Archivo de la etiqueta: Edomex

Anulan elección en Morelia

PAULINO CÁRDENAS

Después que la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación con sede en Toluca, anuló la elección de alcalde en Morelia celebrada el pasado 13 de noviembre, el PAN quiere ahora que se anulen los comicios para gobernador por Michoacán. Ante la euforia panista, de la que también se contagió el PRD, el PRI llamó a reunión urgente para deliberar sobre la posible impugnación del resolutivo de la capital michoacana que al final podría acatar, y para saber el camino que deberán tomar para impedir que las presiones de Los Pinos no incida en los magistrados del TPJF para revisar el caso del triunfo priísta en el mando estatal, en lo que el PAN-gobierno sigue insistiendo.

En el caso de la capital michoacana, Acción Nacional había impugnado los resultados de los comicios arguyendo graves anomalías habidas durante el proceso electoral. El ganador de la contienda había sido el priísta Wilfrido Lázaro Medina, y el perdedor el panista Marko Cortés, pero los panistas pidieron el recuento voto por voto al incoformarse porque la votación había sido muy apretada, con una ventaja para el candidato del tricolor de 0.78 puntos. En el nuevo conteo la ventaja volvió a ser para el candidato del tricolor, pero AN insistió en impugnar todo el proceso.

Durante las elecciones el priísta había obtenido 122 mil 258 votos, mientras que en segundo lugar se había ubicado el abanderado panista con un total de 119 mil 941 sufragios, es decir, 2 mil 317 menos que el priísta. Con base al argumento de lo apretado de la votación, se realizó el recuento voto por voto de las 923 casillas utilizadas durante la jornada electoral. No obstante, un error en la captura de datos propició que se volvieran a abrir y a contabilizar las boletas de 71 paquetes electorales, además de revisarse 328 papeletas más que presentaban incidencias que hicieron dudar sobre su validez a los consejeros electorales.

Al anular los comicios de Morelia por supuestas graves anomalías cometidas en el proceso, Acción Nacional espera ahora que el Tribunal Electoral anule la elección a gobernador que se realizó en noviembre pasado y que dio el triunfo al priísta Fausto Vallejo. En conferencia de prensa, Juan Molinar Horcasitas, secretario de acción de Gobierno del PAN, dijo que en dichas elecciones se presentaron algunas violaciones a la ley. Citó el caso del día anterior a los comicios, cuando el boxeador Juan Manuel Márquez portó en sus calzoncillos el logo del tricolor.

“Si solamente se anulara para la elección estatal el municipio de Morelia, en una estricta y reducida coincidencia, congruente con la decisión que se ha tomado respecto a la elección, eso bastaría para revertir la diferencia de votos que separa a ‘Cocoa’ Calderón del Candidato del PRI. La diferencia, por el margen que tuvo en Morelia, es mayor a la diferencia que hubo entre ambos candidatos”, expresó.

Por su parte el dirigente del PRD, Jesús Zambrano, dijo que después de la anulación de la elección de Morelia el siguiente paso es que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación cancele la elección completa de Michoacán. Esta declaración, para algunos observadores políticos forma parte de la misma estrategia que empezó a manejar el presidente Felipe Calderón, luego de que su hermana Luisa María quiso justificar su derrota señalando la supuesta intromisión del narco en el proceso electoral de aquel estado, lo que fue secundado de modo grandilocuente por su hermano quien inició una campaña para decir lo mismo, pero agregando que eso podría suceder en las elecciones del 2012, amarrándose anticipadamente el dedo por la derrota que sufriría su partido el año próximo, según comentó la oposición, ocurriendo al mismo argumento de infiltración del narco en el proceso electoral para pedir la anulación de las elecciones.

Pero de todo aquel ruido mediático, lo que quedaba como última esperanza era Morelia, la capital de su estado, en donde el panismo tenía cifrada sus esperanzas en que la Sala Regional del TPJF dictara la cancelación de las elecciones, como finalmente sucedió. El PAN-gobierno tenía previsto que, si así sucedía, de inmediato entraría en operación una estrategia mediática para impugnar fuerte ante el tribunal, lo mismo para la elección de gobernador de Michoacán, la que perdió la hermana del Presidente, Luisa María Calderón Hinojosa, frente al priísta Fausto Vallejo.

