“Hay que salvar a México”

PAULINO CÁRDENAS

Ni duda cabe que Andrés Manuel López Obrador buscará capitalizar las rivalidades del PAN y del PRI, partidos que, asegura, están en manos de ‘la mafia del poder que manejan 30 potentados’, por lo que en un Zócalo capitalino repleto convocó el domigo a sus seguidores a construir un nuevo pacto social para lograr la hazaña de salvar a México, y señaló que en el estado de México habrá de escribirse el primer capítulo de esa historia, que según su apuesta culminará en julio de 2012.

En pleno corazón de México, al finalizar su gira que llamó Salvemos a México, pidió el apoyo a los mexiquenses para que se sumen a la candidatura de Alejandro Encinas quien, según el tabasqueño, puede mejorar las condiciones de vida y de trabajo de quienes habitan en ese estado gobernado por el priísta Enrique Peña Nieto, el más aventajado para la contienda del 2012, a quien criticó por estar utilizando, dijo, “todo el dinero y los medios de comunicación para ganar a como dé lugar, sin escrúpulos morales de ninguna índole”.

Señaló: “Sabemos lo que se tiene que hacer para lograr el renacimiento del país, pero lo primero es terminar con el predominio del pequeño grupo de potentados que actúan como amos y señores de México” que mantienen bajo su dominio al PRI y al PAN, a los que usan como les conviene. Expresó que “ahora que ya no les funciona el PAN, ni a Calderón”, están sembrando la falacia de que “los problemas del país se van a resolver con el regreso del PRI a la Presidencia de la República, con el supuesto triunfo de Peña Nieto en 2012.”

Hizo un recuento de la gestión de gobiernos priístas que sexenio tras sexenio han puesto en manos de ‘los potentados de siempre’ las riquezas y bienes de la nación, como la venta de las empresas públicas al sector privado durante el sexenio de Carlos Salinas; la reforma, en 1992, a una ley secundaria que, “violando la Constitución”, ha permitido generar energía eléctrica a empresas privadas; el aumento al IVA; la aprobación del Fobaproa; y la modificación del ISR en favor de las grandes corporaciones económicas y financieras.

Asímismo se refirió a las reformas al artículo tercero constitucional que han limitado la gratuidad de la educación pública a nivel de primaria y secundaria; la privatización de Ferrocarriles Nacionales de México; modificaciones a la Ley del ISSSTE; y la aprobación de la Ley de Petróleos Mexicanos para dar lugar al otorgamiento de contratos incentivados, entre otras acciones que han favorecido ‘al predominio del pequeño grupo de potentados’.

Por miles sus seguidores respondieron al llamado de su líder en el Zócalo capitalino. quien sigue promoviendo por todo el país su Movimiento Regeneración Nacional, con el cual estará el próximo domigo en Los Angeles, California. Los lopezobradoristas  coinciden en señalar que por la lucha que se está dando ‘a morir’ por el poder entre el PAN y el PRI, muchos seguidores de estos partidos y de sus candidatos abrirán los ojos y cambiarán de parecer a la hora de las votaciones del próximo 3 de julio en el estado de México, a favor de Encinas, así como para los comicios del 2012, obviamente con él como candidato. Esa creencia los alienta.

Asímismo, dicen creer todo lo que les promete su líder, incluyendo lo que expresa bajo su nuevo rostro místico; apegado a los principios cristianos; considerado en sus propuestas; menos punzante, pero igual de crítico contra ‘la mafia del poder’, como cuando insistió el domingo que “tampoco es exagerado sostener que la maniobra o el señuelo del regreso del PRI a la Presidencia sería como el retorno de Antonio López de Santa Anna; acabarían con todo, entregarían los recursos naturales del país, venderían Pemex, la industria eléctrica; privatizarían por completo la educación, la salud y la seguridad social, y terminaríamos como esclavos en nuestra propia tierra”.

En las elecciones –arengó a los suyos en el Zócalo–, “ni PRI ni PAN; no más engaños, no más injusticias, no más corrupción, no más saqueo, no más sufrimiento para nuestro pueblo. Vamos por un camino del todo nuevo”. Y la multitud, a pleno sol, lo aclamó repetidamente porque el tabasqueño maneja bien, acaso sin saberlo, el estilo mayéutico de expresarse ante la multitud, recurso que, como muchos apuntan, se achica cuando habla en corto, sobre todo en sus entrevistas en donde se le escucha lento, poco asertivo y hasta titubeante.

De cualquier modo, López Obrador insiste en que con la unión de los mexicanos podrá lograrse la hazaña de salvar a México, con un nuevo pacto social. Insistió en la importancia que en ello tienen las elecciones del estado de México como primer paso para alcanzar su sueño tropical. Obviamente con él nuevamente como candidato de las izquierdas a la Presidencia, en el 2012.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.