Todos contra Peña

PAULINO CÁRDENAS

Una vez concluido su mandato al frente del gobierno del estado de México, el llamado ‘candidato inevitable’ del PRI, Enrique Peña Nieto, será el blanco favorito de sus enemigos políticos: del PAN, de quien maneja desde Los Pinos a este partido, de todo el blanquiazul en pleno y de los aspirantes de otros partidos que se oponen a que el ex mandatario mexiquense llegue a la Presidencia en el 2012. Todo esto, pese a que él sigue guardando las formas y no ha dicho que aceptará ser el abanderado de su partido para la contienda electoral del año próximo, en espera de los tiempos señalados por este instituto político que no tardan en cumplirse.

Desde ahora, quien dejó el cargo el pasado jueves 15 de septiembre para darle paso a su sucesor Eruviel Ávila, será objeto de un severo escrutinio de su sexenio, para empezarlo a denostar sacándole los ‘trapitos al sol’, ya que para los demás partidos será quien personifique el regreso al autoritarismo priísta y de todos los males que le ha achacado el PAN y el PRD a los más de 70 años que ese partido ejerció el poder en todo el país, lo que provocó el hartazgo de la gente que acabó votando en el 2000 por Vicente Fox, quien por andar de enamorado acabó sucumbiendo a la voluntad de su Dulcinea, olvidándose de las promesas de ‘cambio’ que había hecho a los mexicanos.

Lo mismo sucedió con su sucesor el también panista Felipe Calderón, quien igual dejó de cumplir sus promesas de campaña. empezando por aquella que sería el ‘Presidente del Empleo’ al preferir el rol de Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas y emprenderla contra las mafias del narco y del crimen organizado, sin saber con quiénes se metía, guerra que hoy por hoy lo tiene a borde de la desesperación al darse cuenta que sus asesores bélicos lo engañaron con que esa sería una batalla fácil de lograr si usaba al Ejército como policías, lo que por supuesto que no ha sido cierto.

A Peña Nieto le empezarán a rascar sobre los gastos que realizó durante sus seis años de gobierno, de su súbito historial político que le propició el grupo Atlacomulco, especialmente el ex gobernador Arturo Montiel con quien trabajó y quien lo lanzó como candidato para que fuera su sucesor, así como aspectos de su vida privada, el polémico caso de la niña Paulette y muchas otras cosas que le estarán preparando sus enemigos políticos, quienes harán todo lo que esté a su alcance para buscar cerrarle el paso hacia Los Pinos.

Incluso se dice que la maniobra de los hombres del poder estarían convenciendo a priístas destacados para hacerle el caldo gordo al empecinamiento del PAN-gobierno que no quiere que sea quien abandere a su partido  para el 2012. Se dice que habría hombres de nombre en el tricolor que no dudarían en sumarse abierta o discretamente a las presiones y maniobras que formarían parte del moralismo político con el que buscarán debilitar al llamado ‘candidato inevitable’ del PRI, para mermar la ventaja que ha venido sosteniendo por encima de los aspirantes de otros partidos, según todas las encuestas.

Buscarán por todos los medios incluido el recurso de la elocuencia política –que por cierto escasea en el panismo y el perredismo– no sólo denostar al ex mandatario mexiquense, sino que buscarán documentar los excesos que habría cometido como gobernador mexiquense y sacarlos a la luz pública, además de señalarlo como el nuevo ‘enemigo para México’ que personificaría como abanderado de un partido cuya fama volverá a salir a relucir en sus partes más vulnerables, con toda la rabia y actitudes extremistas que no se habían visto desde que Andrés Manuel López Obrador pretendió llegar a la Presidencia. Con expedientes administrativos, jurídicos y morales, sin duda buscarán meterle el pie para que tropiece y provoque la efervecencia y la división, primero en su partido, y luego en el ánimo de la gente que siente simpatía por él.

Contra todos esos aventureros de la grilla a la mexicana habrá de enfrentarse Peña Nieto, quien por su parte tendrá a su favor muchas cosas con las cuales revirarle a sus enemigos políticos. Toda una retahíla de ‘perlas’ que ya habrán sido recopialadas por sus estrategas, para dar la lucha contra las instancias de poder que buscarán sacar del camino al ex  mandatario mexiquense. Sabe que hay muchas cosas en contra de los gobiernos panistas, sobre todo contra el que encabeza Felipe Calderón, como para darle la vuelta a la tortilla.

Si el ‘candidato inevitable’ del tricolor transita por ahí, a ver quién lo para. Sólo que algo inesperado podría evitarlo. De lo que no hay duda es que él y su partido serán los grandes enemigos a vencer. Ojalá que esa lucha política no acabe siendo lo monstruosa que se avisora.

pcardenascruz@yahoo.com.mx 


Anuncios

Los comentarios están cerrados.