Como se recordará, el 13 de noviembre pasado se celebraron las comicios para elegir gobernador en la entidad natal de Felipe Calderón, quien decidió darle todo su apoyo a su hermana para lograr el triunfo. Para ello ordenó a su gabinete cobijar en todo a su hermana Luisa María, quien aspiraba ser la mandataria de aquella entidad, quien a pesar de que todo se condujo a su favor como una elección de Estado, perdió la gubernatura. El rival a vencer no era Silvano Aureoles el candidato del PRD, no obstante que este partido venía ostentando el poder de ese estado desde hacía dos sexenios, sino el adversario real era el del Revolucionario Institucional.

De ahí que para apoyar a su hermana, el mandatario panista le ordenó a sus secretarios y otros miembros de su gabinete, apoyarla en los diversos actos proselitistas que celebró en sus recorridos por diferentes regiones michoacanas. No obstante las críticas por ese descomunal apoyo, en Los Pinos les valió. Al final y luego de una derrama enorme de recursos, Luis María Calderón Hinojosa fue derrotada por el candidato del PRI. Sin embargo, de hecho se estaba en espera de lo que habría de decidir la Sala Regional del Tribunal Federal del Poder Juidicial de la Federación con sede en Toluca en cuanto al caso de Morelia, para de ahí arrancar las presiones para que lo mismo decida sobre los comicios para gobernador que ganó Fausto Vallejo.

El PRI en pleno abrió un periodo de reuniones que por ahora será permanente, para analizar los pasos a seguir con la anulación de elecciones de Morelia, que buscan que siga el mismo camino de Michoacán por parte de las instancias electorales que tendrán que soportar toda clase de preiones. Si el PAN-gobierno logra también su propósito de anular las elecciones para gobernador del estado natal de Felipe Calderón, estará más que claro que ese mismo esquema querrá aplicarse con la elección presidencial del 2012, en donde el candidato panista no tendrá nada que hacer frente a sus oponentes. La lucha por el poder pues, apenas comienza, y será una lucha sin cuartel.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

Elba Esther irá con el PRI

PAULINO CÁRDENAS

Mientras los partidos perdedores de la pasada contienda electoral decidían si van solos o mal acompañados a los comicios del año venidero en donde la ciudadanía en todo el país eligirá el domingo 1 de julio al próximo Presidente de México, el mandatario mexiquense Enrique Peña Nieto –a quien hasta sus enemigos políticos señalan como el prospecto más adelantado para sacar al PAN de Los Pinos– se reunía el pasado jueves en un jardín anexo a la Casa de Gobierno, en Toluca con senadores, diputados federales y legisladores locales, ex gobernadores y funcionarios de la élite priísta para apapacharlos pero también para leerles la cartilla.

Luego de agradecerles su participación en los comicios de celebrados en el estado de México, -reunión en la que por cierto no estuvieron ni el candidato ganador Eruviel Ávila, ni el líder del tricolor Humberto Moreira, ni tampoco el senador Manlio Fabio Beltrones–, les hizo un llamado a la unidad y los exhortó a ajustarse a la institucionalidad que marcan los tiempos electorales y no anticiparse al proceso de selección. Dijo que es necesario ante todo acercarse a la sociedad, no bajar la guardia ni dormirse en sus laureles.

Y en tanto el gobernador mexiquense mandaba a los suyos la orden de ‘quietos todos’, en el PRD y el PAN sus dirigencias coincidían en señalar que no irán en alianza para las elecciones del año próximo. El dirigente del PAN, Gustavo Madero Muñoz, rechazó que su partido esté a la búsqueda de una alianza con el partido del sol azteca, de cara a los comicios federales del 2012. “Está fuera de toda consideración que el PAN fuera en alianza con el PRD con candidatos como Andrés Manuel (López Obrador) o Marcelo (Ebrard Casaubon); los dos están fuera de toda consideración”, comentó el dirigente del blanquiazul.

Y como si se hubieran puesto de acuerdo, el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, también descartó cualquier posibilidad de conformar una alianza electoral con Acción Nacional rumbo a la elección presidencial de 2012, ni siquiera en el estado de Michoacán. El líder perredista afirmó que no está pensando en alianzas amplias con el PAN en Michoacán, “las descarto plenamente (…) tampoco estoy pensando en alianzas para la elección presidencial con el PAN”.

