México, paraíso del soborno

PAULINO CÁRDENAS

La noticia no es nueva. México siempre ha sido paraíso del soborno. Esa práctica ancestral se usa comúnmente entre empresarios y autoridades cuando se trata de ganar contratos en supuestas licitaciones de bienes y servicios. Pero esos actos ilícitos van mucho más allá y son muy diversificados. Un ejemplo reciente es lo que The New York Times investigó e hizo público el pasado sábado sobre los sobornos que por más de 24 millones de dólares habría hecho Wal Mart para lograr permisos de nuevos almacenes en nuestro país. Operó en blandito porque México ocupa el primer lugar mundial como aceptador de sobornos. Es el paraíso para empresas nacionales y extranjeras. Un cochinero pues.

El mes pasado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó que investigaban denuncias sobre la empresa BizJet International Sales and Support Inc que pagó sobornos a funcionarios mexicanos para conseguir contratos de mantenimiento de aviones del gobierno. Esa Fiscalía informó que BizJet había acordado pagar una multa de 11.8 millones de dólares por ese caso de corrupción. La PGR aceptó que la investigación involucra a seis funcionarios de dos dependencias federales y otras dos estatales que habrían recibido dinero de esa empresa a cambio de aprobar contratos.

Y está también el caso de Néstor Moreno Díaz quien como funcionario de la Comisión Federal de Electricidad habría aceptado sobornos por parte de la empresa ABB que, según investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos, pagó a funcionarios de la CFE entre 1997 y 2004 casi 1.9 millones de dólares, a cambio de contratos por 81 millones de dólares.  Uno de los contactos fue Néstor Moreno Díaz, exdirector de operaciones de esa firma paraestatal. Según las investigaciones, ABB depositó hasta 670,000 dólares en diversas cuentas, presuntamente ligadas a Moreno Díaz, además de regalarle un yate y un auto Ferrari.

Por lo pronto el asunto de esa cadena de tiendas de autoservicio ya está en manos del Departamento de Justicia de Estados Unidos, ya que la práctica de sobornos en el extranjero para lograr ventajas está penada en aquel país. La Fiscalía estadounidense abrió una investigación penal contra Wal Mart, por la presunta práctica de “soborno sistemático” en México desde 2005 por un monto estimado en 24 millones de dólares, señaló el diario The Washington Post en su edición electrónica.

Por su parte los demócratas Elijah Cummings y Henry Waxman, del Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes, enviaron una carta al presidente de esa cadena en Estados Unidos, Michael Duke, para solicitar una reunión sobre el escándalo. Señalan que los reportes periodísticos “levanta serias preguntas sobre violaciones potenciales de la Ley de Prácticas de Corrupción en el Extranjero”, señalaron.

Habría que recordar que en México, el Frente Cívico por la Defensa del Valle de Teotihuacan se pronunció en 2004 contra la construcción de una tienda Wal Mart en esa zona arqueológica y denunció que el proceso para poder construir el supermercado estuvo amañado, dijo a la AP la líder del grupo Emma Ortega Moreno. “Los permisos del Ayuntamiento fueron con maña, lo demostramos entonces. Esa cadena empezó a construir sin permisos. Los permisos (de la ciudad y del Instituto Nacional de Antropología e Historia) llegaron después. Cuando hay billetes usted sabe que se hacen maravillas.”, expresó.

En abril pasado esa empresa confirmó al presidente Felipe Calderón una inversión en México de 19 mil 740 millones de pesos, con lo cual se crearían 23 mil nuevos empleos permanentes para este año. En el marco de la VI Cumbre de Las Américas celebrada en Cartagena de Indias, Colombia,  el presidente y director general de Wal Mart Stores, Michael T. Duke, presumió al mandatario panista que también en Centroamérica planeaba una fuerte inversión para expandir sus almacenes en este año en seis países donde opera.

Las acciones de esa cadena sufrieron una  grave caída en la Bolsa Mexicana de Valores el lunes pasado de 12.01 puntos porcentuales. Incluso el titular de la BMV, Luis Téllez, salió en defensa de la empresa como si fuera socio, señalando que Wal Mart es ejemplo  a seguir, no sólo como inversionista, sino como empresa creadora de miles de empleos permanentes. Nada dijo de la pesquisa que se inició en contra de esa cadena por parte del Departamento de Justicia norteamericana por sobornos.

El director de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez, señaló que el gobierno mexicano debe pronunciarse e investigar si aplican las convenciones de cooperación internacional contra el soborno en un caso de presuntos actos de corrupción por parte de la famosa cadena. Pero en México no pasa nada. De hecho en cada dependencia de los tres niveles de gobierno pasa lo mismo. México sigue siendo el campeón como aceptador de sobornos en donde los empresarios tienen por supuesto  mucho que ver.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.