No hablen mal de México

PAULINO CÁRDENAS

El presidente Felipe Calderón debe estar entre los mexicanos más ofendidos porque un trío de mediocres conductores en el programa Top Gear de televisión sobre el tema de autos que se transmite por la BBC de Londres, se lanzaron a criticar a los mexicanos. Agarraron de pretexto un auto de fabricación mexiquense para decir que, si estaba hecho en México, entonces debía llamarse ‘tortilla’, y padecer los mismos males que adolecen y caracterizan a los mexicanos, según ellos.

Esto porque desde que asumió el cargo, el madatario panista ha venido insistiendo en que decir sólo malas noticias y no las buenas del país, causa un efecto de demolición del ánimo nacional. En más una ocasión ha referido a que “hay quienes se empeñan en proclamar que hay un enrome caos y enorme seguridad” y que lejos de eso,“hemos avanzado en la recuperación de espacios que estaban en manos de la delincuencia organizada”. ¿Qué dirá ahora de los inglesitos de porquería?

Se ha molestado el Presidente porque los criticones de siempre en México no están de acuerdo cuando él señala que “hemos mejorado las condiciones de seguridad de los mexicanos y de sus familias”, que  “estamos combatiendo eficazmente a la pobreza y la marginación” o que “somos uno de los países en el mundo que menor impacto tuvieron a consecuencia de los precios de los alimentos en su canasta básica y en la inflación”.

A la misma estrategia se ha sumado Margarita Zavala, su esposa, quien también ha dicho que “hay quienes están interesados en achacarnos responsabilidades que no son del todo nuestras”, que “hay a quienes les gusta hablar de que México es un país violento” y quienes que “viven de señalar que nada sirve” refiriéndose principalmente a los opinadores que suelen hacer críticas cotidianas o señalamientos al gobierno.

Por ello Calderón y la primera dama del país sin duda deben ser de los más enojados, ofendidos y molestos por lo que dijeron los tres inglesitos procaces en su programa, cuyas críticas han tomado tal revuelo que hay entre los apasionados nacionalistas más alebrestados quienes quieren que el gobierno hasta rompa relaciones con la Gran Bretaña.

Todo porque dijeron que los mexicanos eramos flatulentos, perezosos, inocentes, indolentes, gordos, güevones que seguíamos dormidos en un nopal, incultos y que nuestra comida es fea como vomitada con queso. Se rieron a nuestras costillas durante largo rato y en vivo, con un público que les celebró sus hijeses.

De inmediato nuestro embajador en Inglaterra, Eduardo Medina Mora, exigió una explicación de ese comportamiento xenofóbico a la cadena británica BBC de Londres. En su misiva la embajada de México consideró los comentarios “vergonzosos, inaceptables e incomprensibles” respecto a los mexicanos y su cultura.

Sin embargo, el asunto, que para algunos ha resultado sumamente ofensivo, otros lo han tomado menos a pecho ya que comentan que a veces se ven cosas peores en nuestra televisión, si no en los mismos términos, sí con el irrespeto a los entrevistados o en las telenovelas, que si bien no ofenden el nacionalismo de nadie, sí se atreven a mandar a todo público escenas de intensos ‘fajes’ que casi llegan al punto del coito como en los canales triple equis. Y ni quien diga nada.

Y es cierto también, como lo escribió Ricardo Salazar en Milenio, que en nuestra propia televisión se transmiten todos los días cosas que son violatorias de los derechos de las personas, extranjeras y mexicanas, y contra ello no hacemos nada. “En nuestra sacrosanta pantalla se pueden ver cosas que sí fomentan una desigualdad de trato que pone en desventaja a importantes grupos de la sociedad y ante ello nomás chitón”.

Por lo pronto Esteban Arce, el conductor de “Matutino Express” de ForoTv, junto con sus compañeros José Ramón San Cristobal y Enrique Muñoz, salió al quite de lo que se dijo en el programa de la BBC. Lo menos que se dijo fue que “la Reina de Inglaterra es tan fea que su marido le es infiel con un Rolls Royce”, y hablaron, con el mismo rijoso estilo de los bodrios que conducen el programa británico, además de la familia real inglesa, de los dentistas, del futbol con todo y el ‘Chicharito’, y sobre las mujeres inglesas.

Es recomendable para los más apasionados (matutinoexpress4tv.blogspot.com), sobre todo quienes se hayan sentido más ofendidos y quieran sacar su rabia riéndose. Por vía de mientras bien valdría la pena organizar una mentada general como las olas del futbol, dedicada a los tres inglesitos de mierda, Jeremy Clarkson, James May y Richard Hammond.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.