Muere Coronel; no presentan evidencia

PAULINO CÁRDENAS

La noticia dada a conocer el jueves por la tarde sobre la muerte de Ignacio ‘Nacho’ Coronel Villarreal, de 56 años, uno de los hombres más cercanos a Joaquín Guzmán Loera alias ‘El Chapo’, líder del cártel de Sinaloa, el más influyente de México, como que no convenció a todos de su veracidad porque las autoridades militares no presentaron evidencias del hecho el cual tuvo lugar en el fraccionamiento Colinas de San Javier, del municipio de Zapopan, Jalisco. En la acción, según se informó, también habría muerto un militar y otro más habría sido herido.

Por la noche un alto funcionario de la Secretaría de la Defensa Nacional confirmó oficialmente la noticia que desde la tarde de ese día había empezado a circular como rumor por todo México. Incluso se  creyó que sería el propio titular de la Defensa, el general Guillermo Galván Galván, quien ofrecería la conferencia de prensa en las instalaciones de esa dependencia ubicada en la colonia Lomas de Sotelo de la ciudad de México. Pero no fue así.

Fue el subjefe operativo del Estado Mayor de la Defensa Nacional, el general Edgar Luis Villegas, quien confirmó los rumores y leyendo un escueto comunicado dijo que el famoso capo había muerto abatido por las balas de los militares, al resistirse a su detención en un operativo ‘de precisión’ que tuvo lugar en una lujosa colonia de Zapopan, suburbio conurbado con Guadalajara, la capital de Jalisco.

Sin embargo, el jefe militar no presentó ninguna imagen ni del enfrentamiento ni del cadáver de ‘Nacho’ Coronel, quien era buscado hacía años por las autoridades norteamericanas y por quien ofrecían a quien diera informes sobre su paradero, una recompensa de 5 millones de dólares. El jefe militar tampoco dio detalles del operativo que se inició alrededor de la una de la tarde y que terminó unas cinco horas después.

Por eso,  mucha gente se quedó con la duda si de veras habría muerto el famoso capo. El pasado mes de diciembre, un comando de élite de la Marina-Armada de México dio muerte en un departamento de un lujosos condómino de Cuernavaca, Morelos, a Arturo Beltrán Leyva, conocido con el alias de ‘El Barbas’ o como el ‘Jefe de Jefes’. Era el líder del cártel de Los Beltrán Leyva y fue abatido también durante un operativo similar.

Sólo que en esa ocasión, alguien se encargó de difundir fotografías del capo ya muerto que publicaron varios medios impresos, donde este otro jefe narcotraficante aparecía con los pantalones bajados, rodeado de billetes. ¿Por qué le bajaron los pantalones al cadáver de Arturo Beltrán Leyva? ¿Por qué le pintaron en su cazoncillos un número tres? ¿Por qué en su torso y su barriga le colocaron billetes ensangretados y joyas? ¿Quién tomó las fotografías y las envió a los medios?

De otro lado, hay quienes recuerdan que la desaparición del ‘Jefe’ Diego Fernández de Cevallos aquel viernes 14 de mayo habría estado, en la imaginaria, vinculada con la supuesta detención un día antes de ‘Nacho’ Coronel que, según versiones periodísticas, su captura había sido en un operativo también a cargo del Ejército, justamente en Zapopan, Jalisco, como dicen que sucedió el pasado jueves. En aquella ocasión, la versión de la detención de Coronel dio lugar a que una de las hipótesis señalara que el secuestro del polémico panista había sido, entre otras cosas, para hacer un ‘canje’ con el capo supuestamente detenido aquella vez, 13 de mayo.

Las autoridades que debieron indagar la desaparición forzada del ex senador y ex candidato presidencial, anunciaron que se retiraban del caso a petición de los familiares de Fernández de Cevallos, igual que hizo Televisa el lunes 17 de mayo en el noticiero de Joaquín López Dóriga. Ante la falta de información oficial, una versión aparecida en el diario Reforma aseguró que familiares del ‘Jefe’ Diego se habrían comunicado con el general retirado Mario Arturo Acosta Chaparro.

Este personaje fue baleado por unos desconocidos la noche del martes 18 de mayo pasado en la ciudad de México. “Allegados al militar confirmaron que el polémico general fue contactado el lunes por la familia de Fernández de Cevallos para involucrarse en el caso”, señalaba aquella nota de primera plana del mencionado diario. Todas aquellas hipótesis se fueron diluyendo con el tiempo, incluída la última versión de la foto que circuló en las redes sociales y que en su programa de radio José Cárdenas la semana anterior le dio una amplia cobertura.

A querer o no muchos vuelven a conectar el caso del ‘Jefe’ Diego y de ‘Nacho’ Coronel, quien hace no mucho fue considerado por la revista Proceso como un capo en ascenso y que ya estaba en condiciones de formar su propio cártel, en virtu de que dominaba gran parte del tráfico de metanfetaminas del cártel de Sinaloa hacia Estados Unidos. Se le atribuye el dominio del tráfico de drogas en los estados de Jalisco, Colima, Nayarit y parte de Michoacán.

Coronel era discípulo directo del ‘Señor de los Cielos’, Amado Carrillo Fuentes. Todos recuerdan que este último personaje del mundo del narcotráfico que alcanzó fama internacional, un día se sometió a una intervención quirúrgica y se dice que murió durante la operación, en 1997. Hoy, según la versión oficial, uno de sus más adelantados alumnos ha muerto. Aunque no se ofrecieron pruebas de ello. Pero, si así fue, alguien tendrá que cobrar los 5 millones de dólares. Pregunta enajenante al calce: ¿Estará por aparecer el ‘Jefe’ Diego?

Anuncios

Los comentarios están cerrados.