Archivo de la etiqueta: Bravo Mena

‘Requiem’ anticipado al PAN

PAULINO CÁRDENAS

Para muchos el pasado miércoles el PAN selló de manera anticipada su derrota para el 2012, al quedar de manifiesto que en ese partido, manejado desde Los Pinos, están hechos bolas al mostrar una evidente descoordinación y una ramplona y desorganizada manera de resolver las cosas, como quedó de manifiesto con las declaraciones y aclaraciones que se suscitaron ese día y que al final no sólo acabó siendo el ‘requiem’ de la pretendida alianza entre panistas y perredistas para las elecciones en el estado de México en julio próximo, sino de Acción Nacional para los comicios del año que viene.

Guste o no, el gran ganador de ese ‘affaire’ político acabó siendo el gobernador Enrique Peña Nieto, quien al cambiarle la jugada a quienes creyeron que se decidiría por una sucesión dinástica y nepotista en la persona de su primo Alfredo del Mazo Maza, se sacó de la chistera a Eruviel Avila Villegas, con lo que mató el revire que le tenían preparado panistas y perredistas, desmantelando gran parte de la intención aliancista que desde hace meses había de hecho quedado invalidada en el Congreso de su estado.

De la otra mitad se encargó el precandidato de ‘las izquierdas’, Alejandro Encinas, quien dejó con un palmo de narices a quienes creyeron que diría ‘sí’ a la posibilidad de encabezar la anhelada coalición que hace dos días quedó enterrada, lo que para muchos le abrió el camino al ex edil de Ecatepec que contará con todo el aparato electoral del tricolor a su favor para que gane en la entidad que gobierna Peña Nieto, con lo que éste avanzaría sin ningún problema para triunfar en los comicios que se celebrarán en poco más de quince meses en todo el país, y sacar al PAN de Los Pinos.

El espectáculo que protagonizaron ese día la secretaria general del PAN, Cecilia Romero; el secretario particular del Presidente, Roberto Gil Zuarth; el jefe de las tribus de izquierda Andrés Manuel López Obrador; más los reproches de la cúpula priísta manifestados a través de un comunicado, echaron por tierra el proyecto de que hubiera una alianza entre panistas y perredistas para las elecciones de gobernador en el estado de México, fue una muestra clara ante  los probables votantes mexiquenses del próximo 3 de julio, de lo que unos y otros son capaces por alcanzar el poder.

La segunda de a bordo del PAN, que acababa de participar en la habitual reunión de su partido celebrada en Los Pinos, salió a decirle a los periodistas que el Presidente, aunque no fue una instrucción de éste, había mostrado su respaldo a la alianza entre el blanquiazul y el PRD para ir de la mano en los comicios en donde se elegirá a quien sustituya a Peña Nieto ‘como lo pidieron los mexiquenses’ en la muestra del pasado domingo donde se habría votado mayoritariamente por el ‘sí’.

Esto provocó que el secretario particular de Calderón le enmendara la plana a la dirigente panista en una conferencia que causó extrañeza por desmentir a quien se supone es una de las dos principales figuras de su partido. Hasta quien funge como dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, rechazó que el Primer Mandatario haya dado línea al partido para concretar la coalición con la izquierda.

Asímismo, Gil Zuarth aprovechó para desmentir a López Obrador, quien había asegurado el mismo miércoles, sin aportar pruebas, que Calderón, en un acto de ‘inmoralidad’, había invitado a Alejandro Encinas a aceptar ser el abanderado de la coalición PAN-PRD, lo que al día siguiente el propio perredista desmintió a medias, al señalar que si bien no fue directamente Calderón, la intención la pusierona su consideración miembros de su partido.

Por su parte el PRI había  manifestado ese mismo día su inconformidad por la presunta intromisión del jefe del Ejecutivo en las decisiones electorales de la entidad mexiquense. En un comunicado manifestó la cúpula de ese partido que acudirán a los tribunales electorales para denunciar esa intromisión presidencial y la del secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, en el proceso electoral del estado de México,.

No obstante el numerito de ese ‘miércoles negro’, Luis Felipe Bravo Mena dijo que  no cejarán en tratar de convencer a Alejandro Encinas a que acepte participar en la alianza PAN-PRD, al señalar que ‘estudia la posibilidad’ de reunirse con el precandidato de ‘las izquierdas’ para ‘convencerlo’ de ello. Incluso, manifestó el precandidato panista, si la alianza cristaliza y él no resulta el candidato, “estaría dispuesto a seguir apoyándola”. Esto, por supuesto, sería con la línea presidencial, porque Bravo Mena no se manda solo.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Alianza PAN-PRD al garete

PAULINO CÁRDENAS

Al quedar desinflados sus globos en los aparecían los nombres de Eruviel Ávila Villegas en uno y el de Alejandro Encinas Rodríguez en otro, la coalición PAN-PRD se quedó sin candidato, una vez que en la entidad federativa en la que hay alrededor de nueve millones de ciudadanos registrados en el padrón electoral, una raquítica muestra dijo ‘sí’ el domingo pasado a la alianza de estos partidos para participar en los comicios del próximo 3 de julio, fecha en que se elegirá al gobernador que sustituya a Enrique Peña Nieto en el estado de México.

