Aristegui, otra vez fuera

PAULINO CÁRDENAS

En una entrevista realizada para un especial de fin de año de Reporte Indigo, al hacer un recuento de su carrera, Carmen Aristegui hablaba sobre las decisiones dolorosas que ha tenido que tomar en su vida profesional, para poder avanzar en el intrincado mundo de la comunicación en el que el hombre domina la escena. El camino guiado por sus convicciones marcó –y sigue marcando– su vida como periodista. Hoy dará a conocer en conferencia de prensa los motivos de su salida de MVS.

Comentaba entonces que cuando Javier Solórzano y ella salieron de Grupo Imagen, por el enojo que hubo por abordar el tema del padre Maciel, por parte de Alfonso Romo que era capitalista de ese grupo, vino un rompimiento con la sociedad de la que formaban parte como periodistas, lo que provocó su salida y se marcharon “sin nada”, a pesar de haber adquirido derechos societarios.

Señaló que incluso ambos, Aristegui y Solórzano, habían propuesto desde el principio un código de ética contractual al grupo, que serviría de referente para la política editorial y que era el marco global para ejercer con libertad su trabajo periodístico, “hasta la ruptura que vino”. Habló de los ‘quiebres’ que ha tenido su carrera periodística, de cuando por ejemplo estuvo brevemente en Televisa con Círculo Rojo, en donde también hubo divergencia de criterios.

En aquella charla que sostuvo con Ramón Alberto Garza, se refirió a esos momentos en los que ha tenido que poner en los platillos de la balanza decisiones dolorosas de quedarse y someterse a criterios que no empatan con su manera de pensar o salirse de plano e intentar una nueva oportunidad. Le pasó también con W Radio en donde, por pisar callos a intereses de la empresa tuvo que salir y dejar ese espacio, por presiones exógenas. La razón de entonces  fue que Aristegui “dejó de ser compatible con el modelo editorial” impulsado por Televisa y Grupo Prisa.

El argumento empresarial fue tomado entonces por los radioescuchas que seguían a Carmen, como un  atropello a la libertad de expresión y sobre todo al derecho a la información de millones de ciudadanos según el rating que había logrado tratando temas que muy pocos se atrevían a abordar. Había estado casi cinco años conduciendo el programa Hoy por Hoy. Volvió a los micrófonos en MVS el 12 de enero de 2008.

Como todo mundo sabe, la reconocida periodista terminó su relación laboral el pasado viernes con esta empresa como lo dio a conocer en un spot su directiva, según esto  por ‘transguedir el código de ética’, al referirise a la famosa manta que el petista Gerardo Fernández Noroña había desplegado al frente de la tribuna principal de la Cámara de Diputados y que tanto revuelo causó el pasado jueves 3, por lo que tuvo incluso que suspenderse la sesión.

Al día siguiente, viernes 4 de febrero, Aristegui comentó, en alusión a la famosa manta del legislador, que “no era la primera vez que se hablaba del presunto alcoholismo” del presidente Felipe Calderón. “Debería realmente la propia Presidencia de la República dar una respuesta clara, nítida, formal al respecto. No hay nada de ofensivo –me parece– cuando alguien, si es que fuera el caso, atravesara por un problema de esta naturaleza” y señaló en su comentario que esa era ocasión para una respuesta seria, formal y oficial de Los Pinos sobre el tema.

La directiva de MVS anunció el fin de semana que la periodista dejaba de colaborar en su espacio de radio y televisión mañanero. A partir de ese momento han surgido infinidad de comentarios sobre todo en las redes sociales, la gran mayoría a favor y en apoyo de la comunicadora.

La vocera de la Presidencia, Alejandra Sota, declaró el mismo lunes a la cadena de televisión CNN en Español –en donde seguirá Aristegui a las 10 de la noche– que en Los Pinos sólo fueron notificados por MVS de la terminación del contrato de la periodista el fin de semana, pero que no interfirieron “en lo absoluto” en su despido.

Hoy la respetada periodista dará más detalles sobre su salida del programa.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

Los comentarios están cerrados.