Elba Esther irá con el PRI

PAULINO CÁRDENAS

Mientras los partidos perdedores de la pasada contienda electoral decidían si van solos o mal acompañados a los comicios del año venidero en donde la ciudadanía en todo el país eligirá el domingo 1 de julio al próximo Presidente de México, el mandatario mexiquense Enrique Peña Nieto –a quien hasta sus enemigos políticos señalan como el prospecto más adelantado para sacar al PAN de Los Pinos– se reunía el pasado jueves en un jardín anexo a la Casa de Gobierno, en Toluca con senadores, diputados federales y legisladores locales, ex gobernadores y funcionarios de la élite priísta para apapacharlos pero también para leerles la cartilla.

Luego de agradecerles su participación en los comicios de celebrados en el estado de México, -reunión en la que por cierto no estuvieron ni el candidato ganador Eruviel Ávila, ni el líder del tricolor Humberto Moreira, ni tampoco el senador Manlio Fabio Beltrones–, les hizo un llamado a la unidad y los exhortó a ajustarse a la institucionalidad que marcan los tiempos electorales y no anticiparse al proceso de selección. Dijo que es necesario ante todo acercarse a la sociedad, no bajar la guardia ni dormirse en sus laureles.

Y en tanto el gobernador mexiquense mandaba a los suyos la orden de ‘quietos todos’, en el PRD y el PAN sus dirigencias coincidían en señalar que no irán en alianza para las elecciones del año próximo. El dirigente del PAN, Gustavo Madero Muñoz, rechazó que su partido esté a la búsqueda de una alianza con el partido del sol azteca, de cara a los comicios federales del 2012. “Está fuera de toda consideración que el PAN fuera en alianza con el PRD con candidatos como Andrés Manuel (López Obrador) o Marcelo (Ebrard Casaubon); los dos están fuera de toda consideración”, comentó el dirigente del blanquiazul.

Y como si se hubieran puesto de acuerdo, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, también descartó cualquier posibilidad de conformar una alianza electoral con Acción Nacional rumbo a la elección presidencial de 2012, ni siquiera en el estado de Michoacán. El líder perredista afirmó que no está pensando en alianzas amplias con el PAN en Michoacán, “las descarto plenamente (…) tampoco estoy pensando en alianzas para la elección presidencial con el PAN”.

Esto dejaría en la orfandad al jefe de Gobierno capitalino Marcelo Ebrard, quien sueña con ser el candidato de una coalición PAN-PRD por encima de Andrés Manuel López Obrador, en la búsqueda de la candidatura presidencial de las izquierdas. Ha dicho que no sería bien vista la izquierda con dos candidatos y consideró tener los méritos suficientes como para desplazar al tabasqueño a la hora buena. ¿Será?

Mientras tanto en el ambiente político todavía resuena lo que reveló en conferencia de prensa la maestra Elba Esther Gordillo, de haber negociado con Felipe Calderón ayudarlo para que ganara la Presidencia a cambio de posiciones en el gobierno, misma conferencia en la que exigió que se investigaran presuntos malos manejos en el ISSSTE cuando dirigió este organismo su otrora amigazaso Miguel Angel Yunes, a lo que este respondió diciéndole que ella le pidió una aportación mensual de 20 millones de pesos para su Partido Nueva Alianza.

A pesar de este escándalo, al preguntársele al mandatario mexiquense si el PRI iría el año próximo de la mano con Nueva Alianza –propiedad de la maestra Gordillo–, dijo que el partido de la lideresa del SNTE ha formado parte de coaliciones con el priísmo en los últimos años. Advirtió que se trata de un instituto ‘afín’ a los principios y estatutos del tricolor, aunque aclaró que la alianza más importante es con la ciudadanía.

Con esa declaración queda entendido que el PRI sí iría en alianza con el Panal de la dirigente magisterial para la madre de todas las elecciones, no se sabe a cambio de qué posiciones en el gobierno federal. Por supuesto que hay priístas que se oponen y señalan que al Revolucionario Institucional no le conviene ir de la mano de alguien que tiene tan mala fama pública.

Como sea, los seguidores de Peña Nieto esperan que nada impida su avance hacia la candidatura por la que habría de pronunciarse su partido en una elección interna –dicen que para evitar ‘mapacherías’– la cual pudiera ser por un candidato de unidad, una vez que las manecillas del reloj electoral marque los tiempos para ello.

Aunque también está la propuesta del lider senatorial, Manlio Fabio Beltrones, quien se pronuncia porque haya una consulta nacional para decidir quién debe ser el abanderado del PRI, en donde él mismo aspira a ser una alternativa, además de que se haga una consulta para saber para qué quiere el tricolor regresar a Los Pinos.

pcardenascruz@yahoo.com.mx 


Anuncios

Los comentarios están cerrados.