¿Trasladan Hacienda a Los Pinos?

PAULINO CÁRDENAS

En 1971 el entonces presidente Luis Echeverría Alvarez declaró: “A partir de ahora la economía se maneja desde Los Pinos”. Treinta y ocho años después, Felipe Calderón, de hecho, presuntamemte ocurre a lo mismo, a querer manejar desde Los Pinos la economía nacional. Al menos con esa percepción se quedó el mundo económico y financiero con la designación del nuevo titular de Hacienda, quien obtuvo el cargo más por la gracia de la amistad que por méritos y experiencia propios.

Tanto Ernesto Cordero, ex secretario de Sedesol, como el virtual gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, seguirán dependiendo del cordón umbilical presidencial. El ex titular de Hacienda, al señalar de que haría ‘lo que ordene el Presidente’ antes de su designación, dio la pauta. Lo de Cordero resulta más que obvio.

Justamente el meollo de la peor crisis que ha tenido el país en muchos años, ha estado radicado precisamente en la Secretaría de Hacienda  y coyunturalmente en la Secretaría de Desarrollo Social, cuya actuación dejó mucho qué desear al crecer en 6 millones el número de pobres más pobres en los últimos tres años de gobierno. Las políticas públicas en esos dos ámbitos de gobierno han fracasado.

Al cierre de 2009, el número de pobres en México será de 37 millones y de indigentes de 12 millones, estimó un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Pero el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), señaló recientemente cifras peores; indicó que el número de pobres es de 50 millones y 19.5 millones en pobreza extrema.

Hace un año cuando todos veían que la crisis empeoraría, para el presidente Calderón y su entonces secretario de Hacienda el asunto sólo se trataba de un ‘catarrito’. Al final de la película el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, declaró que México fue el país que peor manejó las cosas para enfrentar la crisis. Millones de mexicanos le dan la razón al galardonado economista.

Y justo a la mitad del sexenio, Felipe Calderón, siguiendo su mismo estilo personal de gobernar, pretende emular a Luis Echeverría  al buscar dictar desde Los Pinos la política hacendaria del país, la cual quedaría en manos de un abogado y de un actuario, título con el que cuenta Cordero Arroyo, quien automáticamente se convierte en el principal ‘delfín’ para la ‘grande’ en el 2012, por parte del blanquiazul.

Como en la época echeverrista, Calderón optaría por manejar la economía ‘desde Los Pinos’, a través de su amigo incondicional, panista además, quién sería sólo el hilo conductor de las decisiones que sobre la materia se tomen de ahora en adelante para, en teoría, promover el crecimiento eonómico de México o al menos tratar de sacarlo del estancamiento en que se encuentra.

Al nuevo titular de Hacienda se le exigirá más que a nadie. Deberá construir credibilidad en el ámbito financiero; ser consistente; generar tranquilidad; cumplir acuerdos; y, sobre todo, lograr amplios consensos. En el ámbito político debe contruir acuerdos con todas las corrientes partidistas y del Congreso. Deberá seguir ampliando la base gravable y deberá impulsar una nueva reforma fiscal y hacendaria. La pregunta es si podrá.

Lo que acabó siendo una sorpresa fue el nombramiento del sinaloense Heriberto Félix Guerra, quien era subsecretario de Economía e impulsó a las Pequeñas y Medianas Empresas, quien ahora manejará un presupuesto de muchos dígitos al frente de la Secretaría de Desarrollo Social, organismo que tiene fama pública de ser herramienta electorera por excelencia. También Félix Guerra se constituye en opción panista para el 2012.

Guillermo Ortíz Martínez, según el consenso general, hizo un excelente papel durante los doce años que estuvo al frente del Banco de México. Podría irse a radicar a Basilea, Suiza donde el Consejo de Administración  del Banco de Pagos Internacionales (BPI), con sede en Suiza lo había elegido como su nuevo presidente, cargo que comenzó a partir del primero de marzo de 2009. Y de todo ese cambio de esquema, Carstens fue el ganón porque volvió a su alma mater como funcionario público.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s