Si gana AMLO irá contra la corrupción

PAULINO CÁRDENAS

Andrés Manuel López Obrador dio a conocer ayer en el zócalo de la ciudad de México su programa con el que buscará contender en las elecciones del 2012 nuevamente en busca de la Presidencia de la República como lo hizo en 2006, pero esta vez, dijo, ‘además de ganarle otra vez a la mafia del poder, vamos a hacer que se respete la voluntad de nuestro pueblo’. Enfatizó: “Con orgullo podemos decir que ya tenemos una organización nacional y un proyecto para renovar la vida pública de México”.

Afirmó que en estos últimos cuatro años, “entre todos hemos aprendido a conocer mejor la realidad nacional y hemos llegado a la conclusión de que los graves y grandes problemas del país, se han originado por el predominio de una minoría rapaz que se ha venido apoderando de todo, sin que le importe el sufrimiento del pueblo y el destino de la nación. 

Este grupo de 30 potentados es el responsable de la actual tragedia nacional y del estallido de odio, resentimiento, inseguridad y violencia que padecemos”.

Dijo que “por su ambición desmedida, han provocado la ruina en las actividades productivas del campo y la ciudad, han obligado a los mexicanos a buscarse la vida en la economía informal, nos han convertido en el país que más mano de obra exporta al extranjero, han llevado a la pobreza y a la desesperación a millones de mexicanos, han cancelado el futuro de los jóvenes y a muchos los han empujado a tomar el camino de las conductas antisociales”.

Indicó que la única salida que existe para establecer una auténtica democracia, un gobierno del pueblo y para el pueblo,” es derrotar a la oligarquía en el terreno político y de manera pacífica. “En eso estamos empeñados millones de mexicanos”, expresó. Esa es la razón de nuestro movimiento”. Convocó a indígenas, campesinos, maestros, estudiantes, obreros, comerciantes, trabajadores informales, empresarios, migrantes, profesionistas, intelectuales, a hombres y a mujeres de buena voluntad, a luchar juntos por la transformación del país.

Dijo que a consecuencia de la política antipopular y excluyente que sólo beneficia “a los de mero arriba”, es el hecho de que en los últimos tiempos, alrededor de 50 mil familias de clases medias y altas, sobre todo de los estados del norte, se han visto en la necesidad de irse a vivir a Estados Unidos ante la inseguridad y la violencia que, lamentablemente, prevalece en casi todo el territorio nacional. 

Para revertir esta decadencia y dar nueva viabilidad a la nación, no hay más remedio que llevar a cabo una renovación tajante en todos los órdenes de la vida, puntualizó.

Dijo que la única salida que existe “es derrotar a la oligarquía en el terreno político y de manera pacífica, para establecer una auténtica democracia, un gobierno del pueblo y para el pueblo. En eso estamos empeñados millones de mexicanos. Esa es la razón de nuestro movimiento. Además, tenemos claro lo que se tiene que hacer para llevar a cabo la transformación del país”.

Habló de las decisiones que se tomarán “y lo que haremos al triunfo de nuestro movimiento para lograr el renacimiento de México”. Dijo que “en primer lugar, rescataremos a las instituciones y las pondremos al servicio del pueblo y de la nación. El Estado dejará de ser un simple comité al servicio de una minoría y habrá una nueva legalidad”.  No hay realmente un Estado de Derecho. Los ministros de la Corte están al servicio de la mafia del poder, enfatizó.

Puntualizó que para que se imparta justicia en beneficio del pueblo, “promoveremos una reforma constitucional para elegir democráticamente a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y convertir al Poder Judicial en un auténtico faro de la ley”. Indicó el tabasqueño que también se democratizarán los medios de comunicación.Habrá competencia y se garantizará el derecho a la información, enfatizó.

Manifestó que se recuperarán las riquezas y los bienes públicos que han sido concesionados ilegalmente, a través de acuerdos, reglamentos o leyes secundarias que, en ningún caso, pueden estar por encima del principio constitucional que señala el dominio directo de la nación sobre los recursos naturales del país. Dijo que este procedimiento se aplicará en los casos de la minería, la industria eléctrica y el petróleo. “Acabaremos con la corrupción imperante. Habrá un gobierno honesto y austero. Se reducirán a la mitad los sueldos de los altos funcionarios públicos y se terminarán el derroche y los privilegios de la alta burocracia”

En materia económica, dijo, todos los esfuerzos se orientarán a impulsar la actividad productiva y la creación de empleos. Señaló que “se rescatará al campo del abandono; se producirán en México los alimentos para dejar de importar lo que consumimos. Se construirán tres grandes refinerías. Se cumplirá el objetivo de no vender un sólo barril de petróleo crudo al extranjero para procesar aquí la materia prima y elaborar gasolinas y productos petroquímicos. El sector energético será palanca del desarrollo nacional para crear empleos e industrializar el país, reduciendo el precio de las gasolinas, el diesel, el gas y la luz”

En fin, que el tabasqueño habló de todo lo que haría a partir del 2012, si llegara a ser Presidente de México. ¿Se lanzará por la libre?.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.