Archivo de la etiqueta: Eruviel

PRI borró a PAN y PRD

PAULINO CÁRDENAS

Ahora sí el PAN y el PRD tendrán que decidirse a hacer una alianza ‘contranatura’ o de plano resignarse a perder en las elecciones del año venidero cuando la gente salga a votar en todo el país por el relevo en Los Pinos, en donde el PRI tendrá todas las de ganar para instalarse en la cúpula del poder federal después de 12 años de ausencia. Ayer, el arrollador triunfo de Eruviel Ávila Villegas fue la primera señal, quien como candidato del PRI, Partido Verde y Nueva Alianza, le allanó el camino a Enrique Peña Nieto para enfilarse hacia la conquista de la Presidencia de la República el año próximo. Sólo algo inesperado podría evitarlo.

Los otros dos triunfos que se le atribuyen al Revolucionario Institucional en alianza con otros partidos son las gubernaturas de Coahuila correspondiente a Rubén Moreira Valdés, en Coahuila, y la de Nayarit cuyo candidato fue Roberto Sandoval Castañeda. En Hidalgo hubo elecciones de 84 alcaldes, en donde también los candidatos del partido tricolor llevaban la delantera numérica con respecto a sus oponentes. Pese al mal tiempo que venía prevaleciendo en los días anteriores a la jornada electoral y las lluvias que se presentaron ayer en algunos de los estados donde hubo elecciones, la gente salió a emitir su voto.

Hubo, como era de esperarse, los reclamos de chanchullos, coacción del voto, retención indebida de credenciales, condicionamiento del voto y las trampas y triquiñuelas de siempre. La recepción de estas quejas fueron ante los Institutos Electorales de cada estado, el Tribunal Electoral, y la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) dependiente de la PGR. Habrá de calificarse cada tipo de queja para saber a qué instancia se canaliza. En tanto las contancias de mayoría se estarían otorgando el domingo próximo.

La jornada electoral que más atrajo la atención fue la del estado de México. Las lluvias que a ratos cesaba no evitó que la gente saliera a votar en los 125 municipios de esa entidad federativa, en donde a pesar de que tuvieron que ser reubicadas 172 casillas por las efectaciones de las inundaciones y el desbordamiento del río Los Remedios que afectaron diversas zonas de Neza y Ecatepec, aunque  hubo el abstencionismo de siempre, se calcula que se animó a votar en alrededor de 15 mil casillas, más del 49 por ciento del total del padrón electoral estimado en alrededor de 10 millones y medio de ciudadanos registrados.

Y lo que era de esperarse, desde anoche mismo empezaron a manifestar sus reclamos los perredistas y panistas arguyendo que hubo los tradicionales chanchullos, trampas y triquiñuelas basada en la cantidad de propaganda priísta desplegada a lo largo de la campaña que habría representado un oneroso gasto de recursos mucho más allá de lo permitido por las autoridades electorales y que habría sido una elección de Estado. Como sea y mientras del escándalo mediático pasa el asunto a los tribunales electorales por las impugnaciones, resulta indudable que Eruviel le abrió brecha a Peña Nieto.

Otro tema que será impugnado es el desmesurado gasto que los partidos realizaron en estas elecciones a favor de sus candidatos, en donde la mayor parte se le atribuyó al ex alcalde de Ecatepec. Según cálculo de especialistas se habrían erogado en total una cifra cercana a los 4 mil millones de pesos, que incluirían los presupuestos de los órganos electorales, los gastos hechos por los partidos en propaganda y en actividades proselitistas, y si se contabiliza la emisión de 280 mil espots que se difundieron en tiempos del Estado.

Al margen de las anunciadas protestas de los partidos perdedores y sus dirigencias, ahora las miradas estarán puestas en el aún gobernador mexiquense, quien dentro de su partido en su gran mayoría están con él para proyectarlo como su candidato a la Presidencia de la República, una vez que la cúpula priísta decida los tiempos y el modo de elegir al abanderado de se partido para las elecciones del 2012, cuando los ciudadanos de todo el país elijan al sucesor de Felipe Calderón.

En mayo pasado, el líder del PRI nacional, Humberto Moreira, había declarado que a finales de este año o principios del próximo se llevaría a cabo la selección de abanderado del partido tricolor para la sucesión presidencial. Dijo que ante todo habría que trabajar por la unidad. Respecto a que si el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, sería el candidato del PRI a la primera magistratura del país, Moreira evadió: ‘Las selecciones serán al final de este año, la elección de candidato es a inicios del año próximo’. Anoche ya no tuvo la menor duda de quién será el candidato.

La pregunta que ahora surge es que si hubiera un ‘engendro’ de  alianza PAN-PRD para el 2012, ¿quién sería el candidato?

