Clouthier por el voto nulo

PAULINO CÁRDENAS

Como se la pongan, en lo que resta del sexenio el sinaloense Manuel Clouthier Carrillo seguirá convertido en abierto crítico de Felipe Calderón y de Gustavo Madero, mandamás y regente del panismo en México, luego de haber decidido anunciar su ‘destape’ como candidato sin partido para la Presidencia de la República, e impugnar ante el Tribunal Electoral la negativa del dirigente real del PAN a registrarlo como candidato a senador en la lista plurinominal, autoridad que al final le ordenó a Acción Nacional aceptar esa solicitud, pero que acabó rechazando el diputado con licencia.

Su decisión de contender en las elecciones de julio próximo para la presidencia  significa también una afrenta para la partidocracia que desde hace décadas impera inconstitucionalmente en el país, impidiendo que nadie que no sea lanzado por un instituto político con registro, pueda aspirar a ser candidato. Intentará, dijo, obtener el voto nulo de muchos mexicanos que ya están hartos de lo que sucede cada seis años con los candidatos que buscan el voto ciudadano con promesas y más promesas que nunca cumplen.

Considera que es factible darle una vuelta de 180 grados a la forma de elegir presidente, dándole la oportunidad a los mexicanos que intentar una fórmula ciudadana, aunque resulte contrastante con el ‘establishment’ de una partidocracia que es la que ha marcado la pauta electoral. Bien sabe Clouthier Carrillo que lo que intenta es cuesta arriba y que habrá escollos insalvables respecto a que prospere su registro como candidato sin partido. Sin embargo, por sobre lo que digan sus detractores está decidido a hacer el intento y confía en que el IFE ‘respete la Constitución’, pues ésta no prohíbe las candidaturas independientes.

Dijo que lo que sucedió con las aspiraciones del ex canciller Jorge G. Castañeda hace seis años de lanzarse como candidato independiente lo cual acabó siendo rechazado en México, por lo que tuvo que elevar su queja en tribunales internacionales, allanó el camino de ese derecho y que la plataforma que dejó es de la que partirá para intentar su aventura con la que sorprendió al anunciar que irá como aspirante a la máxima magistratura del país en las elecciones de julio próximo.

Como sea, el anuncio del diputado con licencia le viene a dar un poco de sabor a la insípida ‘veda electoral’ que puso fuera de combate a los aspirantes con partido, y que así seguirá hasta el 30 de marzo cuando empiecen las campañas formales de quienes aspiran ganar la presidencia, Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vázquez Mota. Quien sí ha estado aprovechando ese silencio obligado por el IFE ha sido el presidente Felipe Calderón, quien no cesa de dar y repartir recursos del erario público, en una franca y censurable campaña a favor de su partido y de su candidata.

Sabe que el Instituto Federal Electoral no puede registrar candidaturas independientes a la Presidencia de la República. Aún así, aspira a que los miles de votos nulos de la gente que está harta de lo mismo no se pierdan y que él los pueda captar en las elecciones del primero de julio próximo, para lo cual, señaló, presentará ante el IFE su registro como candiato sin partido, a mediados de este mes.

Señaló que su decisión ‘no es un arrebato’ y que le hizo sentido que un grupo de jóvenes abogados que estuvieron involucrados en el tema de la reforma política y que andan tras de 300 candidatos independientes para diputaciones federales, le hayan propuesto ser candidato ciudadano a la Presidencia de la República. ‘Creo que la circunstancia que estamos viviendo los mexicanos de hartazgo de la clase política y de la política misma’, dan la oportunidad para empoderar a  los ciudadanos.

Recalcó que “la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos no prohíbe las candidaturas independientes para elecciones federales” y recordó que México ha suscrito acuerdos internacionales en el marco de derechos humanos, donde existe el derecho a votar y ser votado, factor que, dijo, pesará en el ánimo de quienes tendrán la decisión de darle entrada a su registro como candidato sin partido.

Aseguró que ‘a raíz de que me acabo de destapar’, me lo está diciendo la propia gente: ‘Fíjate Manuel que me estás resolviendo una disyuntiva en la que me encontraba; no sabía por quién votar’; estos (los candidatos con partido) no calientan ni una silla; no les veo trazas, los veo a todos iguales; todos son iguales como partido y como candidatos, tu me vienes a dar la opción para no dejar de votar’.

Así es como ha empezado a tejer su chambrita política como aspirante a la presidencia  el diputado con licencia sinaloense, ex militante panista de facto, el hijo de Manuel ‘Maquío’ Clouthier, aquel carismático empresario metido a la política quien contendió por Acción Nacional a la presidencia en 1988 y fue considerado en su momento uno de los ideólogos del panismo.

pcardenascruz@yahoo.com.mx



Anuncios

Los comentarios están cerrados.