Más emisiones que matan

PAULINO CÁRDENAS

Los países ricos se niegan a salvar al planeta; por ello, el Acuerdo de Copenhague fracasó. Ahí se buscaba sustituir el Proyocolo de Kyoto para evitar que sigan las emisiones que matan la flora y la fauna, provocan enfermedades en el ser humano y causan el calentamiento global de la Tierra, porque las naciones que consumen más energía contaminante se resisten a cumplir cabalmente las normas para evitar el cambio climático.

Para taparle el ojo al macho, Estados Unidos pactó en lo oscurito con Brasil, India, Sudáfrica y China –que no aceptó– un acuerdo ‘not seriously’ sobre el cambio climático global, sin que el texto hubiera sido sido consensuado antes con el resto de los 193 países que participaron en la XV Conferencia Internacional sobre Cambio Climático celebrada en la capital de Dinamarca.

En 1997 los países industrializados se habían comprometido, en la ciudad de Kyoto, Japón, a ejecutar un conjunto de medidas para reducir los gases de efecto invernadero. Los gobiernos signatarios de dichos países pactaron reducir en al menos un 5 por ciento en promedio las emisiones contaminantes entre 2008 y 2012, tomando como referencia los niveles de 1990. Desde entonces se dijo que, de no tomarse las medidas pertinentes, esos cambios repercutirían gravemente tanto en el ecosistema global como en la economía mundial.

El acuerdo entró en vigor en febrero de 2005, después de la ratificación por parte de Rusia en noviembre de 2004. El objetivo principal era disminuir el cambio climático causado por el hombre, cuya base es el efecto invernadero. Según las cifras de la ONU, se prevé que la temperatura media de la superficie del planeta aumente entre 1.4 y 5.8 grados centígrados de aquí a 2100, a pesar que los inviernos son más fríos y violentos. Esto se conoce como calentamiento global.

La excusa de los países industrializados ha sido la misma en el sentido de que, si se ajustaran a los acuerdos de Kyoto, disminuiría su progreso, empezando por Estados Unidos y otras naciones de la Unión Europea. China, que sigue empeñada en llegar a ser la primera potencia mundial, se rehusó en Copenhague a pactar la propuesta de Estados Unidos a la que accedieron varias naciones  llamadas ‘emergentes’.

Las emisiones más contaminantes del planeta que causan el efecto invernadero y el llamado calentamiento global son seis, pero el dióxido de carbono es el principal gas impulsor de ese nocivo fenómeno ambiental, cuya discusión para que sea reducido por parte de los países industrializados se dejó para el año próximo en la versión XVI de Cambio Climático cuya sede será la Ciudad de México.

Los países llamados ‘emergentes’ como México, Brasil, Sudáfrica e India, cuyos gobiernos desde hace años viven en la creencia de que algún día alcanzarán el estatus de primer mundo, fueron engatusados por el Big Brother mundial para que hagan lo que éste se niega hacer. Esto sucedió al final de la cumbre del Cambio Climático celebrada en la capital de Dinamarca, en la cual se creía que habría avances sobre el futuro del planeta y no los hubo.

Después de once días de no llegar a acuerdos formales, la sesión de clausura se distinguió porque el presidente norteamericano Barack Obama quiso arreglar un pacto de ultima hora, en la madrugada y por debajo de la mesa, con brasileños, indios, sudafricanos y chinos, que al final los orientales se rehusaron a suscribir.

El pretendido pacto fue rechazado por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Costa Rica y el archipiélago de Tuvalu. El ‘madruguete’ no funcionó; los delegados no lo aprobaron porque el texto no respetó los procedimientos de la Organización de Naciones Unidas ni les fue dado a conocer para su consulta antes de convocar a la votación.

La versión XVI sobre Cambio Climático se celebrará en la Ciudad de México, una de las más contaminadas del orbe. El evento estaba agendado para celebrarse entre noviembre y diciembre de 2010, pero existe la posibilidad de que se realice en seis meses en la capital del país. Por la negativa de los países ricos que no acceden a diminuir sus emisiones contaminantes, se le augura también un fracaso a esa siguiente ronda de discusiones.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s