Esto dejaría en la orfandad al jefe de Gobierno capitalino Marcelo Ebrard, quien sueña con ser el candidato de una coalición PAN-PRD por encima de Andrés Manuel López Obrador, en la búsqueda de la candidatura presidencial de las izquierdas. Ha dicho que no sería bien vista la izquierda con dos candidatos y consideró tener los méritos suficientes como para desplazar al tabasqueño a la hora buena. ¿Será?

Mientras tanto en el ambiente político todavía resuena lo que reveló en conferencia de prensa la maestra Elba Esther Gordillo, de haber negociado con Felipe Calderón ayudarlo para que ganara la Presidencia a cambio de posiciones en el gobierno, misma conferencia en la que exigió que se investigaran presuntos malos manejos en el ISSSTE cuando dirigió este organismo su otrora amigazaso Miguel Angel Yunes, a lo que este respondió diciéndole que ella le pidió una aportación mensual de 20 millones de pesos para su Partido Nueva Alianza.

A pesar de este escándalo, al preguntársele al mandatario mexiquense si el PRI iría el año próximo de la mano con Nueva Alianza –propiedad de la maestra Gordillo–, dijo que el partido de la lideresa del SNTE ha formado parte de coaliciones con el priísmo en los últimos años. Advirtió que se trata de un instituto ‘afín’ a los principios y estatutos del tricolor, aunque aclaró que la alianza más importante es con la ciudadanía.

Con esa declaración queda entendido que el PRI sí iría en alianza con el Panal de la dirigente magisterial para la madre de todas las elecciones, no se sabe a cambio de qué posiciones en el gobierno federal. Por supuesto que hay priístas que se oponen y señalan que al Revolucionario Institucional no le conviene ir de la mano de alguien que tiene tan mala fama pública.

Como sea, los seguidores de Peña Nieto esperan que nada impida su avance hacia la candidatura por la que habría de pronunciarse su partido en una elección interna –dicen que para evitar ‘mapacherías’– la cual pudiera ser por un candidato de unidad, una vez que las manecillas del reloj electoral marque los tiempos para ello.

Aunque también está la propuesta del lider senatorial, Manlio Fabio Beltrones, quien se pronuncia porque haya una consulta nacional para decidir quién debe ser el abanderado del PRI, en donde él mismo aspira a ser una alternativa, además de que se haga una consulta para saber para qué quiere el tricolor regresar a Los Pinos.

pcardenascruz@yahoo.com.mx 


Sigue la ola sangrienta

PAULINO CÁRDENAS  

Casi un centenar de ejecutados, decapitados y masacrados masivamente fue el saldo que dejó a su paso la tenebrosa ola sangrienta este fin de semana en diversas entidades del país, lo que viene a dar al traste con el optimismo gubernamental de que las fuerzas armadas “están debilitando a los cárteles de la droga” y que las matanzas “son por la disputa territorial entre las mafias” para sus operaciones delictivas. Es un discurso oficial ya muy gastado en el que muy pocos creen. Mientras la estrategia para combatir a los cárteles no cambie, habrá más derramamiento de sangre en el país, entre otras cosas porque seis de los siete mandos criminales que operan en el país no quieren que haya cárteles consentidos.

El gobierno ha puesto oídos sordos a lo que diversos organismos internacionales como la ONU y altos mandos de agencias dedicadas al combate al narcotráfico le han señalado al gobierno que encabeza Felipe Calderón, en el sentido de que ese tipo de guerras contra las mafias, además de muy cruentas, son muy costosas y desgastantes y no llevan a ninguna parte, porque los capos mexicanos acaban haciendo alianzas y fortaleciéndose, ya que para nada están dispuestos a renunciar a las enormes ganancias que obtienen –al menos unos 40 mil millones de dólares anuales– principalmente con el tráfico de estupefacientes.

Para muchos resulta sospechoso por qué, por ningún motivo, la estrategia de guerra gubernamental, que utiliza sólo la fuerza de las armas para combatir a los cárteles, no ha querido ser modificada ni ir al fondo en esa lucha, ni evitar el lavado de dinero. Tampoco se entiende por qué al de Sinaloa se le tienen las consideraciones que a ningún otro cártel. Se cree que muchas autoridades encargadas de perseguir a los mafiosos están coludidas con el crimen organizado y que podrían estar recibiendo los beneficios correspondientes de los capos a cambio de los favores recibidos.

