Archivo de la etiqueta: elecciones

Prometen el oro y el moro

PAULINO CÁRDENAS

Igual como lo han hecho históricamente todos los aspirantes, los 4 candidatos que buscan llegar a la Presidencia de la República siguen la misma pauta de prometer y prometer y cuando ganan acaban por no cumplir sus promesas. El ejemplo más reciente es el de Felipe Calderón, quien fracasó al dejar colgados a los ciudadanos que creyeron en él cuando era candidato, empezando por la creación de empleos, el pago de menos impuestos a quienes ganaran menos, la promesa que habría verdadera equidad ante la justicia, que combatiría la corrupción, que acabaría con la impunidad, que mejoraría el ingreso de las clases menos favorecidas y que crearía las palancas necesarias para el desarrollo del país.

Al final de cada sexenio las cifras del gobierno federal acaban siendo triunfalistas, pero nada más. Hicimos, tornamos y logramos lo que nunca antes nadie había hecho. Eso dicen prácticamente todos. Demagogia pues; choro, dirían los chavos. Una que otra realidad, pero el resto es pararse el cuello con política-ficción. En el caso del actual mandatario, hizo todo a un lado y la prioridad se la brindó a la guerra contra los cárteles de la droga con la que buscó reivindicarse ante la sociedad para tratar de desvanecer su dudoso triunfo en las urnas ante Andrés Manuel López Obrador, quien por cierto hace seis años se dio el lujo de no aceptar debatir porque llevaba ventaja en las encuestas y ahora clama porque haya una docena de debates.

Los aspirantes deberían de verse en el espejo de Felipe Calderón para no cometer los mismos errores que él, tan solo viendo los resultados de su guerra que ha cobrado más de 70 mil víctimas mortales y al final del sexenio nadie sabe cuantas más, por lo que,  junto con su gabinete de seguridad, se le diagnostica un final inédito, si es que antes de que finalice su administración no salta alguna liebre, como pudiera ser durante el proceso electoral o en víspera de los comicios. El futuro inmediato parece no preocuparle ya que considera que la inmunidad que le da el cargo, aún después que deje la Presidencia, lo mantendrá a salvo, incluida la piedra que trae en el zapato del Tribunal Penal Internacional de La Haya.

Esa guerra contra los cárteles de la droga acabará siendo la vara con la que la sociedad habrá de medir en serio a los cuatro candidatos, junto con sus promesas sobre la lacerante situación económica que padecen millones de mexicanos y la lastimosa circunstancia que viven los pobres más pobres de todos los pobres del país, que no son pocos. Para ellos no bastará ampliar, como promete Enrique Peña Nieto, el programa de Oportunidades, que no ha sido otra cosa que un programa de dádivas que el gobierno manipula políticamente a su antojo y que no les resuelve la vida a los olvidados.

Para construir una nueva patria, que es lo que propone López Obrador, es necesario acabar con la corrupción y con la impunidad que son las peores desgracias que tiene enfermo al país desde hace décadas. ¿Acabará con esos dos flagelos el candidato amoroso? Porque con amor y con perdón no se arreglarán las cosas. La cadena de intereses y favores que él sabe que hay entre autoridades y mafias, son de verdad muy poderosas. Y por supuesto que no acabarán con llamados a misa. Más que mano dura, se requiere aplicar con rigor la ley. ¿Será capaz? Habría que acabar con las ‘mafias el poder’ de las que habló en su libro, el que por cierto ya ni quiere mencionar. Pero ahí él mismo propone soluciones.

En cuanto al penoso caso de doña Josefina Vázquez Mota, primero tendría que hacer el recuento de daños y ver si de veras es capaz de remontar, en lo que les resta de campaña al 27 de junio, los más de 25 puntos que le lleva el priísta Peña Nieto. Si no se hace realidad la versión de que pudiera ser sustituída por Margarita Zavala como candidata, entonces tendría que empezar a ser ella y romper con Calderón, como hizo Luis Echeverría con Gustavo Díaz Ordaz. Pero  no es capaz de eso, aunque si lo hiciera le permitiría dar un fenomenal salto en sus aspiraciones.

De Gabriel Quadri habría que decir que como no es miembro del partido del que es candidato, ni tiene nada qué perder, puede decir todo lo que le venga en gana como lo ha hecho con sus propuestas privatizadoras, que al fin y al cabo la cuerda que le dio la maestra apenas podría darle acaso para salvar el registro del Panal. Incluso se sospecha que Elba Esther Gordillo podría apoyar a alguno de los otros candidatos, lo que habría que verse en su momento. ¿Quién sería el afortunado?

