Lo de Hank, un distractor

PAULINO CÁRDENAS

Resulta obvio que lo de la detención de Jorge Hank Rohn, hijo del fallecido profesor Carlos Hank González, quien fuera prominente figura del Partido Revolucionario Institucional, no fue otra cosa más que un distractor del panismo para hacerle ruido al segundo aniversario de la tragedia de la guardería ABC de Hermosillo, Sonora y a la marcha por la Paz y la Justicia que inició ayer y que culminará el próximo 10 de junio en Ciudad Juárez, Chihuahua, con la firma de un pacto. ¿Por qué su detención no fue antes o después de estos eventos?

Asímismo, a unas semanas que el poeta y escritor Javier Sicilia había pedido a nombre de muchos mexicanos la renuncia del titular de la SSP federal, Genaro García Luna, el pasado jueves éste fue objeto de alabanzas por parte del presidente Felipe Calderón, quien de paso decretó el Día del Policía federal –muchos dicen que en honor del funcionario y sus muchachos–, para que no haya dudas de quién es el preferido del gabinete.

La detención del ex alcalde de Tijuana se dio horas después de que a la procuradora federal Marisela Morales los periodistas le habían preguntado si había indagatorias de la PGR contra priístas, y al respecto respondió: “No, no sé de dónde es la información, porque no; es negativo, no, no”. Le insistieron: ¿Es negativa la versión? “Sí, claro. Nosotros no tenemos ahorita nada”, aseguró la funcionaria. Esto fue el viernes pasado cuando salía de Los Pinos. Y el sábado en la madrugada fue la detención, por parte del Ejército, de Hank Rohn, en su domicilio del fraccionamiento Puerta de Hierro en donde se hallaron armas largas, según confirmaron fuentes oficiales. En el mismo operativo fueron detenidos otros once individuos, quienes también tenían en su poder armas de fuego.

Hoy domingo se están cumpliendo dos años que en el incendio de la guardería ABC de Hermosillo murieron 49 niños, 104 más sobrevivieron y de éstos 24 resultaron gravemente afectados. Desde entonces, los familiares de las víctimas han venido clamando justicia y pidiendo que se finquen responsabilidades y enjuicie a los responsables de esa tragedia. En vísperas de esta fecha, se dio a conocer que dos ex funcionarios estatales y uno en activo fueron inhabilitados por 10 años por la Contraloría de Sonora.

Julio César Márquez, vocero del Movimiento por la Justicia 5 de Junio, ha resumido lo que para ellos ha sido el calvario y el dolor inenarrable que significa perder a un hijo. “Ahora nosotros sólo vivimos para obtener justicia”, dice el padre de Yeye,  uno de los 49 infantes que murieron durante y después de la tragedia. Y en la lucha por la búsqueda de la justicia, los padres y madres ABC no han dado tregua ni respiro: han llegado hasta los lugares menos sospechados, han tocado todas las puertas “hemos pedido, rogado, implorado, exigido justicia, pero esta no llega”.

A este respecto, Savador García Soto escribió ayer en su columna Serpientes y Escaleras algo que retrata de cuerpo entero al presidente Felipe Calderón, al apuntar que cuando el ministro encargado de la investigación, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, había señalado como culpables a varios funcionarios de primer nivel del gobierno federal, llegó hasta la Suprema Corte de Justicia el entonces secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont,  y le dijo: “Vengo a pedirte en nombre del Presidente que reconsideres tu dictamen”. El ministro se negó y respondió que había argumentos suficientes para sostener la responsabilidad de los funcionarios señalados. Principalmente se refiería a Juan Molinar Horcasitas, Daniel Karam y de paso a Eduardo Bours. Eran más, pero sólo por estos tres fue a abogar Gómez Mont, por instrucciones de su jefe, refiere el columnista.

Es peligroso, siguió el funcionario, sentar un precedente sobre responsabilidades éticas y políticas que no están configuradas en las leyes, insistió. Lelo de Larrea volvió a negarse y defendió el análisis jurídico de su dictamen. Entonces Gómez Mont le recordó: “Dice el Presidente que no se te olvide quién te postuló”. Yel ministro reviró: “Dile al Presidente que, independientemente de quien me postuló, yo trabajo para otro poder”. García Soto recuerda que Calderón se comprometió públicamente desde Panamá: “Habrá justicia (en el caso ABC) caiga quien caiga y tope en lo que tope”.

Y el columnista rubricó: “¿Dónde topó la justicia? En el encubrimiento del propio Presidente al que le importaron más sus cuestionados y omisos funcionarios, que la vida de 49 niños que murieron y muchos otros que quedaron marcados de por vida”. Lapidario el comentario, pero que habla de quién es y cuáles han sido los sentimientos del mandatario panista respecto de ese drama que conmovió al país.

El otro asunto que con la detención de Jorge Hank Rohn se quiere distraer la atención, es el de la marcha por la Paz y la Justicia que inició ayer y cuya caravana sobre ruedas irá haciendo diversas paradas antes de llegar a Ciudad Juárez, para insistir en el mismo reclamo que el organizador de ese movimiento, Javier Sicilia, fue a hacer a San Francisco el fin de semana, en donde el 1 de junio recibió de Global Exchange el llamado premio de la gente de Derechos Humanos. En conferencia de prensa el poeta y escritor manifestó que “las armas son peores que las drogas” y que “un cambio en la estrategia para contener su tráfico, no sólo beneficiaría a México, sino a todo el mundo”.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

Los comentarios están cerrados.