México, un país inseguro

PAULINO CÁRDENAS

Las campañas para favorecer la visita de turismo extranjero a México con la promoción internacional de una imagen idílica de paz y seguridad –que aunque no corresponde a la realidad, busca atraer visitantes–, junto con los spots que grabó recientemente el presidente Felipe Calderón haciendo el papel de guía de turistas y que se dieron a conocer en Estados Unidos, han quedado empañados por las advertencias de viaje que van en aumento en la propia Unión Americana, Francia, Italia, Reino Unido, España, Alemania y Australia, debido a la violencia asociada al narco y el crimen organizado que se percibe de nuestro país.

Como lo hizo el amigo del mandatario panista, el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, de impulsar en Washington y Nueva York la campaña “Colombia es pasión” para mejorar la imagen de ese país que había sufrido un serio deterioro por la fama que tomó de ser un país asociado con el narco y la guerrilla, el gobierno de México busca mejorar la percepción que se tiene de nuestro país en el exterior, colocando también información en los ‘cabs’ neoyorquinos, en los que dentro de los taxis que prestan servicio en la Gran Manzana se destacan nuestros atractivos turísticos.

El éxito de la campaña colombiana de restauración de su imagen, llevó a que esa exposición realizada a finales de 2009 de la que dio cuenta The Wall Street Journal –una campaña a base de corazones gigantes, música y personajes de aquella nación conocidos mundialmente, como el novelista Gabriel García Márquez y el cantante Juanes, o su biodiversidad, considerada la mayor del mundo por kilómetro cuadrado–, se volviera itinerante y fuera presentada también en Shanghai, Berlín, Madrid y Londres.

Había esculturas interactivas de 2.65 metros, junto con otras 47 más pequeñas instaladas en diferentes partes de Nueva York, las cuales formaron parte de la campaña “Colombia es pasión, conócela a través de su corazón”, con miras a desvanecer la imagen negativa y la percepción que tenía de ser un noble país con muchos atractivos turísticos, pero con grandes problemas de imagen por la lucha gubernamental contra el narcotráfico y las FARC y, por ende, peligroso para ser visitado turísticamente.

En aquella ocasión, María Claudia Lacouture, gerente del programa, señaló “Estamos intentando decirle al mundo que Colombia es mucho más de lo que se conoce”. Señaló que la limitante fue el dinero para esa promoción. No pudo ser tan completa que se hubiera querido porque un anuncio de 30 segundos –a tarifas de hace dos años–, en el horario estelar de la televisión estadounidense costaba entre 200 mil y 400 mil dólares, según Advertising Age, una publicación del sector publicitario. “Colombia es pasión” sólo contaba con menos de un millón de dólares para su promoción, señaló la promotora.

En el caso de México, las campañas para tratar de revertir la imagen de un país violento y sangriento, está enfocado principalmente a la promoción de los productos de sol y playa, turismo cultural, naturaleza, turismo de aventura, reuniones internacionales, viajes de negocio y turismo náutico. Además, se pone énfasis en  los atractivos que tiene el país tanto en sus litorales como tierra adentro. Como parte de la estrategia se busca identificar oportunidades de inversión y negocio, así como destacar los atributos que diferencian al producto turístico mexicano: autenticidad, descubrimiento y calidez.

Sin embargo, en varios países hay alerta de viaje para sus conciudadanos que pretenden viajar a México. Los gobiernos de algunas naciones advierten que el ambiente de México es inseguro al menos en 21 entidades federativas, incluidos entre los más peligrosos, Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Baja California, Sonora, Coahuila, Sinaloa, Durango, Michoacán y Guerrero, Veracruz, así como el Distrito Federal. Las advertencias de sus gobiernos están referidas reiteradamente a que son lugares peligrosos en donde está presente la violencia asociada al narco y el crimen organizado.

La secretaria de Turismo, Gloria Guevara, en diversas ocasiones ha señalado que debería existir un estándar para no confundir a los viajeros y afirmó que, de acuerdo con cifras oficiales, los problemas de inseguridad se concentran sólo en 80 municipios. Como sea, durante este año se han emitido más de una docena de advertencias de viaje en Estados Unidos y en cinco países de Europa, así como en Australia.

Varios mandatarios estatales afiliados a la Conago han pedido al gobierno federal que haga gestiones para que  los países que hacen esas advertencias para viajar a México, las disminuyan o eliminen. Los gobernadores más preocupados son aquellos cuyas entidades son señaladas en rojo por ser potencialmente peligrosas y por estar a expensas de la guerra contra las mafias y el crimen organizado.

Pero mientras continúen los episodios cotidianos de violencia y muerte, difícilmente podrá revertirse la imagen que el país tiene fuera, de una nación insegura. Los más de 55 mil muertos que lleva la guerra de Calderón son los filos de esa cruz que más calan para que vengan más turistas a México.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

Los comentarios están cerrados.