Seguir con la mala maña de prometer lo que de antemano saben que no podrán cumplir una vez que obtengan el triunfo, no sólo les impedirá a los aspirantes hacerle honor a su palabra sino que de antemano deberían saber que irían al fracaso en las urnas, porque la gente está ‘hasta la madre’ de tantos engaños, de que le sigan viendo la cara y de que su situación, lejos de mejorar, empeora, como ha sucedido principalmente durante los dos regímenes federales panistas.

El hecho es que esa falta de oportunidades de tener un ingreso para llevar de comer a su hogar ha motivado que miles de jóvenes, adultos, e incluso menores de edad, sean enganchados por el narcotráfico para que trabajen como distribuidores y vendedores al menudeo o como transportadores de droga o usados para cometer otro tipo de delitos del orden federal dentro de las más de 20 vertientes en las que opera el crimen organizado en el país y fuera de él.

Pero el de la inseguridad, la violencia y el baño de sangre que ha sufrido el país –que algunos aspirantes al Congreso lo desdeñan– es solo una parte de los problemas que tendrán que enfrentar los candidatos que aspiran a suceder a Calderón, una vez instalados en Los Pinos. El de reactivar la economía es otro reto de gran envergadura y de la mayor importancia, rubro en el que los candidatos sólo ofrecen lugares comunes para sacar del atolladero a México, sin exponerse a dar detalles de cómo habrán de hacerlo para lograrlo. Se infiere que con más impuestos.

¿Quién ganará la partida?, preguntan muchos mexicanos. ¿El que tenga más saliva? ¿El que gaste más dinero en su campaña? ¿O el más tramposo? Pronto se verá. Mientras tanto, habrá que recordar que la tregua que ofrecieron los cárteles, primero por la visita del Papa Benedicto XVI y luego con motivo de la Semana Santa, de hecho ya acabó. A no ser que también la de Pascua la respeten. Por lo pronto, viendo el ejemplo de Calderón, los cuatro deberían poner sus barbas a remojar para no quedarle tan mal a los mexicanos cuando alguno de ellos gane.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Beatriz va por el DF

PAULINO CÁRDENAS

Si Enrique Peña Nieto y Beatriz Paredes Rangel ganan, uno la Presidencia de la República, y otra el Distrito Federal, el poder del país entero volverá de hecho, para bien o para mal, a manos del PRI. Habría que decir que ella, desde que en 2006 aspiró a ser jefa de gobierno y quedó en tercer lugar frente a Marcelo Ebrard y Demetrio Sodi, no pensaba bien a bien volver a intentarlo, aunque en su fuero interno seguía latente el anhelo. Fue hasta que el ex mandatario mexiquense pronunció su nombre como la mejor para contender por la capital del país, que le latió fuerte el corazón. Aunque algo ya sabría de antemano la noticia la tomó por sorpresa.

El virtual ‘destape’ fue el 25 de septiembre pasado, en el contexto del quinto informe de labores del ex perredista –ahora senador por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM)– René Arce, cuando en entrevista el ex gobernador del estado de México aseguró que si ella aceptaba participar en la contienda por la jefatura del Distrito Federal, él la respaldaría. Esto lo mencionó minutos después de que Arce había expresado su apoyo a las aspiraciones del político mexiquense en su candidatura presidencial.

Al concluir el acto, se le preguntó a Peña Nieto a quién preferiría para el GDF, si a Arce o a Paredes, y comentó que aunque había que escuchar los pronunciamientos que hicieran quienes aspiraban a la jefatura, “es claro que mi identificación es con Beatriz Paredes. Es correligionaria, es mi amiga, y habrá que escuchar pronto si hay definición por parte de ella por participar, y de ser así, pues evidentemente tendrá todo mi respaldo y todo mi apoyo y toda mi simpatía”.

En una de sus primeras declaraciones sobre el pronunciamiento que hizo sobre ella el precandidato único del PRI a la Presidencia de la República, la ex legisladora indicó que la ciudad de México requiere una alternancia en la forma de gobernar y que es hora de un cambio en el que se escuche a todos los habitantes de la megametrópoli mexicana.

Muchos dan por hecho que Paredes Rangel podría recuperar el último bastión que le queda al PRD –el cual ha tenido bajo su mando desde 1997–, debido en gran parte a que muchos capitalinos están hartos de los gobiernos demagógicos y autoritarios con los que ha manejado la ciudad de México, sin desdoro de la larguísima experiencia que tiene en su amplia carrera política la ex diputada.

