Archivo de la categoría: levantaría ánimos

Si aceptara el ‘Jefe’, ¿ganaría?

PAULINO CÁRDENAS

De no ser el recién liberado ‘Jefe’ Diego Fernández de Cevallos quien enarbole la bandera panista para el 2012, su partido, que ha tenido dos veces consecutivas el mando federal, por haber tenido dos administraciones fallidas no ‘levantaría’ el ánimo de los votantes y se iría a pique en las elecciones para el relevo presidencial. Sólo el controvertido y experimentado político lograría revertir la tendencia perdedora que se le augura a Acción Nacional en los comicios de julio del año próximo.

Convertido en poético y hasta místico personaje después de su rapto, el polémico panista sería el candidato idóneo que, sin recurrir a vergonzantes alianzas con un perredismo acomodaticio y venido a menos, pudiera realizar con más dignidad un papel que pudiera devolverle a su partido mucha de la respetabilidad política que ha extraviado en el camino a causa de las extravagancias y estrategias fallidas de quien se ha venido ostentando como el verdadero jefe de ese partido desde el arranque del sexenio.

Además de sus correligionarios, el reconocido abogado litigante y colmilludo ex legislador tendría el apoyo de tres connotados priístas, Carlos Salinas de Gortari, Manlio Fabio Beltrones y Beatriz Paredes Rangel, con quienes, además de tener gran amistad, existe un nivel de entendimiento y confianza histórico. Sin duda de todos los aspirantes panistas, sería el único capaz de ganar sin alianzas lastimeras que para el caso ni las necesitaría.

Como se recordará, el ‘Jefe’ Diego en 1994 protagonizó uno de los muchos misterios no resueltos que forman parte de su biografía al renunciar a ser el candidato del PAN a la Presidencia, después de haber ganado aquel debate televisado frente a Ernesto Zedillo, del PRI, y Cuauhtémoc Cárdenas quien contendió por la entonces reconocida izquierda. Elocuente orador y parlamentario nato, el‘Jefe’ Diego hizo ver chiquitos a sus dos rivales recibiendo no sólo elogios por parte de sus propios simpatizantes sino hasta de sus adversarios políticos.

El camino hacia la Presidencia para Fernández de Cevallos parecía ‘amarrado’ pero, siendo como siempre ha sido, aquel año, después del debate, desapareció del mapa político. Se recluyó en su rancho y dejó que el PRI, que había gobernando México las últimas seis décadas, siguiera en el poder otro período más. Dijo que prefería seguir atendiendo sus negocios particulares. Desde sus propias filas lo llamaron traidor. Hasta Vicente Fox le lanzó improperios.

Parte de su biografía habla de ser defensor de capos de las mafias y de haber sostenido  una supuesta relación amistosa con uno de los legendarios narcotraficantes, Amado Carrillo Fuentes, el ‘Señor de los Cielos’, llamado así porque poseía una flotilla de aviones para abastecer de cocaína a Estados Unidos. Otro hecho que se le atribuye al controvertido político panista es su habilidad para litigar contra el Estado y ganarle multimillonarias sumas a favor de sus clientes privados, siendo al mismo tiempo legislador. En 1994, año en que apareció el EZLN, esta agrupación rebelde lo calificó de enemigo de sus causas.

Después de ser liberado –supuestamente por la Red de Transformación Global ligada precisamente al EZLN según una nota recibida por la agencia EFE el pasado fin de semana en la que esa agrupación rebelde reivindica el secuestro del panista–, a pregunta expresa de los periodistas, el ‘Jefe’ Diego había negado que tuviera interés en participar como candidato del PAN a la Presidencia en  las elecciones del 2012. Dijo no obstante que apoyaría a quien su partido designe para participar en la contienda presidencial.

A juzgar por las tendencias que se han venido manifestando a través de diferentes encuestas en los últimos meses, el PAN no goza  para nada de la simpatía ciudadana como sí acontece abrumadoramente a favor del PRI y donde el PRD también anda muy por debajo de las preferencias populares, con miras a las elecciones para elegir al sucesor de Felipe Calderón. Peña Nieto le lleva mil años luz al más cercano aspirante.

Si logran que acepte, Fernández de Cevallos podría ser el ‘gallo’ fuerte que, de ganar la designación interna y más tarde la Presidencia en el 2012 –¿por qué no?–, permitiría al PAN continuar en Los Pinos otros seis años y muy posiblemente reivindicar, para mejor obviamente, el tan pobre papel que ha hecho su partido en los diez años que lleva de gobiernos fallidos con Fox y Calderón, más los dos que aún le faltan a éste, en cuyo lapso nadie cree que las cosas mejoren, ni siquiera en el tema de la narcoguerra que es su prioridad.

El asunto es que ningún panista como Fernández de Cevallos tiene el bagaje, el empaque, la experiencia, ni el tamaño político que se requiere, para descarrilar al tren en el que viene a todo lo que da el candidato obligado del PRI y actual gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, cuya decisión para contender para la ‘grande’ acaso dependa del triunfo o la derrota de quien lo suceda por parte del tricolor en los comicios del 3 de julio próximo, ya que él mismo  ha señalado que ‘sin 2011 no habrá 2012’.

Y si no le vuelve a ganar la soberbia, Andrés Manuel López Obrador sería el otro candidato que podría quitarle votos al mexiquense. Asímismo, se viene hablando de que el jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, andaría en tratos ‘por debajo de la mesa’ y ‘en lo oscurito’ con Felipe Calderón, para ser el candidato aliancista PAN-PRD para el 2012. Sólo que si Andrés Manuel López Obrador se queda con el PRD –que es lo más probable– al irse Jesús Ortega ahora en marzo , el PAN tendría que buscar otra opción. Y esa opción tiene nombre y apellido: Diego Fernández de Cevallos.

 

Anuncios