Archivo de la etiqueta: campaña

Panismo ensaya estrategia

PAULINO CÁRDENAS 

Desde el pasado mes de junio escribíamos en ese mismo espacio que después de la reunión que sostuvo el Presidente en el Alcázar del Castillo de Chapultepec con los integrantes del Movimiento por la Paz, parecían haberse despejado las dudas sobre cuál debía ser el principal eje de campaña del PAN con miras al 2012. No sería otro que el de la inseguridad. Ese sería el tema ‘paraguas, pero había que vestirlo, ponerle ‘carnita’ antes de convertirlo en campaña, para lo cual había que analizar sus efectos con grupos de enfoque, como ha estado sucediendo con las entrevistas posteriores a la partcipación del mandatario panista en el Campo Marte, antes de echarla a andar formalmennte.

Desde tiempo atrás el PRI ya venía siendo el ‘punching bag’. El principal objetivo panista era debilitar a ese partido que desde las elecciones intermedias del 2009 ya había mostrado su músculo, al hacer pinole toda posibilidad de triunfo del PAN. Por ello había que echarle toda la carne al asador al propósito de hacer quedar mal a ese partido públicamente, objetivo que no fue difícil de lograr en virtud de que el tricolor sigue teniendo cola que le pisen, al menos por parte de algunos de sus más señalados cuadros.

Había pues que sacar a la luz pública asuntos ligados con actividades presuntamente ilícitas de varios de sus principales figuras, como pretendió ser el fallido intento del ‘michoacanazo’ contra el PRD, cuyas baterías se enfocaron más tarde contra el priísta Jorge Hank Rohn, operación que resultó fallida por la descoordinación que hubo por parte de las autoridades de justicia y de seguridad locales y federales, incluido el papelazo que hizo el Ejército.

El turno fue luego para Humberto Moreira, a quien le destaparon las cuitas de una danza de millones de dejó de deuda en Coahuila aun no aclaradas, echándole todo el peso del PAN-gobierno encima, hasta que la presión no fue aguantada por el candidato Enrique Peña Nieto ni por el propio priísmo, al grado de que tuvo renunciar a la dirigencia del tricolor. Aquella campaña empezó con un video de casi 8 minutos que bajo el título “El rostro oculto de la corrupción”, el panismo exhibió a los hermanos Humberto y Rubén, ex gobenador y actual mandatario de esa entidad federativa.

También se dice que el turno al bat es para Arturo Montiel Rojas, ex gobernador del estado de México y que fuera precandidato a la Presidencia en 2005, quien parece estar en la mira entre los ‘probables’ que podrían ser exhibidos pronto por el panismo como parte de esa misma campaña contra los hombres de nombre priístas. El objetivo evidente es exhibir al PRI como causante de todos los males de México y, por consecuencia, de los que vendrían si la gente vota por ese partido.

Calderón parece no tener dudas de que el tema de campaña del PAN será sobre la inseguridad y por lo pronto él mismo ha empezado a ensayar por dónde sí y por dónde no debe irse enfocando la estrategia correspondiente de Acción Nacional para el 2012. Esto empezó a vislumbrarse desde el pasado domingo cuando habló en el Campo Marte principalmente de su guerra contra las mafias como lo mejor que le ha podido suceder a México y los mexicanos, no obstante el escaliofriante número de muertos que lleva en su cuenta esa lucha armada, sin que los resultados convenzan a nadie.

Desde ahí, Calderón empezó a mandar el mensaje de que es probable la intromisión del crimen organizado y del narco en las próximas elecciones del 2012, y acto seguido alerta a los partidos, a las autoridades electorales y a la ciudadanía, de esa posibilidad, como habría sucedido en Michoacán en donde perdió la gubernatura su hermana Luisa María, de lo cual, dijo, tiene pruebas contundentes y palmarias de que así fue. En esa entidad, que es la nativa de Presidente, el triunfo fue para el priísta Fausto Vallejo

Con quienes lo han entrevistando posteriormente esta semana, ha hecho hincapié en que esa intromisión representaría un peligro para el proceso electoral que se avecina el próximo año, dejando entrever de paso que el beneficiario sería el PRI y su candidato como, según él, sucedió en Michoacán en donde afirma que hay evidencias de que la delincuencia participó en los comicios de aquel estado, lo que podría repetirse el próximo año cuando se elija a su sucesor y en donde el PAN desde ahora se ve que no tendrá con qué repetir.

