No sólo en la CFE hay corrupción

PAULINO CÁRDENAS

No solamente en la CFE se han dado casos de corrupción vía sobornos como el que ha salido nuevamente a la luz pública de Néstor Félix Moreno Díaz, hasta hace muy poco jefe de Operación de esta paraestatal, quien siendo en 1998 coordinador de Proyectos de Transmisión y Transformación de la CFE fue inhabilitado por diez años para ser funcionario público, por irregularidades cometidas. No obstante, nunca dejó el cargo. ¿Por qué? pregunta el ingenuo.

Esas prácticas se dan de hecho en todas las dependencias del sector público, sólo que no siempre se ventilan a la luz pública, excepto algunas que trascienden por investigaciones, como la que realizó Ana Lilia Pérez en su libro ‘Camisas Azules, Manos Negras. El saqueo de Pemex desde Los Pinos”, en el que señala que en las administraciones del ex presidente Vicente Fox y del actual jefe del Ejecutivo, Felipe Calderón, se han tolerado y facilitado negocios ilegales ejecutados por militantes blanquiazules y diversos empresarios del país, para beneficiarse económicamente de Petróleos Mexicanos.

No es pues sólo el caso de la CFE en donde ha privado el  soborno como forma de corrupción, en el que hace unos días volvió a saltar el nombre a las páginas de los medios de Moreno Díaz, quien ha estado protegido por el sagrado manto de la impunidad. En el año 2000,  junto con otros funcionarios de CFE, fue también denunciado por un quebranto de 16.2 millones de pesos, pero tampoco pasó nada.

Dos años después diputados del PAN denunciaron que ese mismo funcionario era propietario de SEPAC-SENSA Control Digital SA de CV por medio de un prestanombres. Fue acusado de estar involucrado en ilícitos de esa empresa contra la CFE y porque la empresa SENSA, del mismo Moreno Díaz, había cobrado millones de pesos con contratos de la CFE.

Se dice que uno de los panistas que participaron en sesión de la denuncia fue José Francisco Blake Mora, amigo cercano del también diputado federal en ese entonces, Felipe Calderón. No se castigó a Moreno Díaz. Al contrario, lo premiaron ascendiéndolo a Subdirector de Generación de la CFE. Esto sucedió siendo presidente Vicente Fox;  Alfredo Elías Ayub era director de la CFE, mismo cargo que ocupa hasta la fecha.

No obstante los antecedentes de Moreno Díaz, en el año 2007 Elías Ayub y Georgina Kessel lo nombran Director de Operaciones de CFE. En días pasados el periódico Reforma sacó la información de los sobornos a este sujeto que ha tenido la habilidad de  ‘convencer’ a sus superiores de tener virtudes que la justicia de los Estados Unidos no le vio, a raíz de una confesión hecha por un ex directivo de la empresa suiza ABB.

En agosto de este 2010 una corte de California inició un jucio contra la empresa Azusa por haber sobornado a Néstor Moreno Díaz con un yate de casi 2 millones de dólares, un automóvil Ferrari de casi un tercio de millón de dólares y cientos de miles del dólares en efectivo a cambio de contratos de CFE.

Sospechando que vendría otro escándalo mediático, el pasado 14 de septiembre le fue solicitada la renuncia al funcionario ‘ejemplar’. En la misma fecha se dio el relevo del contralor interno de esa paraestatal, Rubén López Magallanes, quien estuvo al frente del órgano interno de control de CFE dos años quien, como dato curioso, previamente había estado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Queda visto pues que el problema de la corrupción y la impunidad no han sido privativos del PRI en sus más de 70 años en el poder sino también del PAN-gobierno en apenas diez años que lleva al frente del mando federal. ¡Y Fox que hablaba de ‘cambio’! Sería cambio, pero de estafeta solamente porque las cosas siguen igual. O peor.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.