Acabó arrumbado el Coloso del Zócalo

PAULINO CÁRDENAS

El famoso y monumental Coloso que cada mexicano le halló parecido a X personaje del presente o del pasado, el cual causó sensación, sorpresa y admiración la noche del ‘Grito’ en la Plaza de la Constitución, reposa olvidado en un predio junto a diversos carruajes alegóricos que se utilizaron en el suntuoso desfile con el que se conmemoró el Bicentenario de la Independencia con un costo multimillonario, festejo que buscaba lograr la ‘unidad’ de los mexicanos aunque fuese efímeramente.

Lo anterior lo dio a conocer con imágenes el noticiario de Hannia Novel en su espacio Informativo 40 Tercera Emisión del 17 de septiembre, quien antes de dar paso al breve reportaje comentó: “El Coloso que fue la sensación la noche del Bicentenario se encuentra al aire libre, con la lluvia y en el olvido, en una de las bodegas de la SEP en Eje Central. También están en estas condiciones los principales carros alegóricos que formaron parte del desfile del Bicentenario”.

Con más de 20 metros de altura y casi ocho toneladas de peso, sus autores, Jorge Vargas y Juan Carlos Canfield dijeron que su deseo era que su obra estuviera en algún lugar especial, pero nunca se imaginaron que al día siguiente de su presentación en sociedad en vivo y a todo color en cadena televisiva internacional, habría terminado tirado en el suelo de un predio, partido en varios tramos, en espera quizá de que alguien se apiade de él y lo rescate.

Al Coloso del Zócalo muchos le vieron parecido a Jesús Marverde, el capo de la época revolucioanria que después de muerto se ha convertido en el santo-guardián de narcotrficantes; a Luis Donaldo Colosio, a Vicente Fernández y, sobre todo, al traidor huertista Benjamín Argumedo, cuyas facciones son casi idénticas a las de la estatua que existe de este personaje. A otros les pareció que era la representación del Coloso de Atenco porque en su diestra aparecía una especie de machete trunco.

Un reportaje publicado en el diario Excélsior el 23 de agosto pasado refiere que la estatua es, en efecto, el rostro de Argumedo. “Elaborada en poliuretano por la Casa Canfield, la escultura que busca transmitir “el concepto de la reconstrucción del pasado”, ha sido creada con base en la fisonomía y el rostro de Benjamín Argumedo, quien combatió a Pancho Villa y murió fusilado en 1916″, escribió Luis Carlos Sánchez.

Argumedo fue un contrarrevolucionario que reconoció la usurpación de Victoriano Huerta luego del asesinato de Francisco I. Madero; fue enemigo de Francisco Villa y traicionó a Emiliano Zapata. La Secretaría de Educación Pública alegó que el Coloso usado la noche del 15 de septiembre en el zócalo capitalino no es ningún personaje en especial y no tiene nombre ni apellido.

En el reportaje presentado por Canal 40 del pasado día 17 en el noticiario que inicia a las 19 horas, se aprecian imágenes en las que se ve al blancuzco Coloso partido en varios tramos, tirado en un suelo terroso en donde al fondo solo se ve una hilera de árboles. En otra toma de la nota del reportero Marco Antonio Coronel, se aprecia lo que fueron los carros alegóricos en los que se presentaron diversos temas de fantasía al estilo de las suntuosas producciones del Cirque du Soleil canadiense y de Disney World estadounidense.

Habrá que ver si el Coloso de Atenco o como se le quiera llamar, acabará siendo reciclado –acaso con charreteras y su carabina 30-30 para aparecer ahora como Emiliano Zapata–, con motivo de los festejos del Centenario de la Revolución que ahí vienen o si se quedará de plano tirado en el suelo y olvidado para siempre en plena intemperie.

Por lo pronto, la UNAM, al cumplir sus 100 años, demostró que se pueden hacer conmemoraciones solmenes, con el aporte de propuestas serias para el futuro del país y sin caer en gastos onerosos, como sí fue el caso de las fiestas del Bicentenario de la Independencia en las que el gobierno federal cayó en la tentación de dilapidar dineros que tanta falta le hacen a miles de familias pobres en el país y a los damnificados que ha dejado sin nada la furia de la naturaleza.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.