La apuesta de panistas y perredistas era que cualquiera de los dos aspirantes que quedaron ya firmes para contender por la gubernatura mexiquense –uno como candidato único del PRI y otro por las ‘izquierdas unidas’– pudiera haber sido el abanderado de esa alianza que, de hecho, quedó al garete. Peña Nieto buscó y logró tronar uno de esos globos al cambiarles la jugada. Si todavía insistieran en su propósito tendrían que echarse a buscar a alguien que pudiera estar a la altura de las circunstancias.

Los aliancistas daban por hecho que si Alfredo del Mazo Maza lograba la designación priísta, les dejaría el camino abierto para que el ahora ex alcalde de Ecatepec, Eruviel Ávila, aceptara ser su abanderado renunciando previamente al PRI, en un imaginario esquema parecido a lo que habían hecho el año pasado con los candidatos ex prístas que al final ganaron para la coalición panista-perredistas en Oaxaca, Puebla y Sinaloa.

El otro globo se los pinchó Encinas Rodríguez, al creer que a última hora diría que sí a la propuesta de ser el abanderado de la alianza PAN-PRD, quedándose como el perro de las dos tortas una vez que el ex jefe de Gobierno capitalino y coordinador de los diputados perredistas en la Cámara baja reiteró que sí iría en alianza, pero con ‘las izquierdas’, ratificando su ‘no’ a ir en alianza con el partido blanquiazul. De paso dejó en claro que tampoco iría en alianza con el PT y Convergencia, si el PRD no está en ella.

Acaso desde Los Pinos pudieran insistir en seguir picando piedra para hallar candidato para la alianza con vistas a los comicios de julio venidero en el estado de México, que sería una prueba con miras al 2012. Pero como quedaron los momios y como se ven las cosas, se da por hecho que esa intención aliancista tiene contados sus días, aunque todavía creen en la casa presidencial que el Consejo Estatal del PRD, que se reunirá este fin de semana, podría empujar el ‘sí’ a una alianza con base en los resultados de la muestra dominguera donde se asegura que fueron inflados los resultados.

Nadie cree que el PAN se imponga con el triunfo llevando al frente al ya precandidato Luis Felipe Bravo Mena, ex secretario particular de Felipe Calderón, quien dejó fuera a los otros dos aspirantes del albiazul, el senador Ulises Ramírez y José Luis Durán Reveles ex subsecretario de gobernación y ex alcalde de Naucalpan. Solo, Bravo Mena no ganaría. Incluso dejó abierta la posibilidad de hacerse a un lado, si se concreta la alianza e impusieran a un perredista como abanderado, que no sería otro que Encinas que ha dicho ‘no’, pero que muchos piensas que todavía quién sabe.

Desde donde se ha estado empujando la idea de la alianza ven a otros suspirantes que tal vez quisieran ser apuntados, como Rubén Mendoza Ayala o Mauricio Valdés, ambos ex priístas. También creen que alguno de los aspirantes priístas que se quedaron en el camino –Alfredo del Mazo Maza, alcalde de Huixquilucan; Ernesto Nemer, coordinador de la bancada del PRI en el estado o Ricardo Aguilar Castillo, líder estatal del tricolor–, todavía pudiera alzar la mano, renunciar a su partido y abanderar las aspiraciones de la coalición panista-perredista.

Luis Videragay, diputado y ex secretario de Finanzas de Peña Nieto, otro frustrado aspirante, es ahora coordinador de la precampaña del precandidato Eruviel Ávila Villegas. Se espera que su muy personal estilo no choque con el del abanderado priísta por considerarse más allegado al actual gobernador que el aspirante a sucederlo.

Se cree que al final, la contienda electoral en el estado de México, quedará sólo entre dos aspirantes: Eruviel Ávila de PRI quien más ventaja llevaría porque tendría todo el aparato y la pesada maquinaria roja a su favor, y Alejandro Encinas que sería el candidato de ‘las izquierdas’ con el apoyo de las bases del PRD, PT, Convergencia y el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, que están con su mentor político, Andrés Manuel López Obrador.

