El ‘sí pero no’ de Calderón

PAULINO CÁRDENAS

No es coincidencia, simplemente es convencimiento. Ni el presidente Felipe Calderón ni su secretario de Salud tienen claro si podrá lograr el PAN seguir en Los Pinos en el 2012. En ambos subyace el convencimiento de que el sucesor en Los Pinos pudiera provenir de las filas del tricolor, aunque para simularlo el mandatario panista haya dicho que “eso está por verse”. Un ‘sí pero no’ que ha empezado a causar malestar en las filas panistas y que sin duda será aprovechado por la disidencia albiazul.

Sus declaraciones las hizo Calderón en Los Pinos a medios radiofónicos, en otra estrategia mediática que le prepararon sus asesores y en los que empezó a tratar de explicar y explicarse lo que parece inminente. Pero no sólo habló del posible regreso del PRI a Los Pinos sino también de las alianzas. Aceptó que “quizá esa sea la tedencia” pero también reconoció que las alianzas dificultan la acción de gobernar. “Concretamente no me siento cómodo con esa dualidad”.

Añadió: “Definitivamente, es algo muy complejo que dificulta enormemente la tarea de gobernar, sobre todo porque ni las alianzas electorales se traducen en apoyos legislativos consistentes, ni tampoco los acuerdos legislativos se traducen muchas veces en comportamientos pues más o menos adecuados o equitativos en los procesos electorales, sobre todo en los ámbitos locales”.

Uno de los periodistas a los que concedió entrevista fue a Pablo Hiriart del grupo Imagen, con quien también habló de la segundas vuelta electoral. Señaló que a su juicio esta opción sería mejor que las alinazas. “Es un mecanismo que me sigue pareciendo más interesante, yo creo que eso es más sano que el mecanismo de integración de alianzas electorales por oposición o por reacción”, señaló.

A las declaraciones de Calderón siguieron las de su secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos, panista guanjuatense quien también puso en duda que el PAN pudiera seguir gobernando a nivel federal y en los etados en donde habrá relevo de mando y en los que el PAN gobierna. Dijo que para ganar la Presidencia de la República en el 2012 se requiere que no haya divisiones internas en el PAN e hizo un llamado a sus compañeros de partido a “no dormirse” y recordar que la marca no se vende sola.

Mencionó el funcionario  -quien encabeza la lista de candidatos panistas para ocupar la guernatura de su estado- que no está descubriendo el hilo negro al señalar que se podría perder Guanajuato en el 2012, de fracturarse el PAN. Señaló que la causa principal que un partido pierda las elecciones es el divisionismo externo, “y nosotros lo acabamos de vivir el año pasado”.

Córdova Villalobos fue entrevistado al término de la clausura de la décima Semana Binacional de Salud, en donde el fincionario hizo hincapié en que “esta recesión nos debe llevar a fortalecer al Partido Acción Nacional en sus estructuras internas y reforzar la proyección del partido a la sociedad” (…) Y “no nada más 15 días antes de la elección; esto se tiene que dar a través del cumplimiento de las promesas de campañas, de la realización de logros y acciones a favor de la ciudadanía”

¿Hay riesgos de que el PAN pierda la presidencia en el 2012? Le preguntó un reportero. Córdova respondió: “Yo creo que todavía es muy temprano para poder presagiar la pérdida de la gubernatura de Guanajuato o la Presidencia de la República, pero lo que sí es claro es que hay que trabajar y mantenerse unidos, si no el panorama estará muy complicado”.

Ambos comentarios, el del presidente Calderón y el de su secretario de Salud, han provocado no sólo inquietud entre los panistas de alcurnia sino malestar entre las propias filas del partido albiazul, que ven desde ahora que no hay el convencimiento de ánimo que debería haber, principalmente por parte de quien maneja de hecho los destinos del PAN desde Los Pinos, con miras al 2012. Esa ambivalencia del ‘sí pero no’, causará revuelo, sobre todo entre el panismo disidente.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.