El PAN miente: Moreira

PAULINO CÁRDENAS

También en su campaña para el estado de México ha salido a relucir la falsedad, la nueva estrategia del panismo, ahora para echarle en cara al PRI culpas con datos inventados, según lo declaró ayer el líder del tricolor Humberto Moreira ante los medios. El dirigente denunció en conferencia de prensa que el candidato de Acción Nacional, Luis Felipe Bravo Mena, y al menos tres secretarios que lo acompañaron a un mitin en Tlalnepantla el domingo, acudieron a la mentira para denostar al candidato del PRI, Eruviel Ávila, y al propio gobernador de la entidad Enrique Peña Nieto.

Según Moreira, la campaña que está haciendo el candidato de ese partido –sin duda por órdenes del dirigente máximo de ese partido que lo maneja desde Los Pinos– ‘es perversa y sólo divide al país’. Dijo que con datos falsos y equivocados se busca denostar al candidato de la coalición ‘Unidos por Ti’ y de paso al gobernador. Por ello, el dirigente nacional del tricolor exhortó al presidente Felipe Calderón “a poner orden entre aquellos miembros de su gabinete que utilizan las campañas políticas como las del estado de México, para difamar y distorsionar la verdad”.

Durante la conferencia acusó a los secretarios de Hacienda, Ernesto Cordero, del Trabajo, Javier Lozano, y de Educación, Alonso Lujambio, de hacer, junto con el candidato del blanquiazul Luis Felipe Bravo Mena, una campaña del PAN perversa y que sólo divide al país. “Es guerra sucia; son actos lamentables y actos adelantados de campaña”, acusó el lider priísta.

Uno de los temas que abordaron los panistas fue el del feminicidio. Al respecto, Moreira, presentó una gráfica donde comparó los datos de feminicidios a nivel nacional y en el estado de México. En dicha gráfica, se muestra que a nivel nacional, la cifra creció, en tanto que en la entidad mexiquense disminuyó. Anunció que podrían realizar una denuncia ante las autoridades correspondientes por la utilización de estos datos e información falsa.

El domingo, Luis Felipe Bravo Mena, candidato del PAN a la gubernatura del estado de México, había dicho que el problema más critico en la entidad es la inseguridad y narcotráfico. En compañía de los tres secretarios mencionados señaló que el tema de la inseguridad  “hay que atenderlo con un enfoque nuevo”. Manifestó que el enfoque será en seguridad ciudadana para que la sociedad vigile de cómo se están haciendo las cosas.

En el mitin en Tlalnepantla, durante las intervenciones de respaldo a Bravo Mena por parte de los tres secretarios, Lujambio fue el más lanzado en críticas. Pidió  al candidato del PRI, “ dejar de tomarnos el pelo” y dijo que el ex alcalde de Ecatepec firmó los 6 mil compromisos ante notario público “porque la gente ya no le cree al PRI”. Y arremetió: “Basta ya que hablen de ratas, basta ya y después las convierten en espejos y se convierten ellos mismos en una rata más”.

Hasta el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, dizque el ‘bueno’ para enarbolar la bandera panista en el 2012, se apuntó con sus críticas. Aseguró que la entidad mexiquense se merece un gobernador responsable no “irresponsables, que con propuestas fáciles que quieren arrancar aplausos inmediato, van a hundir al estado de México”.

Quienes deberían poner el ejemplo como protagonistas y apoyadores de la contienda con propuestas en pro del avance democrático del país y acuerdos que planteen cómo podría cerrársele el paso a la violencia y las matanzas propiciadas por la guerra contra el crimen organizado y mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía, han preferido aprovechar esos espacios para atacarse mutuamente.

Por ello a Andrés Manuel López Obrador no le falta razón al señalar que “en el estado de México está iniciando la disputa por la nación, que se va a dar de manera plena en julio del año próximo” contra la “mafia del poder”, que llevará como candidato presidencial al gobernador de la entidad, Enrique Peña Nieto y a quien apoyan Carlos Salinas de Gortari, Televisa y la maestra Elba Esther Gordillo para “reinstalar al PRI” en la Presidencia de la República.

Todo esto, en lugar de que candidatos y líderes partidistas generen confianza y certidumbre hacia los votantes con miras al proceso que se avecina en la entidad mexiquense, previo a la madre de todas las elecciones a celebrarse el año próximo. En lugar de propiciar esa confianza en la ciudadanía en el proceso electoral donde se buscará al sucesor de Peña Nieto, se empeñan en hacer todo lo contario. Y luego los políticos se quejan de que hay abstencionismo, voto nulo y renuncia de la ciudadanía al sufragio.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.