Planes de AMLO, si gana

PAULINO CARDENAS

Mientras la cúpula perredista se rasga las vestiduras por la licencia que Andrés Manuel López Obrador pidió al partido del que fue fundador y que mandó como cortina de humo para distraer a sus adversarios con ese subterfugio inventado por él, mientras avanza en su propósito de imponer su voluntad con la llamada izquierda derechizada que encabezan ‘los Chuchos’ –Jesús Ortega y Jesús Zambrano–, el tabasqueño se reunió con empresarios independientes el lunes pasado para exponerles sus planes que llevará a cabo al frente del país, si resulta ganador en la elección presidencial del 2012.

Adelantándose a lo que presentará el próximo 20 de marzo en el Auditorio Nacional como su nuevo proyecto alternativo de nación y su Movimiento de Renovación Nacional, (Morena), el ex candidato presidencial afirmó que “estamos por buscar acuerdos con todos; incluso con los integrantes de los que denominamos la mafia del poder; me refiero a que, al triunfar, como va a suceder, nosotros no vamos a desterrar a nadie, no va a haber persecución de nadie, la única cosa es de que ya ellos ya no van a mandar, como sucede ahora”.

Ante empresarios independientes reunidos en el University Club de la ciudad de México, López Obrador señaló que, en materia de seguridad y de cómo enfrentaría al crimen organizado, lo primero que hará, dijo, es tener un buen diagnóstico, “lo que le faltó a Felipe Calderón antes de darle un garrotazo al avispero a lo tonto”. Segundo, “no voy a tener de jefe de la policía a Genaro García Luna, que por sus montajes es para que lo hubiera corrido Calderón; pero no, porque ahí hay complicidades de otro tipo”.

En cuanto al rubro de impuestos, señaló qu se simplificaría la tributación a partir de la premisa de la confianza en el contribuyente y que a la gente que tiene ingresos no se le considere como delincuente en potencia. “Se haría un llamado a que todos hagamos lo que nos corresponde, y con una fiscalización con sorteo. Eso sí, al que cometa fraude, la aplicación estricta de la ley sin contemplación”, afirmó. Se trata, dijo, de que sin complicaciones, anualmente las personas físicas y morales presenten su declaración reportando sus ingresos y, con base en las leyes impositivas, paguen sus contribuciones respectivas.

Anticipó que, de ganar las elecciones en 2012, su gobierno revisaría“todas las concesiones” de explotación del espectro radioeléctrico y de fibra óptica, “pero no vamos a expropiar, no va a haber persecución, porque lo que queremos es que haya competencia. Que si (Carlos) Slim quiere, pueda tener un canal” de televisión “pero como cualquiera de ustedes. Y que si (Emilio) Azcárraga o (Ricardo) Salinas se quieren meter al negocio de la telefonía, que entren. Es decir, abrir todo lo que se pueda, y no a los monopolios”.

Señaló que en un gobierno democrático tendrían que revisarse “muchas cosas, porque al paso que van, ya no habrá instrumentos del Estado. Revisar todas las concesiones; tampoco podemos engañar y vale más decirle a la gente lo que es. Por ejemplo, cómo están las concesiones a empresas privadas en la industria eléctrica, que están vigentes hasta 2041”.

Al responder a una pregunta de uno de los empresarios de lo que haría para que el país logre una salida ordenada para evitar un futuro caótico de inseguridad creciente y decadencia más acelerada, el tabasqueño comentó que mientras se generaliza la necesidad de un cambio, también crece la resistencia a llevarlo a cabo. “El gobierno no encuentra la forma y el tiempo de liderar a la ciudadanía para motivarla a desarrollar un esfuerzo colectivo, pues se encuentra sumergido en su propia incapacidad, corrupción, falta de visión de las metas socialmente deseables, grillas internas y necesidades partidistas”, expuso.

Pero reconoció que también la sociedad teme al cambio, ‘tal vez porque el país aún ofrece algunas oportunidades, aunque menguadas, de patrimonio ante la incertidumbre y la crisis’. Y mientras este cambio no se da, agregó, ‘millones de excluidos nutren las bandas de la delincuencia organizada que asuelan el país’. No obstante, afirmó que el cambio debe ser con orden, dentro de las instituciones democráticas y en libertad, “tratando de evitar el cambio desordenado, caótico y destructor que puede sobrevenir de seguir defendiendo las prácticas perdedoras”.

Mientras tanto, es un hecho de que más necesita el PRD al tabasqueño que éste a ese partido que ha perdido la brújula. López Obrador confía en su Morena, que al final, aunque muchos no lo creen, podría hacerle el milagrito de ganar en el 2012 con más de 20 millones de votos, que serían producto de seis años de talacha territorial. Su primer reto está a la vista en el estado de México, con Alejandro Encinas como bastión. Ni uno ni otro quiere alianzas con el PAN. Aunque haya un sondeo, no la aceptarán en caso de un ‘sí’.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.