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Anuncios

El mensaje, para Peña

PAULINO CÁRDENAS

La larguísima conferencia de prensa que ofreció el miércoles la maestra Elba Esther Gordillo, en la que balconeó al presidente Felipe Calderón sobre la ayuda que le dio para que ganara las elecciones del 2006, fue para poner a subasta sus buenos oficios corporativistas del gremio magisterial que maneja, pero cuyo mensaje tenía un obvio destinatario. Fue claro el ‘Te lo digo Juan para que los entiendas Peña’.

La ayuda que le dio al mandatario panista se entendió como un despecho, al explicar a su modo que no había de otra, ya que no le daría el apoyo al Partido Revolucionarios Institucional que la acababa de echar de sus filas por el pleito frontal que tuvo con Roberto Madrazo, y menos al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, candidato de la alianza ‘Por el bien de todos’ integrada por los partidos de la Revolución Democrática, del Trabajo y Convergencia, a quien sigue odiando.

Dejó entrever su disgusto por lo que en aquellos entonces le habría prometido Calderón si ganaba la Presidencia, y que no le fue cumplido en los términos y condiciones que la maestra habría querido, ya que ella evidentemente pretendía un mayor número de posiciones de poder y de mando en el llamado ‘gabinete legal’, y no en posiciones directivas ‘segundonas’ en instituciones dependientes del gobierno.

A la maestra se le atribuyen muchos encuentros y desencuentros que suceden en la vida  política del país; uno de los últimos más sonados fue el ‘destape’ que hizo de Humberto Moreira como líder del PRI y el apoyo a su hermano Rubén Moreira para sucederlo en la gubernatura de Coahuila en las elecciones a celebarse este domingo en aquella entidad. A útimas fechas la presencia de la maestra en los medios había sido más bien de bajo perfil.

Pero esta vez calculó fríamente el ‘timing’ y en ‘su’ tianguis –que decidió abrirlo al público–, puso en la mesa de las subastas su plan de ayuda corporativista para ofertarlo aparentemente al mejor postor, pero cuyo atisbo lo dirigía donde asomaba la silueta de un copete bien peinado; lo hizo justo antes de que se celebren las elecciones para gobernador del domingo próximo en varios estados pero donde los reflectores estarán puestos principalmente en los comicios que habrá en la entidad que gobierna Enrique Peña Nieto.

Es sabido que hace un tiempo la maestra hizo gestiones ante el mandatario mexiquense para conseguir un predio en donde quería edificar la sede de una sección magisterial del SNTE, lo que al poco tiempo se dio a través de Eruviel Ávila, quien le donó un terreno de 3 mil metros cuadrados para construir ahí la sede de esa sección, inmbueble que luego fue inaugurado por el mandatario mexiquense.

Por ello, se dice,  se aprestó a pagar la gracia ayudando con sus huestes al candidato del gobernador priísta para garantizarle el triunfo por abrumadora mayoría en la jornada electoral de pasado mañana. Luego vendrá lo que sigue. El ‘timing’ pues, de doña Tormenta –como algunos le dicen a la maestra Gordillo–, lo calculó muy bien. Resulta evidente que a la hora buena al gobernador saliente no le quedará más que dejarse querer por la eficiente dirigente magisterial para sacar al PAN de Los Pinos.  ¿A cambio de qué posiciones? En su momento se sabrá.

 Un ejemplo de su poder de manejo en las lides electorales la dio en 2007, cuando se propuso en Baja California echarle la mano al candidato panista José Guadalupe Osuna Millán, por la alianza integrada por Nueva Alianza –el Panal creado por Elba Esther–, el Partido Encuentro Social y el PAN. Se dice que cuando el otro candidato de la alianza del PRI y el Partido Verde, el ex alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rohn perdió, se expresó muy mal de doña Tormenta.

Conocedores del tema mexiquense afirman que Hank Rohn le ha tendido la mano a Eruviel Ávila y con más razón se la tenderá a Enrique Peña Nieto llegado el momento, que pudiera ser a partir del próximo lunes. Se dice que a ambos priístas los une el negado Grupo Atlacomulco. Y es en este caso en donde la maestra Gordillo quedará como salero. ¿Qué pasará entonces? Poco habrá que esperar para saberlo.

Por lo pronto quiso balconear a los cuatro vientos al presidente Calderón y hacer público que ya dejó a la vera de Dios a varios que habían sido sus incondicionales, especialmente a Miguel Angel Yunes ex titular del ISSSTE y Jesús Villalobos actual titular de esta dependencia, lo mismo que había sucedido con el ex director de la Lotería Nacional, Francisco Yañez, y más recientemente con el mismísimo ex dirigente del sindicato magisterial, el veracruzano Rafael Ochoa Guzmán, a quien acaba de relevar.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Alianza PAN-PRD al garete

PAULINO CÁRDENAS

Al quedar desinflados sus globos en los aparecían los nombres de Eruviel Ávila Villegas en uno y el de Alejandro Encinas Rodríguez en otro, la coalición PAN-PRD se quedó sin candidato, una vez que en la entidad federativa en la que hay alrededor de nueve millones de ciudadanos registrados en el padrón electoral, una raquítica muestra dijo ‘sí’ el domingo pasado a la alianza de estos partidos para participar en los comicios del próximo 3 de julio, fecha en que se elegirá al gobernador que sustituya a Enrique Peña Nieto en el estado de México.

