¿Se fugó o lo mataron?

PAULINO CÁRDENAS

La noticia de que se escapó de una dependencia de la fiscalía del estado de México el presunto asesino en serie César Armando Librado Legorreta conocido con ‘El Coqueto’, volvió a cimbrar a la opinión pública no solo mexiquense sino de la nación entera. Sin embargo hay el insistente rumor de que después del interrogatorio, al darle una ‘calentadita’ por el cinismo con el que narró los hechos, se les habría “pasado la mano” y murió y que para ocultar su fallecimiento inventaron la fuga. Al menos esta versión es la que empezó a circular en los corillos de la policía judicial de esa entidad.

Se dijo que el supuesto abusador sexual y multiasesino de mujeres, se había fugado en un descuido de sus custodios que ‘se quedaron dormidos’ mientras esperaba turno en la Subprocuraduría de Barrientos para ser trasladado a la ciudad de México e iniciar el proceso de sentencia ya que estaba confeso, cuando dizque saltó por una ventana del recinto judicial donde se encontraba, no obstante que estaba esposado.

Sin embargo, comenzó a correr el rumor de que en realidad habría acabado muerto después del interrogatorio, lo cual trascendió a algunos reporteros, uno de los cuales, Alvaro Velázquez del peródico La Prensa, publicó ayer a nota sobre esa versión de la posible muerte de quien había sido detenido por la policía judical y llevado a declarar, y cuya confesión fue grabada. El video de dicha confesión fue difundida por los medios electrónicos, en el que se escucha al presunto asesino serial narrar con lujo de detalles comó habría asesinado a sus víctimas después de violarlas.

Después de ser detenido el presunto multiasesino escapó la noche del lunes de las instalaciones de la Subprocuraduría de Justicia de Barrientos, junto con dos de los tres elementos que lo custodiaban, cuando esperaba turno para ser trasladado a la capital del país en donde sería consignado. Se estima que pudo haber soborno de por medio, aunque esta versión no es muy creíble en virtud de que el detenido no contaba con dinero. Por temor a ser castigados, dos de los custodios prefieron escapar al percatarse de la fuga, mientras que otro de ellos prefirió quedarse en el recinto donde fue detenido para ser interrogado.

Tras la fuga se implementó un operativo de búsqueda y localización inmediata con policías ministeriales y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana. Hasta el momento se ignora el paradero del presunto feminicida del que no se tiene ninguna pista. La Procuraduría de Justicia mexiquense a cargo de Alfredo Castillo Cervantes dio a conocer la manera en que actuaba el criminal.

Después de la fuga la dependencia subió a Internet las fotos de delincuente y ordenó un impresionante despliegue policiaco para tratar de encontrarlo y reaprehenderlo, al tiempo que solicitó la colaboración de la ciudadanía para localizarlo ofreciendo guardar en el anonimato a quien pudiera dar información del presunto delincuente, a la vez que se ofreció una recompensa de un millón de pesos a quien dé datos certeros para su captura.

No obstante, hay varios datos que han llevado a sospechar en los corrilos judiciales mexiquenses que ‘El Coqueto’ pudo haber sufrido la muerte después del interrogatorio, ya que se les habría ‘pasado la mano’ para que confesara sus supuestos delitos. Pese al enorme despliegue policiaco, narra en su nota el reportero Álvaro Velázquez, y la enorme cacería que han destado más de 200 policías ministeriales y de la Secteraría de Seguridad Ciudadana para ubicar y recapturar al presunto multiasesino, hasta el momento no se han tenido los resultados deseados, ya que dicho delincuente parece ser que ‘se lo tragó la tierra’.

La hipótesis de su posible muerte no es descabellada dijeron los mismos agentes que pidieron el anonimato, ya que se les pudo haber “pasado la mano” luego de interrogarlo y para ocultar su fallecimiento inventaron lo de la fuga. Aseguraron que no salió del estado de México, ni siquiera del municipio de Tlalnepantla o el de Tultitlán. Señalan que es inverosímil que haya podido escapar por una ventana estando esposado y que al no llevar ni un quinto no pudo haber sobornado a los custodios.

Por lo pronto el gobernador del estado de México Eruviel Ávila emplazó al procurador Alfredo Castillo, para que agilice las investigaciones que permitan la recaptura del ‘Coqueto’ y pidió agilizar las investigaciones para dar con los dos custodios que huyeron. El mandatario ordenó el cese del encargado de la Comisaría General de la Policía Ministerial del Estado de México, Enrique Domínguez Abasolo, para facilitar las investigaciones y determinar si existen más presuntos responsables entre servidores públicos de la dependencia.

Sin embargo, la pregunta es: ¿Qué pasaría si de veras se llega a confirmar que fue muerto luego del interrogatorio? ¿Quiénes más tendrían que renunciar de inmediato? Y como en estos tiempos electorales todo se politiza, ya hay quienes piensan que en este caso pudo haber ‘mano negra’ para perjudicar al ex mandatario mexiquense Enrique Peña Nieto. ¿Será? Más vale el presunto multiasesino aparezca pronto, y vivo.

pcardenascruz@yahoo.com.mx 

 


 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.