Comienza recesión histórica

PAULINO CÁRDENAS

El gobierno federal –e incluso el del Distrito Federal que también se subió al tren de la mentira ingnominiosa para justificar alzas– cree que con campañas engañosas  por radio y televisión en las que se escuchan mensajes oficiales llenos de exacerbado optimismo sobre un país que no existe, la crisis se vendrá a resolver solita. Y no.

Este año, más que en los tres anteriores, la cruda realidad se encargará una vez más de poner en evidencia las carencias y debilidades del gobierno para sacar al buey de la barranca en materia económica. El asunto tendrá visos de tragedia en cuanto a pérdida de empleos y carestía de la vida. Por lo demás, la guerra contra el narco seguirá siendo la prioridad del gobierno.

Así como quiso la administración panista que terminara el 2009 con ajustes al alza en el precio a las gasolinas –sin importarle  los incrementos que ello provoca en los precios  al público de todo lo que consume porque todo lo que se consume se transporta– en Los Pinos se autorizaron otros aumentos a tarfias y servicios que presta el gobierno.

Esos desmedidos aumentos juntos, empezarán a arrastrar al país hacia una de las recesiones más profundas de las últimas décadas. Para los mexicanos no habrá tregua ni margen de flexibilidad. La recesión –que el gobierno dijo hace poco que había terminado– apenas dará comienzo. La otrora llamada ‘cuesta de enero’ se convertirá este año en ‘la cuesta del 2010’.

El efecto negativo de esas alzas pegará de inmediato sobre los niveles de pobreza, condición en la que actualmente viven 45 de cada 100 mexicanos; pero también en los diversos niveles de la clase media del país, lo que vendrá a agravar el panorama actual en donde la falta de opciones de empleo a echado a la calle a miles y miles de mexicanos que han dejado de pertenecer al mercado de trabajo en México.

Además del creciente desempleo –cuyo aporte lo dio el propio gobierno al dejar sin trabajo a más de 44 mil electricistas el año pasado– habrá que ver el efecto dominó que tendrá en la economía doméstica y empresarial los incrementos de bienes y servicios que presta el gobierno, y sobre todos los nuevos impuestos, mayores en varios casos, autorizados algunos de ellos desde finales del año, como el de las gasolinas, que ya Hacienda advirtió que seguirán subiendo durante 2010.

El gobierno federal, además de esas alzas progresivas a las gasolinas, puso en la lista el incremento a la energía eléctrica; impuesto de 3 % a las telecomunicaciones, excepto telefonía pública y rural e interconexión; aumento al Impuesto de Depósitos en Efectivo (IDE) de 2 a 3 por ciento, cobro que ahora será a partir de los depósitos de 15 mil pesos en lugar de los 25 mil de antes.

El IVA subió de 15 por ciento a 16 por ciento, y de 10 a 11 % en la frontera. Las empresas, por cierto, tienen plazo de pagar el IVA todavía a 15% en facturaciones del año pasado, hasta el próximo día 10 de enero. El Impuesto Sobre la Renta (ISR) aumentó de 28 a 30 % en ingresos mayores a 10 mil pesos mensuales. El gravamen al tabaco será de 80 centavos por cajetilla, y el impuesto a la cervezas será de 26.5 por ciento.

El gobierno del Distrito Federal no se quiso quedar atrás. El circo ‘gratis’ que  le dio a los habitantes de la capital del país –pista de hielo en el zócalo, eventos artísticos como el del tenor Plácido Domingo, la rosca de Reyes, etc.–, lo habrán de pagar caro con el aumento al boleto del metro de dos a tres pesos, el incremento al pago del predial, a la tenencia, a las licencias de manejo y la verificación vehicular, más lo que se le ocurra a Marcelo Ebrard.

Ni duda cabe que la feroz carestía que agudizará aún más la grave crisis económica familiar, se reflejará en las elecciones de este año, cuando el PAN-gobierno coseche peores resultados que en los comicios intermedios del año pasado. Y aquella ruptura que hubo entre el presidente Felipe Calderón y la cúpula empresarial, no tardará en renacer. Todo ello, más las protestas populares que no se harán esperar por la ominosa situación económica, harán de este 2010 el peor año del sexenio.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s