La apuesta de panistas y perredistas era que cualquiera de los dos aspirantes que quedaron ya firmes para contender por la gubernatura mexiquense –uno como candidato único del PRI y otro por las ‘izquierdas unidas’– pudiera haber sido el abanderado de esa alianza que, de hecho, quedó al garete. Peña Nieto buscó y logró tronar uno de esos globos al cambiarles la jugada. Si todavía insistieran en su propósito tendrían que echarse a buscar a alguien que pudiera estar a la altura de las circunstancias.

Los aliancistas daban por hecho que si Alfredo del Mazo Maza lograba la designación priísta, les dejaría el camino abierto para que el ahora ex alcalde de Ecatepec, Eruviel Ávila, aceptara ser su abanderado renunciando previamente al PRI, en un imaginario esquema parecido a lo que habían hecho el año pasado con los candidatos ex prístas que al final ganaron para la coalición panista-perredistas en Oaxaca, Puebla y Sinaloa.

El otro globo se los pinchó Encinas Rodríguez, al creer que a última hora diría que sí a la propuesta de ser el abanderado de la alianza PAN-PRD, quedándose como el perro de las dos tortas una vez que el ex jefe de Gobierno capitalino y coordinador de los diputados perredistas en la Cámara baja reiteró que sí iría en alianza, pero con ‘las izquierdas’, ratificando su ‘no’ a ir en alianza con el partido blanquiazul. De paso dejó en claro que tampoco iría en alianza con el PT y Convergencia, si el PRD no está en ella.

Acaso desde Los Pinos pudieran insistir en seguir picando piedra para hallar candidato para la alianza con vistas a los comicios de julio venidero en el estado de México, que sería una prueba con miras al 2012. Pero como quedaron los momios y como se ven las cosas, se da por hecho que esa intención aliancista tiene contados sus días, aunque todavía creen en la casa presidencial que el Consejo Estatal del PRD, que se reunirá este fin de semana, podría empujar el ‘sí’ a una alianza con base en los resultados de la muestra dominguera donde se asegura que fueron inflados los resultados.

Nadie cree que el PAN se imponga con el triunfo llevando al frente al ya precandidato Luis Felipe Bravo Mena, ex secretario particular de Felipe Calderón, quien dejó fuera a los otros dos aspirantes del albiazul, el senador Ulises Ramírez y José Luis Durán Reveles ex subsecretario de gobernación y ex alcalde de Naucalpan. Solo, Bravo Mena no ganaría. Incluso dejó abierta la posibilidad de hacerse a un lado, si se concreta la alianza e impusieran a un perredista como abanderado, que no sería otro que Encinas que ha dicho ‘no’, pero que muchos piensas que todavía quién sabe.

Desde donde se ha estado empujando la idea de la alianza ven a otros suspirantes que tal vez quisieran ser apuntados, como Rubén Mendoza Ayala o Mauricio Valdés, ambos ex priístas. También creen que alguno de los aspirantes priístas que se quedaron en el camino –Alfredo del Mazo Maza, alcalde de Huixquilucan; Ernesto Nemer, coordinador de la bancada del PRI en el estado o Ricardo Aguilar Castillo, líder estatal del tricolor–, todavía pudiera alzar la mano, renunciar a su partido y abanderar las aspiraciones de la coalición panista-perredista.

Luis Videragay, diputado y ex secretario de Finanzas de Peña Nieto, otro frustrado aspirante, es ahora coordinador de la precampaña del precandidato Eruviel Ávila Villegas. Se espera que su muy personal estilo no choque con el del abanderado priísta por considerarse más allegado al actual gobernador que el aspirante a sucederlo.

Se cree que al final, la contienda electoral en el estado de México, quedará sólo entre dos aspirantes: Eruviel Ávila de PRI quien más ventaja llevaría porque tendría todo el aparato y la pesada maquinaria roja a su favor, y Alejandro Encinas que sería el candidato de ‘las izquierdas’ con el apoyo de las bases del PRD, PT, Convergencia y el Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, que están con su mentor político, Andrés Manuel López Obrador.

Pero al final no habrá que dar tantos brincos estando el suelo tan parejo, ya que quienes tendrán la última palabra serán los votantes mexiquenses que irán a las urnas el domingo 3 de julio.

pcardenascruz@yahoo.com.mx