Ciudad Juárez se queda sin Ejército

PAULINO CÁRDENAS

A partir de ayer empezaron a regresar a sus cuarteles alrededor de 4, 500 soldados destacados en Ciudad Juárez. Será la Policía Federal que depende de la Secretaría de Seguridad Pública, la que a partir de ahora se encargará de realizar las tareas de enfrentar a la delincuencia organizada en aquella entidad fronteriza, considerada la más peligrosa del mundo. Mientras, los militares quedarán haciendo labores policíacas.

Esto sucede después que la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, había dicho hace poco que en Ciudad Juárez no existía estado de derecho, y quien la semana pasada reveló en una entrevista radiofónica que concedió en su país, que el gobierno norteamericano había dado luz verde al Pentágono para ayudar al gobierno que encabeza Felipe Calderón en la lucha contra los capos de la droga.

Desde que asumió el poder Barack Obama, el alto mando militar del Pentágono le había expresado al mandatario norteamericano su ‘preocupación extrema’ por la violencia que vive México, por lo que desde entonces consideró necesario que ambos gobiernos trabajasen unidos ‘para eliminar esa amenaza’.

A finales de enero de 2009, el almirante Michael Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto, había expresado su preocupación “por lo que ocurre en la frontera y por la guerra que han lanzado los cárteles de la droga”. El rápido aumento en el número de asesinatos y de secuestros “han llamado toda nuestra atención”, mencionó entonces. Hoy, Ciudad Juárez se empezó a quedar sin la protección del Ejército.

Hasta hace poco el presidente Felipe Calderón defendía la presencia de tropas del Ejército, cuando en reiteradas ocasiones la sociedad juarense pedía el retiro de los militares de las calles, por denuncias por violación de derechos humanos, principalmente por presuntos allanamientos de morada, torturas y detenciones arbitrarias de ciudadanos comunes.

De hecho habían sido las autoridades estatales y del propio municipio las quqe habían pedido la presencia del Ejército en Juárez, al incrementarse la ola de violencia en la batalla que sostenían de manera desigual las policías de esa entidad contra los sicarios al servicio de las mafias de la droga, cuyo poder de fuego era muy superior.

El argumento entonces fue de que las corporaciones policiacas locales estaban devastadas y eran incapaces de detener el nivel de inseguridad en esa franja fronteriza por lo que solicitaron a la federación la presencia de militares para reforzar los operativos conjuntos contra el crimen organizado.

Los hechos se agravaron después de que fueron masacrados doce estudiantes y dos adultos en una fiesta en Villas de Salvárcar, lo que llevó al presidente Calderón a declarar, estando de gira en Tokio, que lo crímenes eran resultado de un pleito entre pandillas, lo cual tuvo que aclarar días después durante la primera visita que hizo a Juárez, en medio de un crispado clima social

A las pocas semanas, aquella ciudad fronteriza se  volvió a cimbrar cuando la mañana del 13 de marzo unos sicarios ejecutaron a un matrimonio norteamericano y un mexicano vinculados al consulado del vecino país en Juárez. Desde entonces se venía planteando por parte del gobierno federal la posibilidad de un cambio de estrategia en los operativos conjuntos contra el crimen organizado.

Fue cuando se empezó a hablar de la posibilidad de que fuera la Policía Federal la que supliera paulatinamente al Ejército en la lucha contra los capos de la droga en aquella entidad fronteriza, como ya empezó a suceder, con lo cua de paso se satisface el reclamo de muchos juarenses. Habrá que esperar a ver los primeros resultados de este nuevo ensayo.

Por lo pronto, la Secretaría de Gobernación dio a conocer que sin dejar de proporcionar el apoyo a la seguridad de la población juarense ordenado por el Presidente de la República, el Ejército irá delegando en forma paulatina la responsabilidad de las tareas de seguridad pública a las autoridades civiles, en principio a las federales, y más adelante a las estatales y municipales.


Anuncios

Los comentarios están cerrados.