Resurge el rumor de Margarita

PAULINO CÁRDENAS

En vista de que la candidata panista sigue sin dar una y no acaba de ‘levantar’, al parecer hubo instrucciones de ‘arriba’ para enderezar su estrategia de campaña que hasta ahora no ha tenido ni pies ni cabeza, por lo que se efectuó una encerrona en el cuarto de guerra de la aspirante, encabezada por Margarita Zavala, esposa del presidente Felipe Calderón, para tratar de reconfigurar en su totalidad los planes proselitistas. La primera dama habría sugerido cambiar las líneas discursivas de las intervenciones de Josefina Vázquez Mota, aunque con esa reunión renació el rumor que había surgido hace unas semanas, de que pudiera haber un relevo de candidata del PAN y que doña Margarita pudiera entrar al quite en su lugar.

Un dato que parece apuntar hacia esa posibilidad es la casi segura designación de su sobrina Mariana Gómez del Campo Gurza, como coordinadora de la campaña en el Distrito Federal. Otra señal es que al parecer serían canceladas las sugerencias de su ‘creativo’ de cabecera, el español Antonio Solá, quien ha insistido en que se reedite el concepto del ‘peligro para México’ endilgándole al PRI, vía Josefina, sin ofrecer pruebas, que los estados en donde gobierna este partido es donde se ha dado la criminalidad que prevalece en el país. La nueva estrategia estaría enfocada a destacar los ‘logros’ de las dos administraciones panistas, la de Vicente Fox y de Felipe Calderón.

Habrá que recordar que hace no mucho, en una entrevista con los integrantes de Tercer Grado, el presidente Calderón ‘destapó’ a su esposa Margarita Zavala como eventual candidata presidencial. Aunque dijo que esto podría ser hasta el 2018, consideró que la primera dama tiene ya un camino andado propio en la política. Y a decir verdad, ella goza de mucho mejor prestigio que su marido ante los ojos de muchos mexicanos que incluso ni siquiera comulgan con el panismo. Algunos consideran que ese handicap pudiera ser un punto a su favor, si llegara concretarse el rumor de que ella podría sustituir a Josefina.

Además, entraría sin tanto golpeteo en contra, ya que el periodo de desgaste lo ha vivido en carne propia la señora Vázquez Mota desde que entró al pesado juego de la elección interna, en la que el ‘delfín’ de Calderón era Ernesto Cordero y no ella, y que ya como candidata oficial le ha tocado sufrir las de Caín. Su mal fario es que, por más empeño que le ha puesto a su campaña, no ha podido hacer que ‘prenda’, ya que además de las pifias propias que ha cometido, ha tenido que soportar las que le han propiciado los integrantes de sus equipos, el directo y el de campaña, como aquella del Estadio Azul medio vacío, que ella vio como lleno, que acaso es la que más la ha marcado.

Tan se le vio fuera de foco en el arranque, que desde Los Pinos hubo la orden de ‘reforzarla’ con personeros directos del Presidente, llenándose de pronto de puros generales que evidentemente ni iban a hacer ‘talacha’ ni le aportarían nada a la causa de la candidata. Incluso ella misma anunció un ‘golpe de timón’ después de la primer semana de campaña en la que hubo tropiezos que la hicieron ver muy mal, porque había quedado en medio de una ‘logística cero’,  como fue, entre otros casos, aquel reparto de volantes en la caseta de Cuernavaca en día de ‘puente’, misma fecha que estuvo en Tres Marías donde surgió un desaguisado en un restaurantito de paso con una joven estudiante de periodismo que trabajaba en el lugar.

Para colmo, en una gira proselitista que realizó recientemente a Monterrey, donde se encontró ‘casualmente’ con su ex jefe Vicente Fox, quien había venido diciendo repetidamente que el ganador para la Presidencia de la República iba a ser el priísta Enrique Peña Nieto y que ‘solo un milagro’ podría hacer ganar a la candidata panista, doña Josefina, que venía bajando una escalinata del brazo del ex mandatario, dijo a los periodistas: ‘Les tengo una gran noticia’. Y los periodistas voltearon a verla sorprendidos. Y ella, micrófono en mano, les dijo: ‘Yo sí creo en milagros’, al tiempo que le dejaba la palabra al guanajuatense, quien se aventó una de sus acostumbradas ‘largas’, llamándola ‘mi candidata’, apapachándola, asegurándole que la apoyará en su campaña, y al final besándole la mano.

No se sabe si aquello fue parte de esto. Como sea, el hecho es que esa reunión que sostuvieron este lunes por la noche Josefina Vázquez Mota y Margarita Zavala Gómez del Campo en la casa de campaña de la candidata ubicada en la colonia Del Valle de la capital del país, vuelve a revivir la creencia de que la primera dama del país pudiera ser el relevo de la actual candidata panista, con miras a empujar fuerte para ganar las elecciones de julio próximo y que el PAN ligue por tercera vez consecutiva el mando federal. Esa es la percepción.

pcardenascruz@yahoo.com.mx   

Anuncios

Los comentarios están cerrados.