Archivo de la etiqueta: general Naranjo

La fuerte lucha por el poder militar

PAULINO CÁRDENAS

Mientras llega el desenlace de la lucha postelectoral en la que las izquierdas perdedoras no aceptan la derrota, por el lado de los altos mandos castrenses, entre el generalato sobre todo, existe otra lucha que está dejando de ser soterrada y empieza a ascender a la palestra pública. Se trata de una fuerte lucha para ver quién de entre los generales de cinco estrellas llega a alcanzar el poder militar y logra estar al mando del Ejército y de hecho de las Fuerzas Armadas, en el próximo sexenio que encabezará Enrique Peña Nieto, quien tendrá como asesor militar al general colombiano Oscar Naranjo cuyo gran mérito fue disminuir casi a cero el poder omnímodo del capo Pablo Escobar.

Es en medio de esa pelea de altos mandos castrenses en donde precisamente se ubica el caso del general Tomás Angeles Dauahare, arraigado por la PGR por supuestos vínculos con el narcotráfico, aunque su aislamiento obedece más bien por haber criticado la fallida estrategia del presidente Felipe Calderón contra el crimen organizado, en una reunión organizada por la Fundación Colosio y en la que estuvo presente el entonces candidato priísta. Como se sabe, el militar fue subsecretario de la Defensa Nacional en el arranque de este sexenio. Las imputaciones que le han hecho al general son falsas, dicen sus abogados.

Las acusaciones que le han hecho no se han podido demostrar, señalan. Una corresponde a un anónimo presentada en marzo del 2010, la cual se basa en tres declaraciones del testigo protegido ‘Jennifer’, y quien al final de cuentas “no le consta nada, dice que todo lo sabe a través de un tercero”, dicen los abogados del militar. Otra acusación, esta del testigo protegido ‘Mateo’, también resultó falsa. Este dijo haberle entregado en julio de 2008 cinco millones de dólares provenientes del cartel de los Beltrán Leyva, no obstante que su defensa demostró que en esas fechas su defendido estaba en Alemania.

Y por ahí van las ‘indagatorias’ del gobierno federal en contra del general arraigado, dando tumbos. Incluso hubo una reciente ‘acusación’ de otro testigo protegido, que lo responsabilizaba de haber promovido el narcomenudeo en el Colegio Militar cuando Tomás Angeles Dauahare fue su director, la cual fue desechada por la PGR. Es una denuncia anónima que al verificarse verificar no resultó positiva, señaló la procuradora Marisela Morales. Dijo que esa acusación no forma parte de la investigación por la que el general se encuentra actualmente bajo arraigo.

Se da por hecho que al final de todo ese montaje contra quien fuera subsecretario de la Secretaría de la Defensa Nacional al inicio del sexenio calderonista, todo quedará en el ridículo nuevamente, como han sido los casos del famoso ‘michoacanazo’, del de ‘Greg’ Sánchez, el de la fracasada detención de Jorge Hank Rhon, el del anuncio de que habían atrapado al hijo del ‘Chapo’ Guzmán, así como el caso su socio Ismael ‘El Mayo’ Zambada, que no pudo ser detenido no obstante el ‘pitazo’ que había dado la DEA a las autoridades mexicanas. Están también las acusaciones contra ex gobernadores priístas de Tamaulipas por presuntos vínculos con el narcotráfico, lo cual hasta ahora tampoco ha podido demostrarse cabalmente. Se cree que el arraigo del general Angeles Dauahare acabará en lo mismo.

Pero este caso del general arraigado, quiérase o no, ha detonado dentro de los altos mandos del generalato de la Secretaría de la Defensa Nacional, una serie de pugnas y discusiones internas, en las que además de las que participan en su mayoría generales, también están opinando altos mandos de la Marina-Armada de México. En esas discusiones también hay voces de coroneles y capitanes y sus equivalentes en rango de la Marina. Pero el verdadero golpeteo está entre los generalotes de cinco estrellas que aspiran a suceder al general secretario Guillermo Galván. Aunque Angeles Dauahare se desmarcó de opinar, sin duda él podría saber quién sí es apto para el importante cargo.

