Tianguis Turístico a pique

PAULINO CÁRDENAS

El gobierno federal panista decidió declarar que a partir del año venidero, el Tianguis de Acapulco sea itinerante, es decir, fue sacado del puerto en donde se venía celebrando desde hacía 36 años con bastante éxito y cuyas promociones internacionales alcanzaron lo más alto de su cresta en el sexenio delamadridista, cuando estuvo al frente como secretario del ramo don Antonio Enríquez Savignac quien después fue secretario general de la Organización Mundial de Turismo. Sin duda ha sido el mejor promotor turístico que ha tenido México.

A él no se le hubiera cerrado el mundo para promocionar otros destinos turísticos en lugar de quitarle a Acapulco la paternidad y sede de ese evento que sin duda llegó a ser la mejor carta de presentación para la oferta de nuestro turismo que tiene tanta diversidad para atraer paseantes de todas las naciones del orbe. Enríquez Savignac fue el padre de Cancún, y promovió destinos que estaban dando sus primeros pasos o en la pubertad de su desarrollo como Los Cabos, Ixtapa, Loreto y finalmente promotor desde sus primeros cimientos de las Bahías de Huatulco y de los inicios de Puerto Peñasco.

Su extraordinaria trayectoria fue finalmente coronada con la secretaría general de la Organización Mundial de Turismo en donde llegó por votación mayoritaria y donde estuvo seis años, cuatro en su periodo normal y luego al ser reelecto otros cuatro años él decidió dimitir a los dos años de ese segundo periodo. Hablaba cuatro idiomas y era un hombre muy carismático que tenía una excelente relación con los empresarios y promotores del turismo nacional y mundial. Viene esta breve semblanza porque quien esto escribe lo conoció lo suficiente como para afirmar que a él no se le hubiera ocurrido quitarle a Acapulco el Tianguis Turístico ni de broma.

Pero hoy es otra cosa. Las razones de hacer itinerante el Tianguis fueron políticas. La decisión fue más visceral que razonada. Se habría comentado con uno que otro de los prestadores de servicios turísticos, pero con nadie más, como ha sido el signo sexenal. Fue para darle en la suya al alcalde priísta Manuel Añorve y de paso a su primo el gobernador perredista Angel Heladio Aguirre Rivero. El anunció del gobierno federal panista fue súbito. Nadie se lo esperaba. La secretaria Gloria Guevara, quien llegó al cargo con la recomendación de haber sido directora de Sabre Travel Network México, lo más cercano a la compleja actividad turística, hizo el anuncio en el último evento efectuado en aquel puerto a finales de marzo, obedeciendo las órdenes de Los Pinos.

El Centro Internacional de Convenciones de Acapulco fue el búnker que año con año sirvió para las operaciones de negocios con los mayoristas que venían de decenas de países y negociaban anticipadamente la compra del año turístico de los diferentes destinos de playa y tierra adentro del país, que ofrecen bellezas únicas o evidencias vivas de las antiguas culturas de México, la magnificencia de sus construcciones coloniales, el abolengo y legado de sus costumbres y el atractivo y colorido de sus reconocidas artesanías y variados y deliciosos platillos regionales.

Pero sobre todo se exaltaba la bonhomía y calidez de nuestra gente que como anfitriones se ha distinguido siempre a nivel internacional. Por iniciativa del ex presidente Miguel Alemán Valdez, en su calidad de presidente del Consejo Nacional de Turismo, nació el primer Tianguis Turístico en 1976. El objetivo era reunir en México a los principales promotores mayoristas extranjeros y medios de comunicación de sus países para promover los atractivos turísticos del nuestro. Y Acapulco fue escogido como sede permanente.

Sacar ese evento del puerto ha sido una torpeza, sin ninguna duda. Además es un indicativo de que quien está al frente de esa secretaría, ni sus asesores, tienen la capacidad ni la imaginación como para promover otros destinos turísticos como lo hizo Enríquez Savignac en sus tiempos. Pero eso que sucede con el sector turístico de falta de visión, de capacidad, de una política clara, bien trazada y definida, acontece en otros sectores del país en este sexenio.

¿Dónde se hará el próximo Tianguis Turístico? Si es por razones políticas o por inseguridad, no hay mucha tela de dónde cortar, porque en algunos municipios como Cancún o Los Cabos están al frente perredistas. Pudiera ser Mazatlán en donde el edil es panista, pero ese puerto está en Sinaloa. ¿O se hará en Durango, en Torreón, en Monterrey, en Guadalajara, en Ciudad Juárez, en Morelia, en Veracruz, en Huatulco? El cambio de sede pondrá en riesgo ese tradicional evento. Y si no, como dicen los clásicos, al tiempo.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.