Ni juntos, sus otros dos contrincantes –Miguel Angel Mancera, ex procurador capitalino que representará a las izquiedas capitalinas, y la activista Isabel Miranda de Wallace designada por ‘dedazo’ por la cúpula del PAN que se maneja desde Los Pinos–, le llega a los tobillos a la virtual candidata única al gobierno del Distrito Federal.

La ex gobernadora de Tlaxcala ha sido senadora y diputada federal y local en varias ocasiones; presidenta nacional de su partido; subsecretaria de Gobernación y Reforma Agraria; lideresa de la CNC y embajadora de México en Brasil y Cuba, entre otros cargos. Presidió el Congreso en tres ocasiones, 1979, 2001 y 2002; la Cámara de Diputados en la LIII Legislatura, y el Senado en la LVII.

Por sus pugnas internas, el PRD acabó eligiendo al ex procurador Mancera, quien no es perredista ni pertenece a ninguno de los otros partidos de izquierda a los que representará en la contienda para suceder a su jefe en julio próximo. Además,su experiencia administrativa es reciente como lo señaló Beatriz Paredes. “Lo que conoce es su materia (la procuración de justicia), porque tiene muy poco de haberse incorporado a la función pública”, resaltó.

Sobre la señora Miranda de Wallace, la ex gobernadora de Tlaxcala sostuvo que “el PAN tomó una decisión y seguramente los militantes activos de ese partido deben haberse sorprendido, pero es una decisión de ellos y no la juzgo”. Dijo que “el Distrito Federal merece capacidad, experiencia y honradez, y nosotros tenemos todo eso”. La ex legisladora se avocó de inmediato a armar su equipo con el que podría arrebatarle al PRD su útimo bastión de donde se provee no sólo de votos sino los recursos económicos de las campañas de los jefes de gobierno.

La penúltima columna que sostenía al perredismo era Michoacán, pero el pasado viernes 20 de enero el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación avaló la legitimidad de la elección de gobernador de ese estado celebrada el domingo 13 de noviembre pasado, y ratificó el triunfo del priísta Fausto Vallejo Figueroa.

Por lo pronto, Beatriz Paredes habrá de demostrar que, aún sin infraestructura ni las redes de complicidad que ha ido desde hace tres lustros tras el dinero en el DF, el PRI puede lograr el triunfo para el tricolor. Y si a la par gana Peña Nieto la Presidencia en julio próximo, México quedaría de hecho en poder cuasi absoluto del Partido Revolucionario Institucional, para bien o para mal.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Doble temor en Washington

PAULINO CÁRDENAS

Mientras que al gobierno de Washington le preocupan el asunto del avance en México del narco, y la advertencia de la ONU de que el mundo estaría al borde de una nueva recesión global y si los problemas que afectan la economía y finanzas de varios países de Europa no se superan en el corto plazo su efecto podría llegar a la Unión Americana, acá esos dos temores de la Casa Blanca le tienen sin cuidado al gobierno mexicano; cree que todo se arregla con la retórica discursiva.

La Organización de Naciones Unidas estimó un crecimiento máximo de la economía mexicana de 2.5 por ciento para 2012, en contraste con el pronóstico de 3.5 por ciento de las autoridades mexicana, quienes seguramente volverán a decir que nuestra economía y finanzas están blindadas y que esos vaivenes le hacen los mandados a nuestro país. En cuanto al tema del narco y su avance dirán que eso está bajo control, con un letrero que dice ‘no disturb’ ya que todos andan en la onda electorera.

Para la Casa Blanca el anuncio de una posible recesión global que pudiera volver a afectar la economía y las finanzas norteamericanas, en pleno inicio de proceso electoral es una mala noticia, ya que a Barack Obama los republicanos le han reprochado su incapacidad para restaurar los efectos del crack de septiembre de 2008, del cual el vecino país del norte no se ha podido recuperar plenamente. Otro golpe a las finanzas norteamericanas por un efecto dominó europeo podría hacer recrudecer la agudización de su crisis y la prolongada falta de desarrollo a causa de la austeridad, obligada por las circunstancias.

La advertencia que el mundo estaría al borde de una nueva recesión global si los problemas que afectan la economía y finanzas de varios países de Europa no se superan en el corto plazo, es un anuncio que para efectos de que Obama prolongue otros cuatro años su mandato vendría a ser su segura virtual derrota anticipada, ya que ese problema pondría en un predicamento al actual gobierno norteamericano ya que la desaceleración se restringiría aún más lo que afectaría a todos los sectores productivos de esa nación.

