‘Requiem’ anticipado al PAN

PAULINO CÁRDENAS

Para muchos el pasado miércoles el PAN selló de manera anticipada su derrota para el 2012, al quedar de manifiesto que en ese partido, manejado desde Los Pinos, están hechos bolas al mostrar una evidente descoordinación y una ramplona y desorganizada manera de resolver las cosas, como quedó de manifiesto con las declaraciones y aclaraciones que se suscitaron ese día y que al final no sólo acabó siendo el ‘requiem’ de la pretendida alianza entre panistas y perredistas para las elecciones en el estado de México en julio próximo, sino de Acción Nacional para los comicios del año que viene.

Guste o no, el gran ganador de ese ‘affaire’ político acabó siendo el gobernador Enrique Peña Nieto, quien al cambiarle la jugada a quienes creyeron que se decidiría por una sucesión dinástica y nepotista en la persona de su primo Alfredo del Mazo Maza, se sacó de la chistera a Eruviel Avila Villegas, con lo que mató el revire que le tenían preparado panistas y perredistas, desmantelando gran parte de la intención aliancista que desde hace meses había de hecho quedado invalidada en el Congreso de su estado.

De la otra mitad se encargó el precandidato de ‘las izquierdas’, Alejandro Encinas, quien dejó con un palmo de narices a quienes creyeron que diría ‘sí’ a la posibilidad de encabezar la anhelada coalición que hace dos días quedó enterrada, lo que para muchos le abrió el camino al ex edil de Ecatepec que contará con todo el aparato electoral del tricolor a su favor para que gane en la entidad que gobierna Peña Nieto, con lo que éste avanzaría sin ningún problema para triunfar en los comicios que se celebrarán en poco más de quince meses en todo el país, y sacar al PAN de Los Pinos.

El espectáculo que protagonizaron ese día la secretaria general del PAN, Cecilia Romero; el secretario particular del Presidente, Roberto Gil Zuarth; el jefe de las tribus de izquierda Andrés Manuel López Obrador; más los reproches de la cúpula priísta manifestados a través de un comunicado, echaron por tierra el proyecto de que hubiera una alianza entre panistas y perredistas para las elecciones de gobernador en el estado de México, fue una muestra clara ante  los probables votantes mexiquenses del próximo 3 de julio, de lo que unos y otros son capaces por alcanzar el poder.

La segunda de a bordo del PAN, que acababa de participar en la habitual reunión de su partido celebrada en Los Pinos, salió a decirle a los periodistas que el Presidente, aunque no fue una instrucción de éste, había mostrado su respaldo a la alianza entre el blanquiazul y el PRD para ir de la mano en los comicios en donde se elegirá a quien sustituya a Peña Nieto ‘como lo pidieron los mexiquenses’ en la muestra del pasado domingo donde se habría votado mayoritariamente por el ‘sí’.

Esto provocó que el secretario particular de Calderón le enmendara la plana a la dirigente panista en una conferencia que causó extrañeza por desmentir a quien se supone es una de las dos principales figuras de su partido. Hasta quien funge como dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, rechazó que el Primer Mandatario haya dado línea al partido para concretar la coalición con la izquierda.

Asímismo, Gil Zuarth aprovechó para desmentir a López Obrador, quien había asegurado el mismo miércoles, sin aportar pruebas, que Calderón, en un acto de ‘inmoralidad’, había invitado a Alejandro Encinas a aceptar ser el abanderado de la coalición PAN-PRD, lo que al día siguiente el propio perredista desmintió a medias, al señalar que si bien no fue directamente Calderón, la intención la pusierona su consideración miembros de su partido.

Por su parte el PRI había  manifestado ese mismo día su inconformidad por la presunta intromisión del jefe del Ejecutivo en las decisiones electorales de la entidad mexiquense. En un comunicado manifestó la cúpula de ese partido que acudirán a los tribunales electorales para denunciar esa intromisión presidencial y la del secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, en el proceso electoral del estado de México,.

No obstante el numerito de ese ‘miércoles negro’, Luis Felipe Bravo Mena dijo que  no cejarán en tratar de convencer a Alejandro Encinas a que acepte participar en la alianza PAN-PRD, al señalar que ‘estudia la posibilidad’ de reunirse con el precandidato de ‘las izquierdas’ para ‘convencerlo’ de ello. Incluso, manifestó el precandidato panista, si la alianza cristaliza y él no resulta el candidato, “estaría dispuesto a seguir apoyándola”. Esto, por supuesto, sería con la línea presidencial, porque Bravo Mena no se manda solo.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.