospectos suyos con empaque, con vistas al 2012 y Lujambio estaría pensando en ser un delfín emergente y ¿por qué no? en el principal. Estaría en la terna con Santiago Creel y Josefina Vázquez Mota. Y sabe que la lideresa del sindicato más poderoso de América Latina cuando pacta ayuda, es cumplidora.

 pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s