A todo esto habría que preguntarle al Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas a dónde quedaron aquellas baladronadas de que las bandas del crimen organizado y las mafias del narcotráfico ya estaban desmembradas, sometidas y prácticamente desaparecidas, cuando resulta que siguen tan empoderadas que pueden ser un peligro para el 2012, por lo que el asunto deja mucho qué pensar ya que eso podría ser causa, que no razón, para que no haya elecciones. ¿Será el verdadero objetivo de la estrategia panista? Por lo pronto, el dirigente panista Gustavo Madero ya empezó a hacer su parte.

pcardenascuz@yahoo.com.mx 


Anuncios

Los besos anti-odio

PAULINO CÁRDENAS

El ejemplo aquel que puso en México el poeta Javier Sicilia de sellar con besos en la mejilla la intención de amor y paz con miembros del Poder Legislativo al finalizar una de las reuniones del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, lo ha hecho suyo Benetton en su nueva campaña publicitaria, pero de manera mucho más avanzada, obvia, atrevida y sorprendente para muchos, llevando como tema el beso en la boca como muestra amorosa y señal de anti-odio, entre líderes mundiales política o religiosamente antagónicos.

A base de fotomontajes se muestra en formatos gigantes los rostros en close up del presidente Barack Obama besando a varios líderes mundiales con los que no se lleva, entre ellos Hugo Chávez, y también ósculos del Papa, así como de líderes antagónicos como los de Corea del Norte y Corea del Sur, con los cuales la firma de ropa italiana pretende combatir la cultura del odio. La de Benedicto XVI besando en la boca al líder musulmán el imán Ahmed el Tayeb fue retirada por los reclamos a Benetton.

El tema de los besos causó polémica en México a finales de julio pasado, al término de la primera reunión celebrada en el Alcázar de Chapultepec entre los miembros del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad encabezados por el poeta Javier Sicilia e integrantes de la Comisión Permanente, donde hablaron por más de cinco horas sobre la agenda política y de inseguridad que prevalece en el país.

Al finalizar el evento, el poeta y escritor le dio por sellar con besos la reunión, como en símbolo de amor, paz y buena voluntad. Una foto que causó sorpresa fue donde aparece Sicilia tomando del rostro al senador sonorense Manlio Fabio Beltrones dándole un beso en la mejilla. Esa moda fue él quien la implantó en el país. Ahora la firma de ropa Benetton la he hecho suya, pero a su manera.

Esta compañía ha dado siempre de qué hablar con sus campaña publicitarias, haciendo sutil y a veces abierto escarnio del sufrimiento humano, poniendo en evidencia en algunos la podredumbre humana, a veces mostrando gente totalmente desnuda o aquel donde un sacerdote besaba a una dama como si fuera un vil don Juan. Otros que han causado polémica han sido donde aparecen en pleno ‘clinch’ amorosos modelos del mismo sexo o gente de diferente raza en tórridos escarceos libinidosos.

La actual campaña de esa firma, denominada ‘Unhate’, tiene como tema central el beso entre los líderes políticos y religiosos del mundo y cuyos publicistas explican que se trata de una invitación a contrarrestar el odio que prevalece en el mundo. El caso es que al ser lanzada ha motivado sorpresa, hilaridad, sonrojos, críticas y aplausos. Los afiches gigantes han sido colocados en lugares públicos en Italia incluído los trenes metropolitanos.

El asunto es que el trasfondo del mensaje es lo que cuenta, independientemente del tratamiento tan obvio y directo que se le ha dado a esta campaña, ya que cumple su cometido de llamar la atención popular internacional con la intención de que sea motivo de pláticas en las reuniones de cantina, restaurantes y tertulias familiares, que son los nichos-objetivo a los que va dirigido principalmente el mensaje, además, claro, del sector de líderes políticos del mundo, en especial los que aparecen en los fotomurales.

¿Qué pasaría si esa campaña se adoptara en México entre los líderes antagónicos o cuasi, como por ejemplo, Calderón y Peña Nieto, Calderón y AMLO o éste con Ebrard o el mismo López Obrador con Elba Esther o el líder del cártel de Sinaloa con el de Los Zetas? ¿Cómo se verían en el zócalo de la capital del país o en las principales estaciones del Metro sus fotomurales? ¿Cómo sería tomado ese mensaje mexicano anti-odio como el de Benetton con su ‘Unhate’? La verdad es que en nuestro país hace falta quien convoque al amor y a la paz y no a la guerra.

Una señal la dio este martes Andrés Manuel López Obrador, al señalar en su discurso de aceptación como candidato de ‘unidad’ de las izquierdas, que pretende convertirse en promotor de una ‘República amorosa’. Desde julio del año pasado anda con esa cantaleta que pocos le creen, ya que muchos no olvidan cuando era un potencial incendiario de pozos petroleros en Tabasco, cuando perdió la oportunidad de haber ganado por soberbio, cuando mandó al diablo a las instituciones o cuando se erigió en ‘presidente legítimo’.

