Crisis diplomática con Francia

PAULINO CÁRDENAS

Por si algo le faltara al gobierno de Felipe Calderón, se teme que pudiera surgir una seria crisis diplomática entre Francia y México después de la negación del amparo a la ciudadana francesa Florence Cassez, acusada de participar en varios secuestros con la banda de Los Zodíacos en 2005 y sentenciada a 60 años de prisión, que al principio había sido de 96 años.

Las relaciones bilaterales de ambos países podrían resultar perjudicadas y llegar al punto del rompimiento. Incluso por esa decisión judicial podría cancelarse el Año de México en Francia. La ciudadana francesa volvió a clamar que ella es inocente.

Su defensa aseguró que analizará si recurrirá a la Suprema Corte de Justicia o a los tribunales internacionales para que revise el caso de su cliente, cuyo fallo para el gobierno de Francia es ‘inadmisible’ al tiempo de señalar que no dejará sola a Florence y que “va a estudiar todas las vías conforme a derecho que tenga a su disposición, tanto a escala nacional como internacional, para acompañar las acciones que emprenderá”.

La decisión judicial tuvo como respuesta del gobierno de Nicolás Sarkozy una dura crítica a la impartición de justicia en el país. La ministra de Estado, Asuntos Exteriores y Europeos de Francia, Michele Alliot-Marie, aseguró que  “esta decisión va a afectar nuestras relaciones bilaterales”. El representante dimplomático de México de aquel país fue llamado de urgencia por la cancillería francesa para pláticas sobre el caso. Lo mismo sucedió aquí con el representante de Francia.

La sentencia quedó firme por lo que Florence Cassez tendría que pagar su condena en los términos dictadas por la sentencia original. El gobierno de México defendió la resolución de los tribunales y rechazó que se trate de una denegación de la justicia. Lamentó que la canciller de Francia considere que un caso estrictamente jurídico pueda afectar las relaciones bilaterales e hizo votos para que el caso no empañe las relaciones entre el país europeo y México.

Desde que se inició el juicio hace cuatro años la ciudadana francesa consideraba que se había violado su derecho de presunción de inocencia, y señalaba los numerosos errores en las acusaciones presentadas contra ella por las fuerzas de seguridad. “No gocé en la averiguación previa, ni en el proceso penal instruido en mi contra, ni en la alzada de las garantías, de un debido proceso y de un juicio justo e imparcial”, decía.

Señalaba que se “omitió ubicar la temporalidad de la pertenencia a la agrupación” y que no se citó “algún acto concreto de intervención conforme a los fines de la agrupación”. Añadió en repetidas ocasiones que el sumario era insuficiente para acreditar su pertenencia a una organización delictiva “y mucho menos que tuviese funciones de dirección, administración y supervisión”. También sostuvo en su momento que no se acreditaron pruebas suficientes para demostrar el delito de portación de armas de fuego que se le achacó.

La detención de Cassez estuvo rodeada de escándalo, ya que en su momento denunció que el titular de la Secteraría de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, a través de una de sus instancias de mando de la Policía Federal, citó a varios medios un día después de la detención de algunos miembros de la banda de Los Zodíacos, a un rancho propiedad de su novio, también detenido, para escenificar un simulacro de la captura. De este y otros detalles habla Florence Cassez en su libro ‘A la sombra de mi vida’, en el que narra los hechos según su propia vivencia.

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, le ha dicho a la familia de Cassez que su asunto es prioridad en política exterior. Este asunto de orden judicial que se ha vuelto político, se está convirtiendo en un delicado tema diplomático que pudiera poner el riesgo las relaciones entre ambas naciones.

Por lo pronto hoy determinará Sarcozy si se cancela el Año de México en Francia que se viene celebrando desde enero pasado. Florence Cassez ha señalado que en lugar de suspender ese evento, “me gustaría que sea utilizado para hablar de mi causa; que se coloquen fotografías mías; que se discuta sobre mi caso en cada evento”. Por su parte el escritor mexicano Carlos Fuentes se pronunció en contra de que el Año de México en Francia se cancele y llamó a no enfrentar las culturas de los dos países por un ‘incidente jurídico’.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.