El ‘Vasco’ y nuestros huesos patrios

PAULINO CÁRDENAS

Los dos hechos pertenecen a lo mismo, a los festejos del Centenario y Bicentenario de las gestas históricas de nuestros héroes: la exhumación y traslado de los huesos patrios, y el promocional infame que grabó en pleno Paseo de la Reforma con fondo del Ángel de la Independencia el ‘Vasco’ Javier Aguirre, entrenador de la selección mexicana de futbol; un mensaje patriotero de tercera que con voz aguardientosa dice alguien que vomita al país. ¿No que México estaba jodido como lo dijo en España?

De un lado, el acto organizado por el comité de festejos de los cien años de la Revolución y los doscientos de la Independencia encabezados por el historiador José Manuel Villalpando, con toda solemnidad y pompa organizó un evento que se quiso hacer pasar como el gran acontecimiento del gobierno federal en turno para reverenciar eventualmente la memoria de los héroes más conocidos de nuestra historia.

La Coordinación Ejecutiva Nacional para las Conmemoraciones de 2010 había hecho previamente las gestiones necesarias para sacar de la cripta de la columna de la Independencia los supuestos cráneos de José María Morelos, Miguel Hidalgo y Costilla, y otros héroes de la Independencia de 1810. Las dudas no han sido despejadas.

Nadie sabe aún si esos huesos patrios corresponden verdaderamente a Hidalgo, Ignacio Allende, Mariano Jiménez e Ignacio Aldama, ni tampoco si los que fueron sacados de sus respectivas urnas son los de Vicente Guerrero, Guadalupe Victoria, Andrés Quintana Roo y su esposa y heroína Leona Vicario.

Acaso los que estarían en otra urna serían las osamentas de Nicolás Bravo, Mariano Matamoros y la gaveta dedicada a Morelos donde los especialistas vieron la advertencia dudosa de  “debe ser de Francisco Javier Mina o Pedro Moreno”. Tampoco saben si realmente estaba ahí la osamenta de Nicolás Bravo o la de su hermano Miguel Bravo.

Pero las pompas fúnebres de traslado se dieron con todos los honores. El cortejo de traslado no podían esperar más. Después se encargarían los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia de explicar si las osamentas llevadas al Ángel en 1925 son o no auténticamente de quienes de cree correpondieron en vida a los héroes patrios.

La ceremonia solemne se realizó el pasado domingo y estuvo encabezada por el presidente Felipe Calderón, y por los representantes de los poderes Legislativo y Judicial. Las urnas fueron llevadas por un cortejo fúnebre de cinco vehículos hasta las instalaciones del Museo Nacional de Historia “Castillo de Chapultepec”, donde quedarán en custodia del INAH. Después estarán exhibiéndose en Palacio Nacional.

Pero lo que no tiene perdón es que, como parte de los mismos festejos, a alguien sin sesos se le ocurrió contratar a Javier Aguirre alias el ‘Vasco’, técnico de la selección mexicana de futbol, para que grabara un promocional el cual forma parte de una campaña en la que las televisoras y grupos radiofónicos decidieron apoyar al gobierno federal y hasta al del Distrito Federal,  en su propósito de honrar a los héroes patrios.

Pero nadie olvida que en febrero pasado, el ‘Vasco’ declaró a una cadena española que ‘México está jodido’ cuando se le preguntó su opinión sobre la inseguridad que priva en el país. “Hay mucha inseguridad”, dijo, y adelantó que en cuanto termine con su compromiso del Mundial, se iría a vivir fuera de aquí. Si lo hubiera dicho usted o yo nada hubiera pasado. Pero fue obligado a retractarse y lo hizo.

Esto, amén de que en esa entrevista dijo una verdad de Perogrullo: “México no tiene posibilidades de ser campeón del mundo”. Aún los muy fanáticos del futbol, al ver ese esperpento comercial, exclaman: ¡Guácatelas¡ Otros menos apasionados a ese deporte dicen: “Iiiinche ‘Vasco’, das asco”. Y nada que ver con que el técnico haya preferido al Bofo, quien le hace honor a su apodo, por Jonathan Dos Santos para jugar en Sudáfrica.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.