El tabasqueño cambió radicalmente su discurso; ya no habla por ejemplo de ‘la mafia del poder’ que fue tema de su libro. Ahora se dice amigo de los empresarios y presume de llevarla de ‘a piquete de ombligo’ con Carlos Slim, cuando él sabe que siempre ha representado a lo más torcido e impositivo de la izquierda, y al priísmo corporativo del que fue parte. Pero no hay que negar que anda haciendo su esfuerzo como predicador, con un nuevo disfraz: el de amor y paz. Sólo le falta demostarlo con besos, como lo hizo Javier Sicilia y como lo promueve Benetton en su polémica campaña.

pcardenasrcuz@yahoo.com.mx


‘Perversa campaña’ antiPRI

PAULINO CÁRDENAS

En el PRI ha cundido la alarma y la molestia por la llamada ‘campaña negra’ contra ese partido, en vísperas de elecciones de este año y, sobre todo, con miras a las del año venidero en el que habrá sucesión presidencial. Según datos allegados al Revolucionario Institucional, se habría echado a andar en Estados Unidos una campaña de denostación retomando aquella declaración del ex gobernador neoleonés Sócrates Rizzo de que las cúpulas de mando del país pactaban con los cárteles en la era priísta, lo que pudiera volverse a repetir si gana el tricolor la contienda en el 2012. ¿Quién pudo haberla echado a caminar? La respuesta parece obvia.

Esto, además de la preocupación, según lo que ha trascendido, de que también se estaría terminando de cocinar otra campaña –ésta a nivel país–, destinada a lanzar bazucazos mediáticos denigratorios contra personajes de nombre de ese partido, que presuntamente pudieran tener ‘actividade ilícitas’ supuestamente con las mafias del crimen organizado, como recientemente habían corrido afirmaciones en ese sentido que sucedería en el ámbito legislativo, si los diputados priístas no aprobaban las reformas de la Ley de Seguridad Nacional tal como las había propuesto el Ejército a través del Ejecutivo, según lo apuntaba hace no mucho un reportaje de la revista Proceso.

En los corrillos priístas se ha comentado que el objetivo parece claro: se trata de impedir que el gobierno norteamericano vea como la mejor opción para llegar a Los Pinos al PRI. Ha trascedido que por ello, la semana anterior, sin hacer mucha alharaca, el gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto –quien es el prospecto más adelantado de todos los aspirantes para sacar al PAN de Los Pinos según coinciden todas las encuestas–, estuvo en Washington para reunirse con los legisladores del Comité de Seguridad Interna norteamericana, para aclarar puntos y desvanecer lo que en el tricolor y entre los hombres de nombre de ese partido se ha considerado como una ‘perversa campaña’ denigratoria y anticipada contra el Revolucionario Institucional, de cara al 2012.

Teniendo informes confidenciales de que hasta Washington habían llegado rumores de que al relevo de mando en Los Pinos, quien llegase del PRI pudiera pactar de inmediato con las mafias del crimen organizado para disminuir la violencia que priva en el país y paliar el baño de sangre que tiñe a más de la mitad del territorio nacional por la guerra que sostiene el gobierno de Calderón contra los cárteles de la droga –como lo había apuntado el ex gobernador Rizzo hace unos meses en una controvertida declaración de la que tuvo que retractarse–, fue que Peña Nieto decidió viajar la semana pasada a la capital norteamericana, para declarar que la lucha anticrimen seguirá, llegue quien llegue de su partido a la Presidencia de la República.

Fue así que el gobernador del estado de México denunció en el Capitolio de Estados Unidos la gestación de una “campaña negra” orquestada en contra del PRI en el extranjero, con el fin de “desvirtuar la posición que tiene en la lucha contra el crimen”. Por cierto que causó sopresa que Peña Nieto fue presentado por el congresista Henry Cuéllar, el demócrata de más alto rango en el comité de seguridad interna, como el ‘próximo presidente de México’ y la persona con la que se podrían debatir los nuevos términos de cooperación bilateral en la lucha anticrimen como la Iniciativa Mérida.

La otra campaña que se presume estaría por echarse a andar pudiera ser la relacionada con lo que publicó Jesusa Cervantes en Proceso hace unas semanas, en el sentido de que el Poder Ejecutivo había integrado “expedientes negros” de gobernadores priístas vinculados con “actividades ilícitas”, en donde varios generales habían advertido al dirigente del Revolucionario Institucional, Humberto Moreira, que si no eran aprobados los cambios propuestos por el Ejército en la Ley de Seguridad Nacional, dichos expedientes serían publicados, lo que mediáticamente dañaría la imagen del tricolor y de su candidato más adelantado, Enrique Peña Nieto.

Durante las sesiones ordinarias del Congreso los diputados federales del PRI tenían la consigna de aprobar las reformas a la Ley de Seguridad Nacional para darle sustento jurídico a la intervención de las Fuerzas Armadas en el combate al crimen organizado y otorgarle autonomía al Ejecutivo federal para autorizar no sólo la presencia de militares en cualquier destino del país sino incluso para declarar estado de sitio o de excepción –que permite suspender temporalmente las garantías individuales–, sin correr trámite en el Congreso. Todo quedó en suspenso en el Legislativo. No obstante, hay agitación en el PRI. Aunque no lo parezca.

pcardenascruz@yahoo.com.mx.