La ONU dijo que era ‘muy posible’ que la crisis de la deuda se extienda a las grandes economías europeas, lo que resultaría en una contracción del crédito a nivel mundial y una eventual caída de las bolsas. Precisó que una recesión en Europa o en Estados Unidos no es suficiente para provocar una recesión global, pero ‘el colapso de ambas economías seguramente sí lo podría ocasionar’. Esto evidentemente le pegaría también a México cuyo comercio exterior depende de la suerte norteamericana.

En Estados Unidos, una escalada de la disputa política entre demócratas y republicanos sobre el presupuesto podría dar lugar a medidas de austeridad que reducirían la confianza del consumidor, afectarían al mercado de la vivienda y daría lugar a nuevos riesgos para los bancos. Los especialistas comentan que en un escenario pesimista, el contagio de la deuda soberana podría asfixiar el crédito en el mundo y provocar un crack en los mercados financieros, tal como ocurrió con el colapso de Lehman Brothers Holding en 2008, advirtió el informe dado a conocer en la sede de la ONU en Ginebra.

Pero si algo le faltara a la Casa Blanca, está la preocupación que significa tener en su frontera sur otra grave amenaza como lo es el avance de los capos de narco en México y la latente advertencia de su Departamento de Estado, y de Seguridad Interna, que se toman muy en serio cualquier amenaza relacionada con la seguridad, de que pudieran alguno de los líderes del los cárteles vincularse –como se teme que ya lo estuviesen haciendo desde hace algún tiempo–, con alguna importante célula extremista islámica.

La rama saudí de la red terrorista internacional Al Qaeda ha instado a sus seguidores a atacar las instalaciones petroleras de los países que suministran crudo a Estados Unidos, entre los que citó a México, Venezuela y Canadá. Esto no ha sido tomado en cuenta en México, pero en Washington es una amenaza de primer orden de atención. Las instancias del Pentágono y de inteligencia norteamericana y combate antinarcóticos coinciden en que después de la muerte de Osama Bin Laden por parte de un comando de élite norteamericano en mayo del años pasado, pudiera estarse organizando una venganza.

De ahí que la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, haya dicho hace dos días que sus áreas de inteligencia tienen un ojo puesto en lo que sucede en Oriene Medio y en el Cuerno de Africa, y otro ojo en lo que acontece en México y en Centroamérica con el avance y los movimientos de los capos de la droga, que sabe que se mueven con toda libertad en nuestro país y en las naciones aledañas. En tanto el gobierno mexicano no quiere saber  más que de las elecciones federales de julio.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


¿Candidato independiente?

PAULINO CÁRDENAS

El experimento del PAN-gobierno con la señora Isabel Miranda de Wallace de lanzarla como candidata independiente para disputar la jefatura de gobierno del Distrito Federal, pudiera repetirse para la madre de todas las elecciones a celebrarse el primer domingo de julio cuando se dispute la Presidencia de la República. Si así fuera, ¿quién sería ese candidato independiente?, es la pregunta que empezó a hacerse medio mundo desde el pasado fin de semana, después de que el dirigente de Acción Nacional dio a conocer la noticia de que la activista social será quien enarbole la bandera panista en busca de suceder a Marcelo Ebrard Casaubón.

Si la señora Wallace –a quien se le reconoce la enjundia que asumió al proponerse hallar a los secuestradores y asesinos de su hijo, y haberlo logrado–, fue ungida de la nada como candidata del PAN para disputarle a los candidatos que resulten del PRI y del PRD la jefatura de gobierno del DF, dejándose llevar por el canto de  las sirenas, se considera que esa misma fórmula podría aplicarse desde Los Pinos para buscar a un ‘candidato independiente’ –si es que no ya se tiene– para que enarbole la bandera de Acción Nacional en los comicios de julio próximo cuando habrá de votarse en todo el país para elegir al sucesor de Felipe Calderón.

Habrá que recordar que desde el 5 de marzo del año pasado, durante un congreso de su partido, el mandatario panista había echado el buscapiés pidiéndole a la cúpula y a todos los militantes de Acción Nacional ‘buscar al mejor prospecto’ para candidato a la Presidencia, “sea militante o no” del blanquiazul. Todos lo miraron entonces con cara de ¿te cae? De inmediato el dirigente panista, Gustavo Madero, al día siguiente de esa declaración le quiso enmendar la plana al asegurar que el candidato a la Presidencia de la República en el 2012 sería panista.