Esa colusión quedó demostrada cuando se realizó aquella ‘Operación Limpieza’, la cual quedó inconclusa pero que reveló las relaciones que existen entre el crimen organizado y autoridades. Respecto al lavado de dinero, de acuerdo con estudios realizados por el Centro Nacional de Inteligencia de Drogas de los Estados Unidos, de entre 18 mil y 39 mil millones de dólares que obtienen los cárteles por la venta de droga en el vecino país del norte,  se estima que cerca de la mitad es lavado a través del sistema financiero y el resto es almacenado o gastado en efectivo, según el Estudio Binacional de Actividades Criminales México-EU.

Frente a todo ello, la parte más difícil le toca encararla al vocero de la narcoguerra, Alejandro Poiré, quien cada vez aparece en la televisión con el rostro más estragado y pálido tratando de explicar lo inexplicable, buscando que la percepción de la ola criminal se vea como “una competencia mortal e irracional entre bandas delincuenciales que deben ser sometidas”, asegurando que las fuerzas armadas del gobierno ‘apretarán más el acelerador’ dizque para seguir delibiltando a las mafias, con lo que el gobierno busca reforzar el discurso de optimismo de que así podrán fortalecerse las instituciones, frenar la impunidad y poner a los responsables en la rejas.

Él sabe muy bien que no se trata de delitos del orden común sino de enfrentar a bandas muy bien organizadas, cuya capacidad de actuación, como ha quedado demostrado en los últimos cuatro años y medio, no sólo han enfrentado el acoso gubernamental sino que han ido dominando cada vez más plazas del territorio nacional, en las que las autoridades acaban siendo sometidas y en no pocos casos eliminadas, por lo que al gobierno no le queda más que manifestar que “los niveles de violencia son demasiado altos e inaceptables”. ¿Y?

La ola de violencia y sangre se dio desde finales de la semana pasada en Nuevo León, el estado México, Coahuila, Guerrero, Morelos y Michoacán. Incluso en este último estado hubo amenazas el viernes en mantas por parte de los ‘Caballeros Templarios’ contra Luis Cárdenas Palomino, jefe de la División Regional, uno de los hombres fuertes del secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna. Estas matanzas, dijo el vocero de la narcoguerra, son resultado de “una competencia mortal e irracional entre bandas delincuenciales que deben ser sometidas”. Deben ser sometidas, pero no lo son.

Poiré repitió la letanía del comandante en jefe, de que “la violencia no se va a detener dejando de combatir a los criminales”. Nadie ha dicho eso. Esta es una equivocada percepción presidencial. Reconoció que los cárteles de la droga que operan en México libran una “absurda guerra a muerte” por el control de las plazas. Esto sucede porque se insiste en combatir sólo a seis de los siete cárteles de la droga, quienes no quieren que haya capos consentidos. Por lo pronto, los hechos de sangre están rebasando con mucho el optimismo oficial.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


PRI borró a PAN y PRD

PAULINO CÁRDENAS

Ahora sí el PAN y el PRD tendrán que decidirse a hacer una alianza ‘contranatura’ o de plano resignarse a perder en las elecciones del año venidero cuando la gente salga a votar en todo el país por el relevo en Los Pinos, en donde el PRI tendrá todas las de ganar para instalarse en la cúpula del poder federal después de 12 años de ausencia. Ayer, el arrollador triunfo de Eruviel Ávila Villegas fue la primera señal, quien como candidato del PRI, Partido Verde y Nueva Alianza, le allanó el camino a Enrique Peña Nieto para enfilarse hacia la conquista de la Presidencia de la República el año próximo. Sólo algo inesperado podría evitarlo.

Los otros dos triunfos que se le atribuyen al Revolucionario Institucional en alianza con otros partidos son las gubernaturas de Coahuila correspondiente a Rubén Moreira Valdés, en Coahuila, y la de Nayarit cuyo candidato fue Roberto Sandoval Castañeda. En Hidalgo hubo elecciones de 84 alcaldes, en donde también los candidatos del partido tricolor llevaban la delantera numérica con respecto a sus oponentes. Pese al mal tiempo que venía prevaleciendo en los días anteriores a la jornada electoral y las lluvias que se presentaron ayer en algunos de los estados donde hubo elecciones, la gente salió a emitir su voto.