Pero al final no habrá que dar tantos brincos estando el suelo tan parejo, ya que quienes tendrán la última palabra serán los votantes mexiquenses que irán a las urnas el domingo 3 de julio.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Edomex: no habría alianzas

PAULINO CÁRDENAS

Se da por hecho que en el estado de México no habrá alianza entre el PAN y el PRD para competir en las elecciones del proximo 3 de julio cuando se vote por el nuevo gobernador que habrá de sustiuir a Enrique Peña Nieto. Aunque el PRI no ha definido quién será su candidato, el sol azteca ya lo tiene en la persona de Alejandro Encinas Rodríguez, y el blanquiazul virtualmente en Luis Felipe Bravo Mena. Ambos están considerados los más radicales de la izquierda y la derecha mexicana, respectivamente. Ya compitieron y perdieron en 1993 por la entidad mexiquense ante el candidato del PRI.

Andrés Manuel López Obrador propició mucho de lo sucedido en los últimos días.  En el caso de Encinas se afirma que el asunto fue previamente arreglado por el tabasqueño en donde al jefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard lo mandó a que le pusiera el ‘cascabel al gato’ la semana pasada y convocara a las corrientes de izquierda en un restaurante del centro histórico para ‘destapar’ como precandidato a la gubernatura del estado de México al economista superamigo del tabasqueño. Como se sabe, los dos son subordinados de Andrés Manuel. Con ese albazo el perredismo sometido quedó rebasado.

A las pocas horas de su ‘destape’ el propio Andrés Manuel López Obrador apareció del brazo precisamente de Alejandro Encinas en el municipio de Ocuila, estado de México, al iniciar su ‘Gira de la Lealtad’ en donde al todavía coordinador de la bancada perredista en la Cámara de Diputados, después de hacerle un amplio reconocimiento por sus convicciones a favor de los de abajo y por su trayectoria dentro de la administración pública, señaló que lo propondrá “como candidato único a los partidos del Trabajo, Convergencia y PRD”.

Como se recordará, López Obrador fue el primero quien mencionó a quien fuera su interino en el gobierno del Distrito Federal, como la mejor pieza de la izquierda mexicana para contender y ganar la gubernatura del estado de México en las elecciones del 2011 a celebrarse el próximo 3 de julio.  El coordinador de los diputados perredistas en San Lázaro dijo que antes de saber si aceptaba formalmente debía revisar el aspecto jurídico sobre su residencia en el estado de México, asunto que dice tener resuelto.

Escriben sus biógrafos que Encinas ha recorrido los caminos de la izquierda partidaria. Fue militante del Partido Comunista, fundador del PSUM, del PMS y el PRD. En el Sol Azteca ha estado cerca de Porfirio Muñoz Ledo, Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador. Este último lo rescató en el año 2000 de la derrota electoral para jefe delegacional en Álvaro Obregón y lo nombró secretario de Desarrollo Económico de la ciudad.

Durante cinco años en los que fue su subordinado, entre 2000 y 2005, Encinas consolidó una relación política con López Obrador la cual, como se ve, se mantiene firme hasta ahora. Tras el paso por la subsecretaría y la secretaría de Gobierno, el 2 de agosto de 2005 se convirtió en jefe de Gobierno interino. Su inclusión al gabinete de López Obrador era un hecho si el tabasqueño hubiera ganado las elecciones presidenciales al año siguiente.

Al final logró un escaño en la Cámara de Diputados y actualmente es coordinador de la bancada de su partido en San Lázaro. Hoy está en el umbral de ser el candidato de las izquierdas unidas para contender por la gubernatura del estado de México por segunda vez. En 1993 Encinas se enfrentó cara a cara con el Grupo Atlacomulco. Fue candidato a gobernador del estado de México contra Chuayffet, en donde también participó el panista Luis Felipe Bravo Mena. Desde ahí resintió la división en el PRD porque su partido lo dejó morir solo en aquel entonces.

El otro caso es el del ex secretario particular del Presidente, el leonés-guanajuatense Luis Felipe Bravo Mena, quien fue relevado del cargo el viernes pasado y al que los observadores ya lo ven como el próximo candidato del PAN en las elecciones del estado de México, en las que participó y perdió en el 93. Hoy, durante la reunión del CEN de su partido podría empezar a definirse su candidatura como abanderado del albiazul para el estado de México.

Al respecto, en su libro ‘Los secretos del Yunque’, Luis Paredes, ex militante de la organización secreta de la ultraderecha mexicana de orientación católica, fundada por jesuitas en 1953 en Puebla bajo la premisa de convertir al catolicismo en el factor de unidad nacional, señala que Luis Felipe Bravo Mena fue presidente de esa agrupación. Los otros dos dirigentes de El Yunque, señala el autor, han sido Manuel Espino y César Nava.

