¿Y el caso del ‘Jefe’ Diego, cuándo?

PAULINO CÁRDENAS

Cuando el secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, presumía con los reporteros los detalles del rescate de dos camarógrafos que fueron víctimas de una desaparición forzada junto con dos periodistas en Durango por supuestos sicarios ‘del Chapo’, según se adelantó a decir el funcionario, un reportero le inquirió que si él y su corporación había demostrado tanta eficiencia en este caso, por qué en el de Diego Fernández de Cevallos no.

Dicen los que ahí estaban que ante la lógica pregunta, el funcionario hizo mutis, sonrió y dio por terminada una charla con periodistas. Esto sucedió al término del llamado ‘Diálogo por la Seguridad’ celebrado en el Campo Marte. La preunta hizo recordar lo que es cierto, que hasta ahora sigue sin divulgarse algún pronunciamiento oficial sobre el secuestro del ‘Jefe’ Diego, aunque corren insistentes versiones de que ‘pronto’ podría quedar liberado, después de desaparecido ‘Nacho’ Coronel, allegado al ‘Chapo’ Guzmán.

Porque quiérase o no, hay quienes ligan su supuesta muerte, con la pronta aparición del controvertido litigante. A raíz de que se suspendieron las indagatorias por parte de las autoridades competentes para saber el paradero del panista, se dice que a petición de la propia familia, empezaron a desatarse innumerables especulaciones en torno a quién o quiénes pudieron haber cometido el secuestro y qué habría detrás del mismo.

Muchos suponen que no sólo fueron razones de dinero. En eso coinciden amigos y abogados muy allegados a Fernández de Cevallos. Dicen los estudiosos de su trayectoria que en este sexenio este personaje estaba moviéndose con recobrada fuerza. El ‘Jefe’ Diego no simpatizaba con el panismo que ha sido manejado por el presidente Calderón desde Los Pinos apartándose de los principios que le dieron vida a ese partido.

A las pocas horas del secuestro del panista, al parecer sucedido el viernes 14 de mayo por la noche, se supo que García Luna había logrado localizar el número de una llamada hecha por uno de los captores, lo que motivó la advertencia de estos al propio funcionario de que si no cesaba su pesquisa, matarían al controvertido político y litigante. Se presume que el recado iba acompañado de la primera fotografía con un mensaje a su familia que circuló por las redes sociales del panista con los ojos vendados y el torso desnudo.

El mismo día de su secuestro, corrió la noticia de la supuesta captura de ‘Nacho’ Coronel por un comando militar en Zapopan, Jalisco, sucedida horas antes de la desaparición forzada del panista. Aquel mismo viernes 14 de mayo había trascendido que tras un operativo militar “podría estar detenido” Coronel Villarreal, allegado a Joaquín “El Chapo” Guzmán. Se especuló que la intención era intercambiar a Fernández de Cevallos por Coronel. Pero hubo mutis oficial y mediáticamente la versión empezó a diluírse.

El 25 de julio circuló otra foto del panista por las mismas redes sociales, supuestamente enviada por los mismos “misteriosos desaparecedores’ en la que, igual, con los ojos vendados y el torso desnudo, se le veía sosteniendo una revista Proceso con fecha 23 de mayo en la que aparece su rostro en la portada. Ese envío traía otro mensaje de Diego a su familia con fecha 10 de junio.

Pero los supuestos captores anexaron un comunicado con fecha 20 de julio, donde señalaban, entre otras cosas, que “los órganos de inteligencia (del gobierno mexicano) siguen sin pistas sobre el lugar donde se encuentra el incómodo desaparecido”, lo que hace suponer a algunos que el panista pudiera estar confinado en otro país mientras  terminan la negociaciones.

El jueves 29 de julio se dio a conocer, sin que mediara prueba de ello, que ‘Nacho’ Coronel, allegado al líder del cártel de Sinaloa, había resultado muerto al resistirse a ser capturado por el Ejército en un operativo militar efectuado en una de sus casas ubicadas en Zapopan, Jalisco, donde se dice que había vivido más de diez años sin ser molestado por autoridad alguna.

Hay quienes creen que después de eso, no tardará en aparecer el ‘Jefe’ Diego. Y de paso, es evidente que se quiere crear la ‘percepción’ de que la guerra contra los capos del crimen organizado y de las mafias del narcotráfico es pareja, es decir, que también incluye al cártel del ‘Chapo’.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.