Hubo, como era de esperarse, los reclamos de chanchullos, coacción del voto, retención indebida de credenciales, condicionamiento del voto y las trampas y triquiñuelas de siempre. La recepción de estas quejas fueron ante los Institutos Electorales de cada estado, el Tribunal Electoral, y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) dependiente de la PGR. Habrá de calificarse cada tipo de queja para saber a qué instancia se canaliza. En tanto las contancias de mayoría se estarían otorgando el domingo próximo.

La jornada electoral que más atrajo la atención fue la del estado de México. Las lluvias que a ratos cesaba no evitó que la gente saliera a votar en los 125 municipios de esa entidad federativa, en donde a pesar de que tuvieron que ser reubicadas 172 casillas por las efectaciones de las inundaciones y el desbordamiento del río Los Remedios que afectaron diversas zonas de Neza y Ecatepec, aunque  hubo el abstencionismo de siempre, se calcula que se animó a votar en alrededor de 15 mil casillas, más del 49 por ciento del total del padrón electoral estimado en alrededor de 10 millones y medio de ciudadanos registrados.

Y lo que era de esperarse, desde anoche mismo empezaron a manifestar sus reclamos los perredistas y panistas arguyendo que hubo los tradicionales chanchullos, trampas y triquiñuelas basada en la cantidad de propaganda priísta desplegada a lo largo de la campaña que habría representado un oneroso gasto de recursos mucho más allá de lo permitido por las autoridades electorales y que habría sido una elección de Estado. Como sea y mientras del escándalo mediático pasa el asunto a los tribunales electorales por las impugnaciones, resulta indudable que Eruviel le abrió brecha a Peña Nieto.

Otro tema que será impugnado es el desmesurado gasto que los partidos realizaron en estas elecciones a favor de sus candidatos, en donde la mayor parte se le atribuyó al ex alcalde de Ecatepec. Según cálculo de especialistas se habrían erogado en total una cifra cercana a los 4 mil millones de pesos, que incluirían los presupuestos de los órganos electorales, los gastos hechos por los partidos en propaganda y en actividades proselitistas, y si se contabiliza la emisión de 280 mil espots que se difundieron en tiempos del Estado.

Al margen de las anunciadas protestas de los partidos perdedores y sus dirigencias, ahora las miradas estarán puestas en el aún gobernador mexiquense, quien dentro de su partido en su gran mayoría están con él para proyectarlo como su candidato a la Presidencia de la República, una vez que la cúpula priísta decida los tiempos y el modo de elegir al abanderado de se partido para las elecciones del 2012, cuando los ciudadanos de todo el país elijan al sucesor de Felipe Calderón.

En mayo pasado, el líder del PRI nacional, Humberto Moreira, había declarado que a finales de este año o principios del próximo se llevaría a cabo la selección de abanderado del partido tricolor para la sucesión presidencial. Dijo que ante todo habría que trabajar por la unidad. Respecto a que si el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, sería el candidato del PRI a la primera magistratura del país, Moreira evadió: ‘Las selecciones serán al final de este año, la elección de candidato es a inicios del año próximo’. Anoche ya no tuvo la menor duda de quién será el candidato.

La pregunta que ahora surge es que si hubiera un ‘engendro’ de  alianza PAN-PRD para el 2012, ¿quién sería el candidato?

pcardenascruz@yahoo.com.mx


El PAN miente: Moreira

PAULINO CÁRDENAS

También en su campaña para el estado de México ha salido a relucir la falsedad, la nueva estrategia del panismo, ahora para echarle en cara al PRI culpas con datos inventados, según lo declaró ayer el líder del tricolor Humberto Moreira ante los medios. El dirigente denunció en conferencia de prensa que el candidato de Acción Nacional, Luis Felipe Bravo Mena, y al menos tres secretarios que lo acompañaron a un mitin en Tlalnepantla el domingo, acudieron a la mentira para denostar al candidato del PRI, Eruviel Ávila, y al propio gobernador de la entidad Enrique Peña Nieto.

Según Moreira, la campaña que está haciendo el candidato de ese partido –sin duda por órdenes del dirigente máximo de ese partido que lo maneja desde Los Pinos– ‘es perversa y sólo divide al país’. Dijo que con datos falsos y equivocados se busca denostar al candidato de la coalición ‘Unidos por Ti’ y de paso al gobernador. Por ello, el dirigente nacional del tricolor exhortó al presidente Felipe Calderón “a poner orden entre aquellos miembros de su gabinete que utilizan las campañas políticas como las del estado de México, para difamar y distorsionar la verdad”.

