Wall Street un año después

PAULINO CÁRDENAS

Hace un año dio inicio el rápido proceso del crack financiero de Wall Strett, que desde entonces tiene postrado a decenas y decenas de países en su economía, incluído México. Nadie sabe si se habrá aprendido la lección. Desde 2001, después de los ataques a las Torres Gemelas de Nueva York, se había desatado un frenesí financiero en Estados Unidos donde los créditos de alto riesgo pagaban más réditos y el dinero sobraba para gastarlo en bienes necesarios e innecesarios. La fiebre financiera de Nueva York había contagiado al mundo

Eran tiempos en que prestamistas corruptos como Bernard Madoff y Robert Allen Stanford hacían de las suyas y en Wall Sreet les tendían la alfombra como buenos  capos del dinero que hicieron fortunas inconmensurables, esquilmando al que se dejara embaucar con el furor de sofisticadas inversiones que se inventaban en el corazón del mundo financiero mundial. Eran tiempos en que la regulación en la bolsa de valores norteamericana por parte de la SEC (Securities and Exchange Commission) era de hecho inexistente.

Fue la era en que imperaba la bonanza de los ‘innovadores’ financieros cuando se expedían extraños bonos inventados por los corredores de bolsa que operaban en la Bolsa de Nueva York; años de auge donde privó la anarquía y las operaciones bursátiles se hacían alegremente con el soslayo de las autoridades, lo que concluyó con aquella explosión financiera que volvió a darse por las mismas causas de libertinaje financiero vil y el loco capitalismo desregulado que ocasionó el crack financiero de 1929, que provocó la famosa Gran Depresión.

De aquella amarga experiencia del siglo pasado, en el 2008 la lección no se aprendió. Algunos analistas  ubican el principio de ese libertinaje a raíz de la caída el muro de Berlín, hecho que significaba el fin de la guerra fría con la derrota del llamado “socialismo real” e imponía a EU y a sus aliados como la victoriosa y máxima potencia mundial dando paso a un capitalismo agresivo. El desenfreno se acendró después de los ataques terroristas de septiembre de 2001, contra las Torres Gemelas del WTC de Nueva York.

Con Alan Greespan al frente de la Federal Reserve (Fed), a partir del 2001 vino una fiebre en Wall Street que animó desmesuradamente al sector financiero norteamericano y contagió a otros mercados del mundo bajo la figura de las ‘subprime’, que abarcó bancos, instituciones financieras, de contratación y venta de deuda, administradoras de fondos, audaces ofertas de alto riesgo en los mercados de valores y servicios financieros como casas de cambio, cobanzas o asesorías de inversión, sin precedentes.

A la Fed de Estados Unidos le cargaron todo el muerto. A principios de la década Alan Greenspan  bajó las tasas de interés -el costo del crédito- hasta el 1% con la intención de incentivar el crecimiento económico. Los préstamos ‘subprimes’ fueron el modelo de negocios a seguir una vez que los ‘sádicos inversionistas de Wall Street’ -como alguna vez los calificó el especialista Omar Granados- invirtieron en ese mercado de muy alto riesgo.

En el recuento de daños, Lehman Brothers, Bear Stearns, JP Morgan Chase, Merrill Lynch, UBS, Goldman Sachs y AIG, entre otras muchas empresas, fueron las viudas del crack. Vino una gran ola de quiebras. Un tsunami que dejó en la calle a muchos en la Unión Americana. A miles de norteamericanos les fueron confiscadas paulatinamente sus propiedades y otros bienes, que hoy siguen tratando de recuperar.

Y a un año de distancia de aquel desastre financiero mundial cuyo epicentro fue la Bolsa de Nueva York ubicada en Wall Street, el presidente Barack Obama, a un alto costo económico y político, sigue luchando para reactivar la economía de Estados Unidos, de cuyo destino dependen directa e indirectamente muchas naciones en el mundo, entre ellas México, que se halla afectada por dos crisis: la propia y la ajena.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s