Estrategia contrainsurgente

PAULINO CÁRDENAS

En Estados Unidos la mayoría republicana insiste en llamar ‘insurgencia’ la ofensiva de los cárteles que operan en México y ‘terroristas’ a sus integrantes, por lo que parece haber una campaña que va robusteciéndose cada vez más, en el sentido de pedirle al gobierno del presidente Barack Obama que atienda los llamados de alerta de las áreas de seguridad interna de su gobierno que hablan veladamente de que pudiera haber vínculos entre los diferentes cárteles de la droga y organizaciones extremistas islámicas, lo que la oposición ve como una amenaza que podría convertirse en cualquier momento en un peligro real para la seguridad del vecino país del norte.

Por ello la presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, la republicana Ileana Ros-Lehtinen –conocida como la ‘Loba Feroz’ en Washington y quien otorgó un premio el pasado mes de mayo a Felipe Calderón en la capital norteamericana al tiempo que lo conminó a reconsiderar la posición de México sobre la deportación de cubanos–, ha insistido en designar como organizaciones terroristas a los cárteles de México, asegurando que ‘está desmostrado’ que los iraníes han estado tratando de establecer un contacto con los cárteles mexicanos.

“Estos terroristas (iraníes) ven a los cárteles (mexicanos) como socios. Por ello mismo, estos son una amenaza para México y para Estados Unidos, insistió Ros-Lehtinen, una exiliada cubana que llegó a la Unión Americana en su niñez, luego de la Revolución de Cuba en 1959. Ganó su asiento en el Congreso hace 20 años en una campaña que se centró en liberar al terrorista cubano Orlando Bosch, responsable de la voladura del avión de Cubana de Aviación en 1976 que asesinó a 73 personas.

Como sea, ella, junto con otros republicanos, insiste no sólo en designar como ‘organizaciones terroristas’ a los cárteles mexicanos, sino que empujan la idea en el Congreso norteamericano para el envío de tropas estadounidenses para combatir supuestas amenazas a la seguridad de Estados Unidos. La legisladora republicana ha insistido en que a los cárteles de Los Zetas, de Sinaloa, de los Arellano Félix, de los Beltrán Leyva, La Familia Michoacana y del Golfo, deben llamárseles organizaciones terroristas.

A la luz de las rivalidades políticas emanadas de la lucha por la sucesión presidencial en Estados Unidos, la mayoría republicana ha tomado a México como parte de su campaña y comparte las ideas de la ‘Loba Feroz’, señalando que una prueba de que grupos extremistas quieren usar de ‘puente’ a nuestro país para cometer actos terroristas contra Estados Unidos, fue el reciente evento en el que Estados Unidos, en colaboración con las autoridades de México, habría frustado en octubre una conspiración para asesinar al embajador de Arabia Saudita, Adel Al-Jubeir, y realizar atentados contra la embajada saudita y la de Israel en Washington.

El plan habría sido alentado por agentes encubiertos al servicio de Irán encabezados por un ciudadano estadounidense de origen iraní, Manssor Arbabsiar, y por Gholam Shakuri, un agente integrante de las Fuerzas Quds, la sección dentro de la Guardia Nacional Revolucionaria iraní encargada de las operaciones en el extranjero. Se supone que dicho plan se habría conjurado al establecerse por parte del FBI y la DEA el operativo ‘Coalición Roja’ en colaboración con el informante de un cártel mexicano que algunas fuentes citadas por la cadena NBC, identifican como el de Los Zetas, pero que en realidad habría sido un agente infltrado como miembro de esta organización.

Según las indagatorias, el sicario contratado por Irán haría uso de “un arma de destrucción masiva” para acabar con la vida del embajador saudí. Según los agentes a cargo de la investigación, en el atentado podrían haber muerto más de 100 civiles estadounidenses. El complot iraní, bajo el nombre clave de “Chevrolet”, había sido fraguado desde el pasado mes de mayo.

“Hemos tenido suerte de que el supuesto miembro del cártel mexicano fuera un informante de la DEA. Pero si los terroristas hubieran conseguido contratar al hombre correcto, es decir, a un miembro de los cárteles, Irán hubiera conseguido su objetivo de disfrazar su autoría detrás de la mano del crimen organizado internacional”, dijo en su momento el presidente del comité de inteligencia en la Cámara de Representantes, Mike Rogers.

Desde febrero pasado, el FBI alertó que integrantes del crimen organizado que operan en México podrían asociarse con terroristas y proveerles servicios, como facilitar que un extremista cruce la frontera para ingresar a EU armas de destrucción masiva, por lo que las organizaciones criminales mexicanas representan una amenaza a la seguridad nacional, de acuerdo con un análisis presentado por su director Robert S. Muller. De ahí que la mayoría republicana insista en que el gobierno de Obama debe implementar una estrategia contrainsurgente en coordinación con México.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.