Se teme otro fiasco de Javier ‘Aguille’

PAULINO CÁRDENAS

El tema sigue siendo el futbol. Para el juego de este domingo los aficionados mexicanos esperan que Javier ‘Aguille’ recapacite y meta a la cancha a jugadores que traen hambre de triunfo y no a sus cuates. Si insiste en sus necedades y pierde el Tri ante Argentina, sería mejor que ya no regrese a México, aprovechando que tiene pensado irse de aquí acabando el Mundial, por ser un país inseguro y violento como lo dijo en entrevista a una estación radiofónica española hace unos meses.

El técnico de la selección mexicana dijo entonces que en cuanto finalizara la contienda mundialista se iría a Europa a vivir con sus hijos a España, luego de lo cual, desde Los Pinos, tuvo una llamada de atención y se tuvo que alinear con el que manda, quien incluso lo invitó, a cambio, obvio, de una muy buena lana, a echar mensajes patrioteros, de confianza en sí mismos y en hacerle creer a los mexicanos que ya es hora de pasar del ‘sí se puede’ al ‘sí se pudo’ con la ayuda de la meradotecnia.

Pero el meollo no está en el discurso  que se echó en solitario con fondo del Angel vacío, sin gente –¿mal presagio?–, sino en las alineaciones que envía a la cancha, en donde, para satifacer egos, ante Uruguay prefirió mandar a los viejitos que ya deberían estar tramitando sus credenciales del INAPAM que ayuda a los adultos mayores. En la parte inicial de ese partido mandó a los más lentos, cuando se trataba de imprimirle velocidad al ritmo de juego, según los expertos.

Criticaron también que sostener  al ‘Guille’ todo el juego, pese a ser una ‘papa’ frente a la portería, y sacar para la segunda parte a Andrés Guardado cuando había sido lo mejor del primer tiempo, sólo se le ocurre a quien no está en lo suyo, quizá por andar soñando en su futuro inmediato de irse a España o donde sea. Ojalá este domingo ponga a Guardado y desista de alinear a Franco frente a Argentina, porque si no las malas lenguas se van a soltar, y feo.

Es cierto que México es un país engañado por sus gobernantes y donde hay carencia de líderes y muchas cosas, por lo que aficionados y fanáticos ven en el futbol la posibilidad de un triunfo y se proyectan en esa victoria como si fuera propia.  Lo que no se vale es que los dueños de ese gran negocio se aprovechen del fanatismo y del intenso deseo de triunfo de los mexicanos, a sabiendas que su pasión, su esperanza y ensoñación los hace fácil presa de la mercadotecnia y acaban creyendo de veras en el ‘sí se puede’.

Millones de mexicanos quedaron decepcionados por la actuación del Tri en el partido ante Uruguay, donde los pronósticos daban ganador a la escuadra nacional porque había derrotado al subcampeón Francia. Pero el juego ante los uruguayos dejó un amargo sabor de boca en los aficionados, a pesar de que la gente sabe de los intereses que hay en la mafia del futbol. La culpa se la echaron, toda, a Javier ‘Aguille’.

Jugadores y  aficionados saben que en la cancha no sólo hay que enfrentar al rival sino a un arbitraje que obedece las órdenes supremas de la FIFA, emporio que auspicia los mundiales y que busca hacer ganar a los equipos que quiere que ganen, por lo cual los silbantes no paran de anular goles, perdonar faltas o señalar como malas muchas buenas jugadas, para decepción y berrinche de los apasionados fanáticos.

Por todo ello y muchas otras cosas que se suelen ocultar, no todo es armonía, satisfacción ni felicidad entre quienes integran las famosas selecciones nacionales. Esto quedó de manifiesto en el equipo de Francia, donde los jugadores dieron un vergonzoso espectáculo antideportivo, pero sus razones tenían. Los yerros del técnico de ‘les bleus’ fue el meollo. En el seleccionado mexicano las cosas andan por el estilo.

Esta vez, ante Argentina, estará en juego la eliminación del Tri en el Mundial de Sudáfrica o su avance a la siguiente ronda. Mucho podría lograrse si el técnico se quita de sandeces y necedades y el equipo en general deja de andar en la cancha, como en el juego ante Uruguay, en la ‘güeva total’, como le diría Fox a los legisladores.

Por lo pronto el futbol se impone este fin. Ojalá el momento de gloria llegue para el seleccionado de México, a pesar de Javier ‘Aguille’. El juego será a ganar. No hay de otra.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.