Durante la conferencia acusó a los secretarios de Hacienda, Ernesto Cordero, del Trabajo, Javier Lozano, y de Educación, Alonso Lujambio, de hacer, junto con el candidato del blanquiazul Luis Felipe Bravo Mena, una campaña del PAN perversa y que sólo divide al país. “Es guerra sucia; son actos lamentables y actos adelantados de campaña”, acusó el lider priísta.

Uno de los temas que abordaron los panistas fue el del feminicidio. Al respecto, Moreira, presentó una gráfica donde comparó los datos de feminicidios a nivel nacional y en el estado de México. En dicha gráfica, se muestra que a nivel nacional, la cifra creció, en tanto que en la entidad mexiquense disminuyó. Anunció que podrían realizar una denuncia ante las autoridades correspondientes por la utilización de estos datos e información falsa.

El domingo, Luis Felipe Bravo Mena, candidato del PAN a la gubernatura del estado de México, había dicho que el problema más critico en la entidad es la inseguridad y narcotráfico. En compañía de los tres secretarios mencionados señaló que el tema de la inseguridad  “hay que atenderlo con un enfoque nuevo”. Manifestó que el enfoque será en seguridad ciudadana para que la sociedad vigile de cómo se están haciendo las cosas.

En el mitin en Tlalnepantla, durante las intervenciones de respaldo a Bravo Mena por parte de los tres secretarios, Lujambio fue el más lanzado en críticas. Pidió  al candidato del PRI, “ dejar de tomarnos el pelo” y dijo que el ex alcalde de Ecatepec firmó los 6 mil compromisos ante notario público “porque la gente ya no le cree al PRI”. Y arremetió: “Basta ya que hablen de ratas, basta ya y después las convierten en espejos y se convierten ellos mismos en una rata más”.

Hasta el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, dizque el ‘bueno’ para enarbolar la bandera panista en el 2012, se apuntó con sus críticas. Aseguró que la entidad mexiquense se merece un gobernador responsable no “irresponsables, que con propuestas fáciles que quieren arrancar aplausos inmediato, van a hundir al estado de México”.

Quienes deberían poner el ejemplo como protagonistas y apoyadores de la contienda con propuestas en pro del avance democrático del país y acuerdos que planteen cómo podría cerrársele el paso a la violencia y las matanzas propiciadas por la guerra contra el crimen organizado y mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía, han preferido aprovechar esos espacios para atacarse mutuamente.

Por ello a Andrés Manuel López Obrador no le falta razón al señalar que “en el estado de México está iniciando la disputa por la nación, que se va a dar de manera plena en julio del año próximo” contra la “mafia del poder”, que llevará como candidato presidencial al gobernador de la entidad, Enrique Peña Nieto y a quien apoyan Carlos Salinas de Gortari, Televisa y la maestra Elba Esther Gordillo para “reinstalar al PRI” en la Presidencia de la República.

Todo esto, en lugar de que candidatos y líderes partidistas generen confianza y certidumbre hacia los votantes con miras al proceso que se avecina en la entidad mexiquense, previo a la madre de todas las elecciones a celebrarse el año próximo. En lugar de propiciar esa confianza en la ciudadanía en el proceso electoral donde se buscará al sucesor de Peña Nieto, se empeñan en hacer todo lo contario. Y luego los políticos se quejan de que hay abstencionismo, voto nulo y renuncia de la ciudadanía al sufragio.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

‘Requiem’ anticipado al PAN

PAULINO CÁRDENAS

Para muchos el pasado miércoles el PAN selló de manera anticipada su derrota para el 2012, al quedar de manifiesto que en ese partido, manejado desde Los Pinos, están hechos bolas al mostrar una evidente descoordinación y una ramplona y desorganizada manera de resolver las cosas, como quedó de manifiesto con las declaraciones y aclaraciones que se suscitaron ese día y que al final no sólo acabó siendo el ‘requiem’ de la pretendida alianza entre panistas y perredistas para las elecciones en el estado de México en julio próximo, sino de Acción Nacional para los comicios del año que viene.