Aclaró que el mandatario se refería a candidatos a otros cargos de elección popular, como gobernadores, alcaldes o diputados. “No quiero dar una señal equivocada” dijo entonces. Para la Presidencia de la República “es muy difícil que un candidato ciudadano alcanzara el posicionamiento o el liderazgo que ya tienen 10 de nuestros principales panistas”, señaló. “El candidato a la Presidencia va a ser panista”, aunque “no podemos nunca decir que no estamos abiertos a los ciudadanos; algunos podrán expresar su interés, pero lo veo poco probable”.

La primer señal equivocada fue que Madero dijo entonces que serían diez suspirantes a la candidatura de su partido porque al final, con trabajos, salieron siete, de los cuales sólo quedaron tres: Ernesto Cordero, secretario de Hacienda, dizque el delfín presidencial; el senador con licencia Santiago Creel y la diputada con licencia, Josefina Vázquez Mota. Luego, recientemente, le echaron para atrás a él y a su jefe máximo la idea del sondeo ‘indicativo’ en busca de apuntalar al supuesto delfín presidencial.

Al ser designada la semana pasada la candidata del blanquiazul al gobierno de la ciudad de México, su dirigencia dejó en el camino las aspiraciones de Demetrio Sodi, jefe de la delegación Miguel Hidalgo; su antecesora en esa jefatura, Gabriela Cuevas; el director de la Comisión Nacional del Agua, José Luis Luego Tamargo quien no estuvo en el acto de ‘destape’; Carlos Orvañanos, jefe delegacional de Cuajimalpa con licencia y Mariana Gómez del Campo, ex presidenta de su partido en el DF y prima de la esposa del presidente Calderón. Nadie chistó el ‘dedazo’. Al contrario, lo aplaudieron.

Por ello empieza a fortalecerse la versión de que, al no haber podido fraguar la idea de esa ‘muestra indicativa’ ordenada desde la casa presidencial que buscaba sacar de la jugada a Santiago Creel y dejar solamente a Josefina Vázquez Mota con Ernesto Cordero para apuntalarlo ya que sigue irremediablemente rezagado en las preferencias, podría surgir, sorpresivamente, como fue el caso de la abanderada para la jefatura de gobierno del DF , un candidato independiente que apoyaría el PAN para ‘la grande’.

Esto podría saberse a partir de los resultados de las elecciones internas de ese partido a celebrarse en una primera vuelta el 5 de febrero, y de ser necesario enseguida una segunda vuelta para definir quién representará a Acción Nacional en las elecciones del 2012, donde desde ahora se da por hecho que el perdedor sería el ex secretario de Hacienda. Acaso el triunfo sería para Josefina Vázquez Mota o en una de esas hasta del candidato de la ex pareja presidencial, Santiago Creel.

De no ser Ernesto Cordero, se dice que Calderón se sentiría más cómodo con un candidato independiente que, eso sí, tendría todo el apoyo del PAN-gobierno, como sucedió con la señora Wallace. ¿Quién sería? ¿Un barbón o un imberbe? Hagan sus apuestas señores.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Viaja a ‘calentar la plaza’

PAULINO CÁRDENAS

El presidente Felipe Calderón inició desde ayer una larga gira que estará realizando por todo el país durante los próximos tres meses, la cual está diseñada para apoyar e impulsar al candidato de su partido que saldrá de sus filas a más tardar a medidados de febrero con o sin ‘consulta indicativa’ –indicativa del desorden y el malestar que hay en el PAN por la necedad de impulsar al más débil de los aspirantes–, con miras a las elecciones de julio próximo. Políticamente irá a ‘calentar la plaza’ en cada entidad que visite, ‘para lo que viene’.

Se da por hecho que durante su periplo, que finalizará en la víspera de que comiencen en abril las campañas de los candidatos aspirantes a sucederlo, le seguirá echando todas las culpas al PRI de todo lo malo que sucede en el país, sin reconocer que las dos administraciones panistas que llevan casi dos sexenios en el poder hayan hecho nada por remediarlo.

Asímismo exaltará las ‘bondades’ de la fracasada guerra que le declaró al narco desde que llegó al cargo, cuyo saldo roza ya los 70 mil muertos, por lo que las voces de alarma suenan cada vez más fuerte ante la imparable escalada de violencia en numerosos puntos del país, incluida la preocupación de las autoridades de Seguridad Interna de Estados Unidos, por temor a que su avance cruce la frontera.

