Cada vez más cercados por la violencia

PAULINO CÁRDENAS

El mismo día pero en diferentes foros, los dos funcionarios de mayor relevancia dentro del gabinete de Seguridad Pública -el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont que lo encabeza, y el titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna que tiene bajo su mando a la Policía Federal cuyos efectivos, junto con las Fuerzas Armadas, luchan contra el crimen organizado-, se refirieron a la violencia derivada de la guerra que sostienen las fuerzas federales contra el narcotráfico en México.

No obstante que no estuvieron de acuerdo porque sigue persistiendo la descoordinación entre los mandos que luchan conra el crimen organizado, ambos, como seguramente lo está su jefe, han mostrado la preocupación que comparten millones de mexicanos que se han sentido cada vez más cercados por la violencia y por la sangre que ha corrido en los poco más de tres años que lleva el combate a las bandas del narcotráfico en el país, sin resultados positivos fehacientes.

Gómez Mont dijo el martes en Washington que la violencia causada por el crimen organizado en México deberá disminuir en los próximos meses. “Creemos que la violencia decrecerá en los próximos meses. La aceleración de la violencia está aminorando. Veremos cifras menores a fines de este año”, señaló el funcionario al participar en una conferencia junto a su contraparte estadounidense, la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

El mismo día, pero en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina celebrado en la capital mexicana, García Luna señaló que la creciente violencia del narcotráfico en México podría durar algunos años más, teniendo en cuenta las experiencias de gobiernos que se decidieron a enfrentar mafias en el pasado.

Señaló que la experiencia internacional registrada en algunos países que han confrontado el flagelo del narcotráfico y donde han implementado una lucha contra los carteles de la droga como en Italia, Colombia, Nueva York o en Chicago, y que a partir de que sus autoridades se deciden a enfrentar al crimen organizado, “en todos los casos la curva fue ascendente hasta los primeros cinco, diez años”. No obstante agregó: “Yo espero que en México sea antes”.

Por su parte, ayer miércoles el subdirector de Inteligencia del Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés), Anthony Placido, puso en duda que en el tiempo que le queda al actual gobierno que encabeza Felipe Calderón para terminar su gestión, se logre disminuir la actividad criminal en México.

Al comparecer ante una comisión del Senado norteamericano para hablar sobre el control del narcotráfico internacional, el funcionario de la DEA manifestó que a lucha antidrogas que libra México atraviesa un momento importantísimo actualmente, ante el riesgo de que el cambio de gobierno mexicano en dos años y medio altere la intensidad de los esfuerzos contra la delincuencia organizada.

Dijo que “nadie sabe quién va a ser el próximo (presidente) y si va a tener las mismas ganas de perseguir delincuentes”. Luego de reconerle a Calderón la labor  que ha realizado su gobiero en el comate a la delincuencia organizada, dijo:  “Tenemos que ganar todo lo que podamos en esta gestión. En el nivel táctico operativo, quisiéramos tumbar a los jefes de los carteles durante los próximos dos años”.

Y Anthony Placido dijo más, lo que podría desaminar el optimismo del comandante supremo de la Fuerzas Armadas de México, Felipe Calderón, al advertir durante su comparecencia ante los legisladores en Washington, que el gobierno estadounidense espera un recrudecimiento de la violencia en México antes de alcanzar una pacificación duradera, según reporta una nota de la agencia AP.

“En el corredor Reynosa, Nuevo Laredo-Matamoros, la violencia entre (los carteles del) Golfo y los Zetas está aumentando, y el gobierno de México está focalizado en Ciudad Juárez”, dijo el funcionario. “No puedes luchar en todos los lugares a la vez. Si esa lucha está aumentando en otros lugares, va a estar difícil” la situación de seguridad en México.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.