SME: Calderón responde a huelguistas

PAULINO CÁRDENAS

En torno a la huelga de hambre que sostiene un grupo de sindicalistas de la extinta Compañía de Luz y Fuerza del Centro, desparecida por decreto presidencial el 11 de octubre de 2009 y que de un plumazo dejó sin materia de trabajo a más de 44 mil trabajadores del sector eléctrico, hay quienes apuntan que su ayuno sólo es una treta para tratar de obligar al presidente Felipe Calderón para que acceda a la solicitud de ser recibidos en Los Pinos, amenazando con que llevarán su propósito hasta las últimas consecuencias.

Y parece que esa estrategia o treta, funcionó. El mandatario panista acaba de responderles y turnó la solicitud a la Secretaría de Gobernación para atender sus peticiones. Así lo dio a conocer ayer Cayetano Cabrera, huelguista del Sindicato Mexicano de Electricistas que hasta ayer llevaba 89 días de ayuno, quien dijo haber recibido un comunicado firmado por el secretario particular del jefe del Ejecutivo, Luis Felipe Bravo Mena, informándoles que la dependencia que encabeza José Francisco Blake Mora, será la encargada de atender sus demandas. A no ser que sólo sea un distractor.

“El señor Presidente ya me mandó una respuesta a la solicitud de audiencia que queríamos con él”, afirmó. Agregó que sobre el conflicto “él gira instrucciones a Gobernación para que le dé solución y aprovecho la ocasión para que si me escucha Gobernación, pues ya que nos dé hoy una respuesta favorable y nos levantamos de la huelga”, dijo Cayetano. Antes había dicho en entrevistas por radio, que “la respuesta favorable es que nos regresen, nos reintegren a nuestra labor”. Se le había escuchado lúcido, coherente, sin problemas de dicción o de lenguaje.

De ahí empezaron las especulaciones sobre si los ex trabajadores de Luz y Fuerza y su huelga de hambre era real o simulada, y si acaso no sería una estrategia para llamar la atención de la opinión pública, de los medios y de observadores extranjeros, estando la mayoría con aspecto moribundo en su lecho de reposo que tienen ubicado en pleno zócalo de la ciudad de México, donde de hecho no le han permitido el paso a nadie extraño a ese gremio.

Alfredo Verdiguel, el médico que según él mismo ha dicho, voluntariamente se ha encargado de ver por el estado de salud de los huelguistas, quien afirmó en entrevista radiofónica que no puede ira más allá para tratar de impedir que caigan en un estado comatoso, porque él debe respetar el Tratado de Malta que le otorga sólo a ellos, el derecho de estar en permanente ayuno o de suspender su huelga de hambre si así lo consideran. Sólo cuando no tengan razón de sí podría intervenir de lleno la ciencia médica.

Explicó que dicho tratado contempla que mientras los huelguistas tengan conciencia de las consecuencias de sus actos se tiene que respetar su decisión, aunque una vez que pierden el estado de alerta sería responsabilidad de los médicos determinar si los trasladan a un hospital para su atención. Hasta el momento son 14 los trabajadores en huelga de hambre, 11 hombres y 3 mujeres. Doce de ellos decidieron sacarse sangre ayer y con ella escribieron una leyenda a favor de su causa.

Si es como parece, quiere decir que la resistencia de los ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro pudo más que la del principal huésped de Los Pinos. Por lo que se ve, el poder no quiere arriesgarse a que haya un desenlace fatal de los huelguistas en ayuno, ni quiere saber si es simulada o no esa estrategia de presión a su gobierno, porque una mala noticia como sería el deceso de alguno de ellos, provocaría un escándalo que trascendería las fronteras de nuestro país en donde el presidente Calderón ahora sí que cargaría con el muerto.

Si el actual régimen estuviera instaurado en la supremacía del derecho otra cosa sería esa huelga de hambre si fuera simulada. Pero desde el momento en que la extinción de  LyFC fue decretada, para los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas fue un acto de autoridad unilateral que lesionó sus derechos laborales y constitucionales, los momios se empatan. Aunque la poderosa alquimia del poder funcionó y la Suprema Corte dio por bueno el decreto de extinción.

El pasado 5 de julio, por mayoría, la Corte calificó de constitucional el decreto de extinción. Los ministros consideraron que contrario al fundamento con el que el SME promovió el amparo que fue rechazado, los derechos de los trabajadores quedaron resguardados y que toda queja o denuncia contra ello lo podrán hacer ante la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Pero esta instancia está bajo la férula del titular de Trabajo, Javier Lozano Alarcón. De esta manera, se cierran los caminos jurídicos que tenía el SME para impugnar la legalidad de dicho decreto en términos reales. Ante ello, su última carta es la huelga de hambre. Si las cosas van como los trabajadores creen, la discusión sería ahora el asunto del ‘patrón sustituto’. Pero si el comunicado que les dirigió Calderón es sólo un distractor, ¡aguas!. Por lo pronto, los atencos, encabezados por Ignacio del Valle, recién salido de la cárcel, se unieron al movimiento sindicalista.