Está Julio Scherer bajo la mira

PAULINO CÁRDENAS

El hecho es que el encuentro Scherer-Zambada puso en evidencia, de nueva cuenta, la descoordinación entre los sistemas de inteligencia y seguridad gubernamental, léase de espionaje y contraespionaje oficial, ya que al parecer ninguno de esos costosos servicios pudo anticipar con antelación que se celebraría esa reunión entre el laureado periodista y el segundo hombre fuerte del cártel de Sinaloa, al que se dice que las fuerzas federales armadas le han dispensado sus cuitas más que a otros carteles, supuestamente por órdenes superiores.

Lo otro es que, según versión que ha estado pasando de boca en boca y por oídos varios, si alguna de esas unidades secretas de inteligencia y contrainteligencia como las del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, de la Secretaría de la Defensa Nacional o de la Marina Armada de México, hubiese obtenido alguna pista o tenido conocimiento de que se celebraría ese encuentro, esa información no la habrían compartido con la SSP que comanda Genaro García Luna.

Ese es uno de tantos comentarios que han surgido entre reporteros de la fuente de las Fuerzas Armadas y de la Policía Federal que cubren las actividades del secretario de Seguridad Pública federal, después de hablar el funcionario en corto y de manera informal con algunos de éstos últimos, a quienes dijo que si él se hubiera enterado a tiempo del encuentro que sostuvo don Julio Scherer con Isamel el ‘Mayo’ Zambada y los hubiese sorprendido en flagrancia, “los meto a la cárcel a los dos”.

Lo que el funcionario no dijo fue por qué le fallaron al gobierno sus diversas áreas de espionaje y contraespionaje incluido el nuevo y fastuoso búnker que tanto presume el titular de la SSP, unidad dotada con alta tecnología de punta para, entre otras de sus funciones, anticiparse a los pasos que da el crimen organizado. De cualquier forma, manifestó que ‘a título personal’ está convencido de que Scherer debe ser llamado a declarar a la PGR.

Agregó que incluso al procurador general de República, Arturo Chávez Chávez, se le preguntó –se infiere que por parte de funcionarios del gabinete de seguridad– si lo haría, es decir si llamaría a declarar al laureado periodista por el encuentro que sostuvo con Ismael el ‘Mayo Zambada’, a lo cual el titular de la PGR respondió que, ‘antes, analizaría bien el asunto’. Es decir, se supone que sometería tal consideración a la máxima autoridad del país.

García Luna, se dice, insistió en recalcar que “Scherer debe ser llamado a declarar, aunque le asista el derecho de preservar su fuente (…) aunque haya dicho que no es un delator (…) porque es obligación del Estado perseguir a criminales como El Mayo (…) ahora bien, si Scherer aporta o no datos para la investigación, esa es otra cosa”.

Lo que ha trascendido es que, además de que a don Julio Scherer no le quitan la mira de encima, en la lista para ser llamados a declarar estarían también el alcalde de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza –como de hecho ya lo fue–, y el candidato del PRI a la gubernatura de Sinaloa, Jesús Vizcarra Calderón ex edil de Culiacán. El caso del alcalde de San Pedro parece ser encargo directo de Los Pinos. El de Vizcarra Calderón lo quieren ligar con el encuentro Scherer-Zambada.

¿Qué pasaría si de veras el fundador de la revista Proceso y ex director de Excélsior es llamado a declarar por la PGR, por haber sostenido un encuentro en la clandestinidad con uno de los capos de la droga más temidos del mundo como es el ‘Mayo’ Zambada? La sola pregunta se antoja disparatada, aunque como piensan en la cúpula del poder no es difícil que se esté ponderando tal posibilidad.

Sería un atentado contra la libertad de prensa y un acto represivo contra la libre profesión periodísitica, lo cual mediáticamente sería un escándalo más, como los que han sufrido –y nadie en el gremio periodístico ha olvidado– Olga Wornat, Miguel Angel Granados Chapa, Lydia Cacho y más recientemente Ana Lilia Pérez, por sólo mencionar algunos.  De ahí la cautelosa respuesta de Arturo Chávez Chávez.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.