Fuerzas Armadas en raros asuntos

PAULINO CÁRDENAS

El Ejército, junto con la Marina y la Policía Federal, se han aplicado a últimas fechas en asuntos raros, por decir lo menos. Un caso fue el episodio que protagonizó la semana pasada el hijo de Diego Fernández de Cevallos, David, quien para ‘recuperar’ a dos de sus hijos por tener supuestamente su custodia, tuvo el apoyo de elementos del Ejército, la Armada y la Policía Federal, según denunció su ex esposa Ximena Marín-Foucher.

¿En aras de qué un civil puede obtener el apoyo de las Fuerzas Armadas para un evento de carácter administrativo? ¿Acaso de trataba de un asunto federal? El hecho sucedió en Chetumal, Quintana Roo. En un video subido a Youtube se observa la presencia policiaca y una camioneta blanca, en la cual los menores fueron trasladados, presuntamente, para sacarlos de la isla. En el video se incrimina al Ejército y a la Armada.

Se observa en la penumbra a dos vehículos que se retiran, al parecer de la Policía Federal y la Marina. En primer plano se ve a un hombre que grita: “Yo soy el padre de la señora. David Fernández de Cevallos y su hermano Rodrigo se están robando a los hijos de mi hija Ximena. Yo soy el abuelo. Este cabrón tiene todas las demandas”.

La Secretaría de la Defensa Nacional difundió un comunicado en el cual negó haber participado en la presunta diligencia judicial. ¿Y lo que se vio en el video que se estuvo difundiendo? ¿Hay que creerle o no a los videos difundidos por las redes sociales? Porque el otro caso es el del hermano de Patricia González la ex procuradora general de Justicia de Chihuahua, Mario González, en el que hace graves revelaciones que se han quedado en el limbo.

Por lo pronto, David Fernández de Cevallos, hijo del ex senador del PAN Diego Fernández de Cevallos –secuestrado desde el 14 de mayo–, fue demandado ante la Procuraduría de Justicia de Quintana Roo por ataque armado, lesiones con violencia, allanamiento, agresión y plagio de los niños Diego Manuel de cuatro años y David de uno y medio, según la averiguación previa 1656/2010.

Otro caso en donde el Ejército se aplicó para prestar sus servicios sucedió en Tijuana, Baja California, en donde efectivos militares liberaron en un operativo a tres mujeres que se encontraban privadas de su libertad en esta ciudad. Las víctimas son tía, prima y sobrina de Ismael ‘El Mayo’ Zambada, segundo hombre fuerte del cártel de Sinaloa que comanda Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, de acuerdo con una fuente castrense.

Las mujeres habían sido secuestradas a su arribo al aeropuerto internacional de aquella ciudad fronteriza hace unos 20 días por una célula del cártel de Tijuana, que lidera Fernando Sánchez Arellano, alias ‘El Ingeniero’. El rescate se dio durante un operativo militar implementado tras un denuncia anónima que informó sobre la casa de seguridad del crimen organizado la tarde del sábado anterior, confirmó la fuente.

Ambos asuntos, el de Chetumal, y el de Tijuana, llaman la atención. En el primero la gente se pregunta: ¿Cualquier hijo de vecino puede pedir la ayuda de las Fuerzas Armadas para ser apoyado en sus cuitas y desencuentros maritales como lo hizo Diego, el hijo del ‘Jefe’ Diego, según acusa su ex esposa? ¿Si es usurpación de funciones por qué no se investiga y se deslindan responsabilidades, pero en serio?

La otra es: ¿Para quiénes trabajan las Fuerzas Armadas? De por sí las malas lenguas hablan de que en el combate al narcotráfico Felipe Calderón y su caballero de armas, Genaro García Luna, le han dado golpes a las bandas del narcotráfico, menos a una, precisamente la del ‘Chapo’ Guzmán. Empero, el caso de la liberación de las familiares de ‘El Mayo’ Zambada, segundo hombre fuerte del cártel de Sinaloa, llama a sospecha.

Y no es que sus familiares no tengan derecho a ser liberadas, sino el punto es que hay secuestrados que desde hace tiempo ahí siguen, plagiados. El ‘Jefe’ Diego es uno de ellos. En este caso nadie se ha aplicado, ni el Ejército, ni la Armada ni la Policiía Federal; al contrario, ha habido una grave omisión de las autoridades para investigar. ¿Por qué con unos casos sí se atienden con tanta eficacia y eficiencia y otros no?

Anuncios

Los comentarios están cerrados.