IFE: Cobija su fuero a Felipe Calderón

PAULINO CÁRDENAS

Felipe Calderón no será sancionado por haber violado la legislación electoral al salir al aire el 15 de junio con un spot sobre seguridad,  fecha en que ya no debía hacerlo por ser tiempo de veda electoral, faltando unas semanas para las elecciones del pasado 4 de julio. Por ello, se teme que nada impedirá que el Presidente vuelva a transgredir la legislación electoral en los períodos de campaña para los comicios del 2011 y sobre todo para las elecciones presidenciales del 2012. Lo cobija el fuero y nadie cree que haya modificación en el Congreso al respecto.

Por su parte la Secretaría de Gobernación consideró que el Instituto Federal Electoral abusó de su autoridad y no puede sancionar a por violar la ley electoral. Argumentó que su condición de Presidente de la República lo exime del deber jurídico de ser emplazado y llamado a cuentas por violar la Ley Electoral. Esto, aunque todo servidor público, por alta que sea la jerarquía que ostente, debe ajustar su actuación a lo dispuesto en la legislación respectiva, pero el mandatario goza de la inmunidad que le otorga el artículo 108 de la Constitución.

Resulta obvio que lo que pretende el gobierno panista es ignorar la ley electoral y a sus autoridades, para llegar a los comicios con un IFE cuestionado públicamente y sometido a sus designios. Al no haber respetado las reglas de juego electorales, el mandatario panista trastocó la legalidad y equidad de las contiendas al mandar al aire  su spot en materia de seguridad, por lo cual el PRI gestionó un procedimiento de queja ante el IFE, pero no le dieron entrada con el argumento de que la Constitución determina que el Presidente solamente puede ser sancionado por delitos graves o por traición a la patria.

A esta conclusión se llegó después de un largo debate celebrado la semana anterior, en el que el Consejo General de ese Instituto resolvió que, aunque el presidente Calderón violó la ley electoral al transmitir en cadena nacional un mensaje con “propaganda institucional” cuando no debía, resultaría  improcedente imponerle alguna sanción.

El IFE determinó que su spot “sí constituye propaganda institucional o gubernamental”, ya que si bien se le reconoce un carácter informativo, el legislador trata de erradicar, a partir de la reforma electoral de 2007, que los ciudadanos reciban “influencias externas con las que se puedan violentar los principios de imparcialidad y legalidad en la contienda electoral”.

A principios de julio, el PRI presentó una queja ante el IFE contra el Presidente Felipe Calderón por considerar que los mensajes presentados el 15 de junio son el spot sobre seguridad,  y el primero de julio para anunciar el crecimiento del empleo, violaba la Constitución, porque fueron usados para buscar un impacto electoral favorable al partido en el Gobierno.

Señalaba el tricolor en su denuncia que “lo más grave de todo es que de esta manera, vuelve a violentar la instrucción de la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Federal Electoral por la que se ordena al Ejecutivo Federal se abstenga de hacer promoción gubernamental contraria a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

De nada había servido el anuncio del entonces secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont haber dizque formalizado y ofrecer ‘insitucionalidad’  en los protocolos de seguridad entre el gobierno federal y los de Chiapas, Chihuahua, Hidalgo, Sinaloa, Tlaxcala, Zacatecas, Baja California, Durango, Puebla, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz, si Calderón no respetó lo dispuesto por el IFE.

Pero ni siquiera ese abuso de autoridad permitió influir como lo habían considerado sus asesores en comunicación, en las elecciones del domingo 4 de julio. La decisión de sancionar a Calderón estaría fundada en el Artículo 41 constitucional el cual prohíbe a cualquier funcionario, órgano de gobierno, poderes federales, estatales y cualquier otro ente público a que, una vez iniciadas las campañas y hasta la conclusión de la jornada electoral, se difunda propaganda gubernamental.

La Secretaría de Gobernación enseguida respondió que el IFE se extralimitó, censuró e invadió las facultades del Ejecutivo federal al resolver que violó la norma electoral con la difusión de su mensaje en cadena nacional sobre seguridad el 15 de junio, lo cual no fue aceptado por el consejero presidente Leonardo Valdez.

Señaló que la resolución sobre la violación del presidente Felipe Calderón a la Ley Electoral fue apegada a la Constitución, por lo que pidió que cualquier diferencia se resolviera por los cauces legales y con un diálogo respetuoso. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que el presidente Calderón debería informar al IFE su participación en la divulgación de spots cuando no debió hacerlo, a fin de esclarecer su probable responsabilidad en actos violatorios de la Constitución.

La sala superior del TEPJF concluyó que con base en los artículos 341, 347 y 368 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, cualquiera de las autoridades o servidores públicos de los Poderes de la Unión es sujeto de responsabilidad administrativa electoral. Pero el Presidente de la República tiene inmunidad.

De cualquier forma, aunque el presidente Calderón haya violado la legislación respecto del las campañas electorales del 2010, no será sancionado. Y bien pudiera volver a violar los dispuesto para los períodos electorales del año próximo, y del 2012. Mientras no se legisle para acotar el fuero presidencial, nada se lo impediría. Nadie cree que haya modificación en el Congreso al respecto.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.