Sin duda el mandatario insistirá también en la ‘segura intromisión’ del narco que habrá en el proceso electoral de este año, para pedir en su momento la anulación de la elección como sucedió en Morelia, en caso de que el PAN, como muchos calculan, pierda las elecciones en julio próximo, y como afirma que sucedió en Michoacán, su estado natal,  en donde su hermana Luisa María perdió las elecciones para gobernar la entidad frente al candidato del PRI, Fausto Vallejo, pese al enorme apoyo que tuvo del centro.

Acaso el mejor día de esa gira será cuando se reúna con Benedicto XVI el 24 de marzo en la Casa del Conde Rul, en Guanajuato, en espera de que la bención papal para él, para quien surja de abanderado de su partido y para la cúpula en pleno del panismo, en espera que les haga el milagro de repetir por tercera vez consecutiva en el mando federal pese a los malos gobiernos que han padecido los mexicanos por tantas promesas incumplidas por parte de la administración de Vicente Fox y la del propio Felipe Calderón.

Por lo pronto, el Presidente arrancó su gira en Durango, primer estado que recorrerá en su largo trayecto por el país en que también hablará de un PAN ‘humanista’ como parte de la campaña proselitista a favor de su partido, y sin duda señalando al PRI y sus siete décadas de dominio y de poder como la causa de todos los males que hoy vive la nación, sin reconocer por supuesto que poco o nada han hecho los dos regímenes panistas que han tenido el mando del país durante casi dos sexenios, para remediar los males ajenos ni propios.

Se cree que en esa lapso saldrán a relucir otros ‘expedientes negros’ de priístas de renombre, así como una serie de asuntos a los que mediáticamente se les daría vuelo, que tendrán que ver con todo lo malo que ha habido en el PRI, incluyendo, dicen, un video comprometedor contra el más adelantado de los aspirantes para llegara a Los Pinos, y un documental que se estaría preparando en el que sería abordado el asesinato de Luis Donaldo Colosio y los entretelones de su muerte.

La idea es poner en evidencia ante la opinión pública al partido que se da por hecho que con su candidato, Enrique Peña Nieto, sacará al PAN de Los Pinos, de lo que no tiene duda el ex mandatario mexiquense que ha venido repitiéndolo en sus apariciones públicas más recientes y quien auguró que el PRI no sólo ganará la presidencial, sino las diputaciones, el Senado, gubernaturas, Congresos locales y presidencias municipales. Hasta el ‘Brujo Mayor’ de México, Antonio Vázquez, en su lectura de cartas, dio a Peña Nieto ganador para Presidente en el 2012.

Se cree que la etapa por la lucha por el poder que se evecina, será inédita. La inseguridad por supuesto seguirá preveleciendo, derivada de la inútil guerra de Calderón contra los cárteles de la droga, pero el ingrediente que vendrá a empeorar el panorama serán las campañas previas a la elección del primer domingo de julio, las cuales, como lo estima el obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi,  mientras más avance el proceso electoral, la lucha entre los candidatos será “más feroz y despiadada”.

¿Y mientras tanto qué pasará en el país? ¿La población seguirá sufriendo la ola de secuestros, la inhumanidad de los narcotraficantes, la injusticia de las extrosiones, la inseguridad en las calles, comercios y en los mismos hogares, la insuficiencia del salario y la falta de recursos para atender la salud, como lo dijo el propio prelado en su mensaje de Año Nuevo?

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Peña pudo perder puntos

PAULINO CÁRDENAS

El precandidato de las izquierdas Andrés Manuel López Obrador podría haber alcanzado la delantera en las preferencias preelectorales por sobre el precandidato presidencial priísta Enrique Peña Nieto. La diferencia estaría fluctuando en alrededor de 8 puntos porcentuales. No se sabe si la muestra habría sido a nivel Distrito Federal o a nivel nacional porque la especie no ha sido confirmada, aunque tampoco desmentida. Si esta información resulta cierta, en la cúpula del Revolucionario Institucional podrían estarse sometiendo a consideración el sostener o no a su candidato.

Al parecer esa muestra se habría realizado  para saber cuál habría sido el efecto en las preferencias, después de las pifias, titubeos y desconocimiento de autores y libros así como el no saber los precios de productos básicos por parte del ex mandatario mexiquense, y se dice en voz baja que el resultado habría sido de una caída del priísta en las preferencias que venía ostentando como figura política inalcanzable por parte de sus seguidores, admiradoras y fans del precandidato del tricolor, en tanto el tabasqueño lo habría rebasado.