Guste o no, el gran ganador de ese ‘affaire’ político acabó siendo el gobernador Enrique Peña Nieto, quien al cambiarle la jugada a quienes creyeron que se decidiría por una sucesión dinástica y nepotista en la persona de su primo Alfredo del Mazo Maza, se sacó de la chistera a Eruviel Avila Villegas, con lo que mató el revire que le tenían preparado panistas y perredistas, desmantelando gran parte de la intención aliancista que desde hace meses había de hecho quedado invalidada en el Congreso de su estado.

De la otra mitad se encargó el precandidato de ‘las izquierdas’, Alejandro Encinas, quien dejó con un palmo de narices a quienes creyeron que diría ‘sí’ a la posibilidad de encabezar la anhelada coalición que hace dos días quedó enterrada, lo que para muchos le abrió el camino al ex edil de Ecatepec que contará con todo el aparato electoral del tricolor a su favor para que gane en la entidad que gobierna Peña Nieto, con lo que éste avanzaría sin ningún problema para triunfar en los comicios que se celebrarán en poco más de quince meses en todo el país, y sacar al PAN de Los Pinos.

El espectáculo que protagonizaron ese día la secretaria general del PAN, Cecilia Romero; el secretario particular del Presidente, Roberto Gil Zuarth; el jefe de las tribus de izquierda Andrés Manuel López Obrador; más los reproches de la cúpula priísta manifestados a través de un comunicado, echaron por tierra el proyecto de que hubiera una alianza entre panistas y perredistas para las elecciones de gobernador en el estado de México, fue una muestra clara ante  los probables votantes mexiquenses del próximo 3 de julio, de lo que unos y otros son capaces por alcanzar el poder.

La segunda de a bordo del PAN, que acababa de participar en la habitual reunión de su partido celebrada en Los Pinos, salió a decirle a los periodistas que el Presidente, aunque no fue una instrucción de éste, había mostrado su respaldo a la alianza entre el blanquiazul y el PRD para ir de la mano en los comicios en donde se elegirá a quien sustituya a Peña Nieto ‘como lo pidieron los mexiquenses’ en la muestra del pasado domingo donde se habría votado mayoritariamente por el ‘sí’.

Esto provocó que el secretario particular de Calderón le enmendara la plana a la dirigente panista en una conferencia que causó extrañeza por desmentir a quien se supone es una de las dos principales figuras de su partido. Hasta quien funge como dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, rechazó que el Primer Mandatario haya dado línea al partido para concretar la coalición con la izquierda.

Asímismo, Gil Zuarth aprovechó para desmentir a López Obrador, quien había asegurado el mismo miércoles, sin aportar pruebas, que Calderón, en un acto de ‘inmoralidad’, había invitado a Alejandro Encinas a aceptar ser el abanderado de la coalición PAN-PRD, lo que al día siguiente el propio perredista desmintió a medias, al señalar que si bien no fue directamente Calderón, la intención la pusierona su consideración miembros de su partido.

Por su parte el PRI había  manifestado ese mismo día su inconformidad por la presunta intromisión del jefe del Ejecutivo en las decisiones electorales de la entidad mexiquense. En un comunicado manifestó la cúpula de ese partido que acudirán a los tribunales electorales para denunciar esa intromisión presidencial y la del secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, en el proceso electoral del estado de México,.

No obstante el numerito de ese ‘miércoles negro’, Luis Felipe Bravo Mena dijo que  no cejarán en tratar de convencer a Alejandro Encinas a que acepte participar en la alianza PAN-PRD, al señalar que ‘estudia la posibilidad’ de reunirse con el precandidato de ‘las izquierdas’ para ‘convencerlo’ de ello. Incluso, manifestó el precandidato panista, si la alianza cristaliza y él no resulta el candidato, “estaría dispuesto a seguir apoyándola”. Esto, por supuesto, sería con la línea presidencial, porque Bravo Mena no se manda solo.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Alianza PAN-PRD al garete

PAULINO CÁRDENAS

Al quedar desinflados sus globos en los aparecían los nombres de Eruviel Ávila Villegas en uno y el de Alejandro Encinas Rodríguez en otro, la coalición PAN-PRD se quedó sin candidato, una vez que en la entidad federativa en la que hay alrededor de nueve millones de ciudadanos registrados en el padrón electoral, una raquítica muestra dijo ‘sí’ el domingo pasado a la alianza de estos partidos para participar en los comicios del próximo 3 de julio, fecha en que se elegirá al gobernador que sustituya a Enrique Peña Nieto en el estado de México.

