Crisis griega podría alcanzar a México

PAULINO CÁRDENAS

Si la crisis financiera que azota Grecia y que amaga con extenderse a otros países europeos, contagia a España, pegaría a México, al menos en los sectores de la banca, telecomunicaciones y electricidad cuyas matrices están en aquel país pero que en el nuestro tiene filiales como Santander, BBVA, Telefónica y la empresa eléctrica Endesa, según colige la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Si hubiera una complicación de la situación en España, los sectores de banca, telecomunicaciones y electricidad de ese país –que tienen fuerte presencia en México– serían los más afectados”, indicó. El organismo no descartó que las casas matrices en España tuvieran que requerir transferencias desde sus filiales, en este caso de México.

Europa es la segunda fuente de inversión extranjera directa (IED) para México, con 24 por ciento, después de Estados Unidos, que aporta 51 puntos, explicó Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, en una teleconferencia de prensa desde Santiago, capital chilena, el pasado miércoles.

Señaló que del conjunto de la inversión europea, la española juega un papel relevante, en especial en los servicios financieros, telecomunicaciones y energía, tanto en México como en el conjunto de América Latina. “Si la crisis griega se expande a España, eso sí podría tener un impacto muy fuerte en la inversión extranjera directa que llega a América Latina”, añadió Bárcena.

La crisis financiera que azota Grecia y amaga con extenderse a otros países europeos, como España, Portugal e Irlanda, ocurre después de que Latinoamérica experimentó, en 2009, una caída en el ingreso de IED, según un documento publicado este miércoles por la Cepal.

En América Latina, la IED fue de 76 mil 681 millones de dólares en 2009, cantidad que representó una caída de 42 por ciento en comparación con la registrada en 2008, explicó ayer Alicia Bárcena en la presentación del informe La inversión extranjera directa en América Latina y el Caribe, elaborado por la Cepal.

A principios de esta semana, durante la gira que realizó el presidente Felipe Calderón a Alemania en busca de atraer inversiones, señaló que México no está en las condiciones de Grecia, país que está en proceso de ser rescatado económica y financieramente por varios países de la Unión Uropea y el Fondo Monetario Internacional.

Sin embargo, la estimación hecha por la Cepal sobre México obligará al gobierno panista a tomar las providencias del caso, para no volver a caer en las declaraciones oficiales frívolas de principios del 2009, luego del crack financiero de Wall Street que hizo crisis en septiembre de 2008 y que provocó la desestabilización de casi todas las economías del mundo.

México aplicó estrategias para contrarrestar posibles impactos de la crisis económica que se genere en países de Europa, aseguró ayer el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens. Dijo que la acumulación de reservas que tiene el país, la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional y el manejo de deuda que ha llevado a cabo el Gobierno Federal han fortalecido a México.

Carstens había explicado a finales de abril lo mismo que ayer, que a través del manejo de deuda el Gobierno logró “amarrar” tasas de interés bajas, por lo que no existe un monto importante de vencimientos en el corto y mediano plazo que vulnere a nuestro país. Será hasta que ‘se asiente el povo’ cuando se pueda ver con más claridad lo que podría pasar, señaló.

Hemos fortalecido nuestros instrumentos para que se mantenga la confianza sobre México y mantengamos el acceso a mercados financieros internacionales”, acotó el ex secretario de Hacienda. Ojalá y sus estimaciones, esta vez moderadamente optimistas, no fallen, porque descompondría aún más el panorama económico mexicano y podría salirse de control no sólo económica sino socialmente, como en Grecia.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.