Todavía el pasado jueves 29 de diciembre, en su primer acto público de precampaña en el municipio de Huejutla, Hidalgo, lugar donde iniciara su campaña Luis Donaldo Colosio en enero de 1994, Peña Nieto cometió otra equivocación al querer hablar en náhuatl. Ante más de ocho mil simpatizantes en la Plaza Constitución del Centro de Huejutla, el ex gobernador del Estado de México dijo “muchas tortillas” (“tlaxkali miak”) en lugar de “muchas gracias” (“tlazkamati miak”), en el mítin organizado en la huasteca hidalguense, lo cual le volvió a ser criticado.

Hasta noviembre pasado, y durante casi todo el 2011, las preferencias en torno a los nombres más mencionados por las encuestadoras, el de Enrique Peña Nieto era el más conocido. Y en cuanto a la elección de candidato del PRI,  a la pregunta de ‘¿quién te gustaría que fuera?’, el mexiquense estuvo siempre muy por delante del senador Manlio Fabio Beltrones con porcentajes que fluctuaban entre 85 y  87 por ciento contra un apurado 9 por ciento del legislador. Se supone que entre otras cosas, por ello el sonorense decidió no participar en la interna para elgir prencandidato de su partido.

Respecto a otros aspirantes, 67 de cada 100 ciudadanos daban al ex mandatario mexiquense como favorito para el 2012, mientras que uno de cada 10 mexicanos decía que López Obrador. Respecto a los del PAN –que aun no define abanderado–, a la pregunta de ¿quién te gustaría que fuera candidato de ese partido?, Josefina Vázquez Mota llegó a alcanzar el 49 por ciento, Santiago Creel 36 por ciento y Ernesto Cordero 10 por ciento. Hacia finales del año Creel se puso adelante, seguido de la aspirante y del supuesto delfín presidencial que siguió estado en la cola.

En la primera quincena de diciembre el ex gobernador mexiquense mantenía la delantera con 48 por ciento de la preferencia electoral, mientras que Creel lograba 14  y 15 López Obrador, estos dos prácticamente con un empate técnico. De acuerdo con las encuestas de finales de año, de siete empresas consultoras Peña llevaba una cómoda ventaja con respecto a Santiago Creel Miranda, del PAN y Andrés Manuel López Obrador del PT, dijo Roy Campos, presidente de Consulta Mitofsky.

En diciembre le expresó en el espacio de Joaquín López Dóriga que había tres variables que se podían comparar a Mitofsky con la otras empresas consultoras y es “cómo va la identidad partidista, cómo va la preferencia electoral y cómo va el enfrentamiento entre Creel, Peña Nieto y López Obrador”.

En preferencia electoral, el PRI iba a la delantera con 40 puntos y supuestamente no lo alcanzaría ni el máximo del PAN, ni el máximo del PRD. Y aun en la peor encuesta, Enrique Peña Nieto iba dos a uno de las preferencias dijo al periodista el director de Consulta Mitofsky. Comentó que de hecho todas las empresas encuestadoras ponían adelante al PRI, con más o menos puntos sobre sus más cercanos rivales. La propia Mitofsky le daba 19 puntos de ventaja en una de sus últimas muestras. .

Hasta antes de las vacaciones de fin de año todas las muestras arrojaban resultados similares y ponían al PAN en segundo lugar y al PRD lo bajaban hasta seis puntos. Incluso coincidían en que, ni con la suma del PAN y el PRD, alcanzaban al PRI. En promedio las cifras ponderadas andaban entre 33 y 35 por ciento para el PRI, 20 para el el PAN y 10 para el PRD. No había, pues, dudas en cuanto a las preferencias por partido ni por candidato para el 2012.

No obstante, después de los tropiezos del priísta en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, y las que tuvo posteriormente, esas preferencias estarían tendiendo a cambiar. De acuerdo con un sondeo de una conocida firma encuestadora después de esa serie de tropiezos, Peña Nieto habría caído varios puntos, quedando supuestamente López Obrador arriba. De ser así, no hay duda que en la cúpula del Revolucionario Institucional podrían tomarse medidas decisorias en cuanto a su candidato que el año pasado parecía imbatible.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Los buenos deseos del año

PAULINO CÁRDENAS

Todo mundo inició el año nuevo con los tradicionales buenos deseos para que las cosas marchen mejor que en los pesados doce meses que acaban de concluir. No obstante la necia realidad parece tener listas algunas sorpresas y escollos para que esos sueños de bienaventuranza no lleguen a concretarse. Se da por hecho que el clima de inseguridad y violencia no cambiará, sino al contrario, se acendrará más por las hostilidades entre las fuerzas gubernamentales y los comandos criminales al servicio de los capos, con los consecuentes resultados de sangre y muerte por el cobro de más vidas en todo el país en esa lucha armada, cuya estrategia seguirá siendo la misma.