La apuesta de panistas y perredistas era que cualquiera de los dos aspirantes que quedaron ya firmes para contender por la gubernatura mexiquense –uno como candidato único del PRI y otro por las ‘izquierdas unidas’– pudiera haber sido el abanderado de esa alianza que, de hecho, quedó al garete. Peña Nieto buscó y logró tronar uno de esos globos al cambiarles la jugada. Si todavía insistieran en su propósito tendrían que echarse a buscar a alguien que pudiera estar a la altura de las circunstancias.

Los aliancistas daban por hecho que si Alfredo del Mazo Maza lograba la designación priísta, les dejaría el camino abierto para que el ahora ex alcalde de Ecatepec, Eruviel Ávila, aceptara ser su abanderado renunciando previamente al PRI, en un imaginario esquema parecido a lo que habían hecho el año pasado con los candidatos ex prístas que al final ganaron para la coalición panista-perredistas en Oaxaca, Puebla y Sinaloa.

El otro globo se los pinchó Encinas Rodríguez, al creer que a última hora diría que sí a la propuesta de ser el abanderado de la alianza PAN-PRD, quedándose como el perro de las dos tortas una vez que el ex jefe de Gobierno capitalino y coordinador de los diputados perredistas en la Cámara baja reiteró que sí iría en alianza, pero con ‘las izquierdas’, ratificando su ‘no’ a ir en alianza con el partido blanquiazul. De paso dejó en claro que tampoco iría en alianza con el PT y Convergencia, si el PRD no está en ella.

Acaso desde Los Pinos pudieran insistir en seguir picando piedra para hallar candidato para la alianza con vistas a los comicios de julio venidero en el estado de México, que sería una prueba con miras al 2012. Pero como quedaron los momios y como se ven las cosas, se da por hecho que esa intención aliancista tiene contados sus días, aunque todavía creen en la casa presidencial que el Consejo Estatal del PRD, que se reunirá este fin de semana, podría empujar el ‘sí’ a una alianza con base en los resultados de la muestra dominguera donde se asegura que fueron inflados los resultados.

Nadie cree que el PAN se imponga con el triunfo llevando al frente al ya precandidato Luis Felipe Bravo Mena, ex secretario particular de Felipe Calderón, quien dejó fuera a los otros dos aspirantes del albiazul, el senador Ulises Ramírez y José Luis Durán Reveles ex subsecretario de gobernación y ex alcalde de Naucalpan. Solo, Bravo Mena no ganaría. Incluso dejó abierta la posibilidad de hacerse a un lado, si se concreta la alianza e impusieran a un perredista como abanderado, que no sería otro que Encinas que ha dicho ‘no’, pero que muchos piensas que todavía quién sabe.

Desde donde se ha estado empujando la idea de la alianza ven a otros suspirantes que tal vez quisieran ser apuntados, como Rubén Mendoza Ayala o Mauricio Valdés, ambos ex priístas. También creen que alguno de los aspirantes priístas que se quedaron en el camino –Alfredo del Mazo Maza, alcalde de Huixquilucan; Ernesto Nemer, coordinador de la bancada del PRI en el estado o Ricardo Aguilar Castillo, líder estatal del tricolor–, todavía pudiera alzar la mano, renunciar a su partido y abanderar las aspiraciones de la coalición panista-perredista.

Luis Videragay, diputado y ex secretario de Finanzas de Peña Nieto, otro frustrado aspirante, es ahora coordinador de la precampaña del precandidato Eruviel Ávila Villegas. Se espera que su muy personal estilo no choque con el del abanderado priísta por considerarse más allegado al actual gobernador que el aspirante a sucederlo.

Se cree que al final, la contienda electoral en el estado de México, quedará sólo entre dos aspirantes: Eruviel Ávila de PRI quien más ventaja llevaría porque tendría todo el aparato y la pesada maquinaria roja a su favor, y Alejandro Encinas que sería el candidato de ‘las izquierdas’ con el apoyo de las bases del PRD, PT, Convergencia y el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, que están con su mentor político, Andrés Manuel López Obrador.

Pero al final no habrá que dar tantos brincos estando el suelo tan parejo, ya que quienes tendrán la última palabra serán los votantes mexiquenses que irán a las urnas el domingo 3 de julio.

pcardenascruz@yahoo.com.mx