Sí sabían en México: Holder

PAULINO CÁRDENAS

Mientras el operativo “Rápido y Furioso” continúa, según declaró el agente John Dodson, porque nadie ha ordenado su suspensión, alguien está diciendo mentiras: o es el procurador general de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, que ante el Congreso de su país dijo que las autoridades mexicanas sabían del plan encubierto, o es la Procuraduría General de la República que lo niega. Incluso el agente señaló que esos operativos de dejar pasar armas deliberadamente a México dizque para seguirles la huella y desmantelar la cadena de contrabando que las venden al crimen organizado, se vienen realizando desde 2008.

Por vía de mientras el Senado está pidiendo que el gobierno mexicano le exija a Washington que explique por qué tan descaradamente ha violado nuestra soberanía, en tanto los diputados de oposición coinciden con Holder y dan por hecho que el gobierno mexicano sí sabía del plan, por lo que señalaron que “es una vergüenza para el país la entrega implícita de la soberanía nacional a los intereses políticos y económicos de Estados Unidos”.

La confesión a la cadena de televisión CBS y otras entrevistas que ha dado Dodson, quien pertenece a la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, ATF, encargada del famoso operativo, ha señalado que hay un plan maestro denominado “Gunrunner” (Contrabandista de armas), y que antes del llamado Rápido y Furioso, se llevó a cabo otro que se llamó Wide Receiver (“Receptor Abierto”). El director en jefe de la ATF, Kenneth E. Melson, había encargado a Mark Chait organizar el operativo que ha sido motivo de escándalo binacional.

Ahora, como parte del recuento de daños por el fracasado plan encubierto –que lleva el nombre de la película estrenada en 2001 ‘Fast and Furious’ con Paul Walker, Vin Diesel, Michelle Rodriguez y Jordana Brewster que dirigió Rob Cohen–, se está tratando de hacer creer que el asunto se llevó a cabo en territorio norteamericano y que las armas nunca pasaron a México; es decir quieren hacer creer que John Dodson miente.

La ATF es una agencia que se supone tiene como misión justamente el no permitir el paso de armas y droga por su frontera sur. Sin embargo, a alguien se le ocurrió crear operativos que intentaba desmantelar la cadena de contrabando que permitía armarse a los cárteles de la droga en México. No obstante el agente John Dodson, en descargo de conciencia, dijo a la cadena de televisión CBS que el plan había fracasado porque se le había perdido la huella al caminar de las armas, lo que dejó al descubierto el audaz plan que sin duda es violatorio de la soberanía nacional.

Unas 1765 armas que fueron vendidas a presuntos contrabandistas en un lapso de 15 meses, entre las cuales figuraban cajas llenas con AK-47 y rifles de precisión Barrett que se conocen como ‘rompeblindajes’, no saben en Estados Unidos en manos de quiénes quedaron aunque el agente Dodson supone que algunas están en poder de las bandas criminales del narcotráfico y el crimen organizado que son a los que se supone se han estado combatiendo en el país por órdenes del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, Felipe Calderón.

Más aún, se insiste que el gobierno mexicano ni las autoridades correspondientes tenían conocimiento del operativo ‘Rápido y Furioso’ ni de ningún otro. ¿Será? Por lo pronto, el inédito escándalo está a punto de poner en la picota las cabezas del embajador en Washington, Arturo Sarukhán, y de la canciller Patricia Espinosa, porque se infiere que el gobierno que encabeza Felipe Calderón debió saber del plan y los mexicanos ni enterados. Porque nadie podría creer que de un asunto de esa envergadura estuviese ignorante el gobierno. Si así fuera ¿ante qué estamos los mexicanos?

Lo que denunció el agente norteamericano tiene facha de constituir un primer paso de lo que ha venido advirtiendo una y otra vez la jefa de Seguridad Interior norteamericana, Janet Napolitano en el sentido de que el gobierno de Washington estaría dispuesto a ‘aplastar’ más allá de su frontera sur a los grupos armados del narco con soldados y marines si fuera necesario, en virtud de que el gobierno que encabeza el mandatario panista no puede con el paquete. ¿Será que de veras no puede?

Si de veras como presume el presidente Felipe Calderón, con su homólogo norteamericano Barack Obama mantiene una relación “muy constructiva y muy intensa” ¿por qué no le comentó del plan urdido por la ATF, que no es nuevo? ¿O sí se lo habría comentado? ¿A la Casa Blanca y a Los Pinos les pasó de noche ese operativo que, por lo que ha dicho Dodson, no es el único? Esa Agencia, en lugar de detener el flujo de armas a México, se ha dedicado a hacer lo contrario ¿y nadie lo sabe? ¿De veras?

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

Los comentarios están cerrados.