¿Candidato independiente?

PAULINO CÁRDENAS

El experimento del PAN-gobierno con la señora Isabel Miranda de Wallace de lanzarla como candidata independiente para disputar la jefatura de gobierno del Distrito Federal, pudiera repetirse para la madre de todas las elecciones a celebrarse el primer domingo de julio cuando se dispute la Presidencia de la República. Si así fuera, ¿quién sería ese candidato independiente?, es la pregunta que empezó a hacerse medio mundo desde el pasado fin de semana, después de que el dirigente de Acción Nacional dio a conocer la noticia de que la activista social será quien enarbole la bandera panista en busca de suceder a Marcelo Ebrard Casaubón.

Si la señora Wallace –a quien se le reconoce la enjundia que asumió al proponerse hallar a los secuestradores y asesinos de su hijo, y haberlo logrado–, fue ungida de la nada como candidata del PAN para disputarle a los candidatos que resulten del PRI y del PRD la jefatura de gobierno del DF, dejándose llevar por el canto de  las sirenas, se considera que esa misma fórmula podría aplicarse desde Los Pinos para buscar a un ‘candidato independiente’ –si es que no ya se tiene– para que enarbole la bandera de Acción Nacional en los comicios de julio próximo cuando habrá de votarse en todo el país para elegir al sucesor de Felipe Calderón.

Habrá que recordar que desde el 5 de marzo del año pasado, durante un congreso de su partido, el mandatario panista había echado el buscapiés pidiéndole a la cúpula y a todos los militantes de Acción Nacional ‘buscar al mejor prospecto’ para candidato a la Presidencia, “sea militante o no” del blanquiazul. Todos lo miraron entonces con cara de ¿te cae? De inmediato el dirigente panista, Gustavo Madero, al día siguiente de esa declaración le quiso enmendar la plana al asegurar que el candidato a la Presidencia de la República en el 2012 sería panista.

Aclaró que el mandatario se refería a candidatos a otros cargos de elección popular, como gobernadores, alcaldes o diputados. “No quiero dar una señal equivocada” dijo entonces. Para la Presidencia de la República “es muy difícil que un candidato ciudadano alcanzara el posicionamiento o el liderazgo que ya tienen 10 de nuestros principales panistas”, señaló. “El candidato a la Presidencia va a ser panista”, aunque “no podemos nunca decir que no estamos abiertos a los ciudadanos; algunos podrán expresar su interés, pero lo veo poco probable”.

La primer señal equivocada fue que Madero dijo entonces que serían diez suspirantes a la candidatura de su partido porque al final, con trabajos, salieron siete, de los cuales sólo quedaron tres: Ernesto Cordero, secretario de Hacienda, dizque el delfín presidencial; el senador con licencia Santiago Creel y la diputada con licencia, Josefina Vázquez Mota. Luego, recientemente, le echaron para atrás a él y a su jefe máximo la idea del sondeo ‘indicativo’ en busca de apuntalar al supuesto delfín presidencial.

Al ser designada la semana pasada la candidata del blanquiazul al gobierno de la ciudad de México, su dirigencia dejó en el camino las aspiraciones de Demetrio Sodi, jefe de la delegación Miguel Hidalgo; su antecesora en esa jefatura, Gabriela Cuevas; el director de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luego Tamargo quien no estuvo en el acto de ‘destape’; Carlos Orvañanos, jefe delegacional de Cuajimalpa con licencia y Mariana Gómez del Campo, ex presidenta de su partido en el DF y prima de la esposa del presidente Calderón. Nadie chistó el ‘dedazo’. Al contrario, lo aplaudieron.

Por ello empieza a fortalecerse la versión de que, al no haber podido fraguar la idea de esa ‘muestra indicativa’ ordenada desde la casa presidencial que buscaba sacar de la jugada a Santiago Creel y dejar solamente a Josefina Vázquez Mota con Ernesto Cordero para apuntalarlo ya que sigue irremediablemente rezagado en las preferencias, podría surgir, sorpresivamente, como fue el caso de la abanderada para la jefatura de gobierno del DF , un candidato independiente que apoyaría el PAN para ‘la grande’.

Esto podría saberse a partir de los resultados de las elecciones internas de ese partido a celebrarse en una primera vuelta el 5 de febrero, y de ser necesario enseguida una segunda vuelta para definir quién representará a Acción Nacional en las elecciones del 2012, donde desde ahora se da por hecho que el perdedor sería el ex secretario de Hacienda. Acaso el triunfo sería para Josefina Vázquez Mota o en una de esas hasta del candidato de la ex pareja presidencial, Santiago Creel.

De no ser Ernesto Cordero, se dice que Calderón se sentiría más cómodo con un candidato independiente que, eso sí, tendría todo el apoyo del PAN-gobierno, como sucedió con la señora Wallace. ¿Quién sería? ¿Un barbón o un imberbe? Hagan sus apuestas señores.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

Los comentarios están cerrados.