A eso habrá que sumarle el ambiente político que cada vez se irá descomponiendo más conforme se acerca la fecha de la elección presidencial, al grado de que no es descartable que por la lucha del poder pudieran registrarse hechos inéditos, ya que las cosas se irán poniendo cada vez más al rojo vivo, no sólo por el tono de las declaraciones y acusaciones como se ha visto hasta ahora, porque para nada el PAN-gobierno quiere que el PRI llegue a Los Pinos. Incluso dicen que para evitarlo, en la casa presidencial estarían dispuestos a empujar el triunfo del Señor de las Izquierdas. De ese tamaño las cosas.

Este panorama nada alentador, aunado a las circunstancias que seguirán prevaleciendo en detrimento de la economía de millones de familias mexicanas, podrían constituirse en el despropósito del nuevo año, que echaría por tierra  los buenos deseos de la gran mayoría de los mexicanos lanzados al aire  la noche del 31 de diciembre para ellos y los suyos, para este año que apenas comienza. No es cosa de echarle a perder el optimismo a nadie, sino simplemente de echar una somera mirada al ayer y otra al mañana sexenal que para efectos prácticos comienza hoy.

En las filas del partido albiazul están muy conscientes de que la población ya no está dispuesta a votar por tercera vez por su candidato, no obstante la lucha que se haga con quien resulte triunfador en la elección interna de febrero próximo; menos si se empeña el máximo mando en que sea Ernesto Cordero el abanderado. Los resultados tan pobres de los dos sexenios panistas ha sido suficiente para que la gente prefiera otra opción, aunque sea la de volver a darle al PRI su voto, lo que quedó de manifiesto en las elecciones intermedias del 2009.

Tanto Enrique Peña Nieto del PRI, como el candidato de las izquierdas Andrés Manuel López Obrador, han asegurado aseguraron que arrasarán en la contienda de 2012 para sacar al PAN de Los Pinos. Para ellos el PAN no cuenta. El ex mandatario mexiquense afirmó que “para que los tribunales no se equivoquen” –refiriéndose al caso de la anulación de las elecciones en Morelia–, el tricolor prepara un triunfo contundente en las elecciones del próximo año.

López Obrador afirmó que el próximo 1 de julio él ganará con una amplia ventaja a sus adversarios pues, a diferencia de 2006, hoy tienen una organización electoral fuerte. “Yo creo que vamos a obtener una ventaja mayor. En 2006 teníamos mucho apoyo, mucho entusiasmo de la gente, pero no teníamos organización. Ahora hay cuatro millones de protagonistas del cambio verdadero, porque es insoportable ya la situación actual”.

Ambos precandidatos coincidieron en señalar que evitarán que el narcotráfico pretenda inmiscuirse en el proceso electoral o que algún cártel quiera influir a favor de un candidato, tanto en lo que respecta al PRI y sus aliados, como por parte de las izquierdas unidas. Ese mismo llamado ha hecho el IFE a todos los partidos que participarán en la contienda electoral que se avecina a mediados de año.

Para el PAN-gobierno, el narco marcó la agenda política en Michoacán en donde perdió las elecciones para gobernador la hermana del presidente Felipe Calderón, Luisa María. Incluso con su influencia se logró que las autoridades electorales anularan la elección de Morelia, la capital, por supuestas graves anomalías en el proceso. No obstante, cuando sucedió el crimen del candidato priísta Rodolfo Torre en Tamaulipas en víspera de las elecciones, no hubo el mismo tamaño de alharaca mediática por parte de los panistas y su jefe supremo.

Se cree que esa estrategia de culpar al narcocrimen en el proceso electoral de este año será parte fundamental de la campaña de quien resulte candidato de Acción Nacional, ya que la propia perdedora de la contienda michoacana del año pasado, y su hermano el Presidente, dieron la pauta de que por ahí caminará la campaña de ese partido con miras a las próximas elecciones de este año. Esto, junto con el empeoramiento de la guerra armada contra el crimen organizado, daría la pauta que se busca para justificar la petición a las autoridades electorales para suspender los comicios, por no haber garantías para los votantes. Suena descabellado aunque nada irreal ese escenario.

pcardenascruz@yahoo.com.mx