Algo raro pasó en Los Pinos

PAULINO CÁRDENAS

Nadie sabe qué pasó en la residencia oficial de Los Pinos con el asunto de las invitaciones que se hicieron llegar, vía internet, a los diputados que integrarán la 61 Legislatura en San Lázaro, a quienes molestó no sólo la forma sino los términos en que se les convocó a asistir a un desayuno que estaba programado para mañana en Palacio Nacional, en donde el jefe del Ejecutivo leería un mensaje con motivo de su tercer informe de gobierno antes de cumplir con lo que ordena la Constitución. 

Sólo Manlio Fabio Beltrones, coordinador de la fracción del PRI en el Senado, recibió formalmente la invitación, dicen que de propia mano del Presidente. A los demás legisladores se les notificó por correo electrónico y además se les pedía estar puntual a la cita programada a las 9 de la mañana y que asistieran con vestimenta formal. Esto molestó sobremanera a los legisladores, por lo que le hicieron un extrañamiento al Presidente.   

Algo peor sucedió con el Poder Judicial, ya que en la invitación por correo electrónico sólo fue convocado el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Guillermo Ortiz Mayagoitia, por lo que al pleno de ministros de la Corte no sólo le incomodó la forma, sino el fondo del asunto, al considerar una afrenta del Poder Ejecutivo el haber ninguneado a los ministros que integran ese otro Poder, para estar en Palacio. 

Los nuevos diputados del PRI le recordaron lo que al respecto indica la Carta Magna que en su artículo 69 precisa:  “En la apertura de sesiones ordinarias del primer periodo de cada año de ejercicio del Congreso, el Presidente de la República presentará un informe por escrito, en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país”. El Informe debe ser entregado a las 17 horas de mañana en el Congreso.

Nadie cree que Calderón, habiendo sido legislador, ignore eso. Se cree que alguien cercano a él, con autoridad suficiente para hacerlo, ordenó mandar los correos electrónicos al saber que el senador Beltrones había recibido su invitación de manos del Presidente. Supusieron que no habría problema. ¿De veras? Otra versión habla de que hubo ‘mano negra’ de alguien cercano a él, para hacerlo quedar mal. ¿Será?

Aunque hubo indignación de legisladores y ministros, el PRI señaló, en voz del diputado electo Juan Carlos Ramírez Marín, que seguramente “hubo un error”, porque Presidencia no podía saltarse el protocolo al realizar un acto sin que se entregara antes el tercer informe al pleno de la Cámara de Diputados. “El partido hizo esa observación al gobierno; la entendieron correcta” dijo el legislador del tricolor.

El desayuno de mañana programado por la Presidencia de la República en Palacio Nacional por supuesto se tuvo que cancelar. Se dice que el convivio ahora sería para el miércoles próximo, a ver quiénes van. El daño ya está hecho, por la insensibilidad o insensatez que privó en Los Pinos. Por ello habría de rodar al menos una cabeza en la residencia oficial.

A partir de ahora, y con el handicap en contra, Calderón se vería obligado a plegarse a los dictados de los diputados de oposición para la aprobación de inicativas, en especial con los de la bancada del PRI que desde mañana llevarán la batuta en San Lázaro. Pero no todo está perdido para el Presidente. Personalmente anda en busca de alianzas en el Congreso. El principal de todos es el senador Manlio Fabio Beltrones por su ascendiente en el Congreso.

 pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s