El ‘132 ¿un grupo fáctico de choque?

PAULINO CÁRDENAS

Quienes están detrás del movimiento universitario “#Yosoy132”, al proveer su ayuda clandestina a través de las redes sociales a ese naciente grupo que ha manifestado estar en contra del candidato priísta Enrique Peña Nieto y que está abiertamente a favor del candidato de las izquierdas Andrés Manuel López Obrador, a sabiendas podría estar contribuyendo a provocar el caos antes de las elecciones que se celebrarán el primer domingo de julio próximo, y si nadie los detiene podrían llegar a desestabilizar al país, ya que en primera instancia ese colectivo estudiantil, sin saberlo bien a bien, se ha empezado a constituir en un grupo fáctico de choque en ciernes, con tintes anarquistas.

En el fondo parece haber el intento de provocar una secesión social, a juzgar por lo que reflejan los discursos del colectivo. A su modo buscan romper con lo establecido. Ese grupo se ha autodefinido como ‘apartidista’ defensor de causas nacionalistas y sus miembros, fieles seguidores de sus líderes, se preparan para constituirse supuestamente en un ejército democrático, al parecer sin propósitos sediciosos, en defensa de la autonomía, del Estado de derecho y de la democracia. Sin embargo, en la práctica, tienden a convertirse en un grupo de presión que quiere imponer sus peticiones y condiciones por encima de lo institucional. ¿A quién les recuerda?

Desde que nació ese movimiento en la Universidad Iberoamericana, el viernes 11 del pasado mes de mayo, sus centros de operaciones por ahora han sido las instituciones de estudios superiores, privadas y públicas, en donde han comenzado a sesionar y en donde someten a votación sus acuerdos y proclamas. Un siguiente propósito parece ser el convertirse pronto en poder fáctico en las calles y en lugares públicos desde donde habrían de manifestarse como un grupo nacionalista compacto que quiere el cambio verdadero. ¿En voz de quién hemos eschuchado eso?

Los sucesos contra Peña Nieto, primero en la Ibero y días después en Querétaro; luego en menor grado de asedio las protestas contra Josefina Vázquez Mota en su alma mater, pero de más econo contra Isabel Miranda de Wallace, en la UAM de Iztapalapa, evidencian hacia dónde quiere ir ese movimiento. Una de las cosas que más preocuparon fue esa cartulina en la que se leía ‘Aburto en dónde estás, te necesitamos’ la cual salió a relucir el pasado 24 de mayo cuando unos 500 seudoestudiantes buscaban impedir el paso al vehículo en el que suponían iba el candidato priísta al salir del estadio municipal queretano.

Con condenas injuriantes y amenazantes actitudes que tienden a la violencia, ese movimiento estudiantil de nuevo cuño ha irrumpido de pronto y de lleno en la lucha partidista electoral que está en plena marcha, con miras a las elecciones que se celebrarán dentro de 23 días, el cual se ha declarado ‘antepeñista’, lo que choca con su argumento de que ‘#YoSoy132’ es ‘apartidista’, máxime cuando hay evidencias de que el candidato de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador es su consentido. En la Plaza de las Tres Culturas hubo una muestra de ello. En las afueras de Televisa ha habido otras.

Estas fuerzas de choque, cuasi pacíficas hasta ahora, no están exentas de que quienes pudieran estar detrás de ese movimiento universitario –ignorándolo la gran mayoría de sus integrantes–, estén encaminándolos a caer en actos de violencia, choques y enfrentamientos que pudieran desembocar en hechos de sangre. Los líderes gestores de ese colectivo acaso ni sepan a lo que los están orillando las manos que mecen esa cuna. Porque de que alguien está detrás azuzándolos a la rebeldía, ni duda cabe. No se dan cuenta los jóvenes que pueden infiltrarse mercenarios, profesionales de la provocación. Y si empieza a correr la sangre la factura se la pasarán al movimiento.

El por segunda vez aspirante a la Presidencia de la República anda feliz porque ese movimiento desde el principio se ha pronunciado a su favor y en contra de Peña. Pero también porque los estudiantes le están haciendo el favor de exigir la apertura informativa al duopolio televisivo, porque fueron al IFE a promover su inscripción como observadores electorales y porque exigieron que el segundo ‘debate’ que se celebrará este domingo 10 de junio en Guadalajara, se transmita en cadena nacional por los canales 2 y 13. Hasta ahora han logrado sus propósitos.

En asamblea realizada el pasado miércoles acordaron invitar a los candidatos para que participen en un debate por internet el martes 19 por la noche. Ya aceptaron López Obrador, Vázquez Mota y Gabriel Quadri. Peña Nieto ya lo descartó. Para esta noche en el estadio Azteca durante el juego de futbol México-Guyana, ese colectivo prepara proclamas contra el candidato del PRI y otros personajes que están en su lista de indeseables. Parece haber signos de desestabilización popular. ¿Esa es la consigna? ¡Cuidado!

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Los comentarios están cerrados.