Ahora bien, si la violencia será el componente central de la lucha política en el siguiente sexenio, y el objetivo básico, como se está viendo desde ahora, va a ser el querer desligitimar día a día al próximo mandatario de la nación de extracción priísta como sin duda lo hará una vez más López Obrador con sus huestes como lo hizo contra el panista Felipe Calderón cuando sufrió su primer derrota como aspirante presidencial, entonces es donde está el punto de la discusión y está encendido un foco rojo de latente inestabilidad para el país, ya que se tiene información de que a ese movimiento amlista, impulsado por el rencor, la frustración y el odio, pudieran sumársele grupos muy radicales resentidos con el sistema, e inlcuso hasta grupos armados que actúan en la clandestinidad.

¿Cuál será pues, el destino de México en el próximo sexenio, visto desde la óptica militar y en los términos de un escenario de violencia como el que se vislumbra habrá de gobernar Enrique Peña Nieto a partir de diciembre? Eso es justo lo que discuten y pelean en estos momentos los diferentes grupos del generalato, para tratar de imponer a ‘su’ candidato que sería el sucesor del general Galván, salido de una posible terna la designación que hará el mexiquense una vez que lo declaren Presidente Electo. Quien sea, no la tendrá nada fácil. Y menos con la experiencia del general Naranjo, quien aplacó los ímpetus delictivos nada más y nada menos que de Pablo Escobar.

@Paulinocomenta

Anuncios

Pega al ‘Chapo’ narcogolpe colombiano

PAULINO CÁRDENAS

El general Oscar Naranjo, director General de la Policía Nacional de Colombia, dio a conocer este lunes la captura de 22 personas vinculadas con el narcotráfico internacional, en un operativo simultáneo llamado ‘Operación Fronteras’ realizado en seis capitales colombianas y un municipio, entre los que figuran 12 pilotos y una mujer que actuaba como enlace con los carteles mexicanos de la droga.

El militar colombiano puso especial énfasis en que el operativo era un golpe al cártel de Sinaloa y a su principal capo, Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”. En el mismo participó la DEA norteamericana. En México, las autoridades encargadas de luchar contra el narcotráfico dijeron ignorar el golpe colombiano, considerado el más importante del siglo. Naranjo dijo que se habían asegurado de que no hubiera filtraciones durante el tiempo de la investigación.

En la llamada ‘Operación Fronteras’ hubo 35 investigadores. Se evitó que en las investigaciones participaran elementos mexicanos, como sí había sucedido en la ‘Operación Milenio’ de hace diez años. Se dio a conocer que la mujer detenida era la proveedora de cocaína al líder del cártel de Sinaloa. Ella era esposa del fallecido  ‘Paco’ Cifuentes  ligado al ‘Chapo’ Guzmán en los negocios de tráfico de drogas.

Declaró el general Naranjo que la detención masiva  fue “una de las más importantes de los últimos diez años porque es un golpe estructural al narcotráfico en cuanto logramos penetrar las cuatro organizaciones mafiosas que monopolizan el tráfico de cocaína en Colombia”, sólo comparable con la famosa ‘Operación Milenio’ de finales de la década de los 90 del siglo pasado.

Dijo que durante dos años, 35 equipos encubiertos de su institución trabajaron con la colaboración de la Fiscalía General de la Nación y el apoyo de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos, DEA, logrando penetrar las estructuras de las cuatro más poderosas organizaciones de narcotraficantes colombianos.

De esa manera, añadió, se lograron reunir pruebas suficientes para capturar con fines de extradición a 22 personas, en un operativo simultáneo cumplido en la madrugada del lunes en seis capitales colombianas. Los allanamientos y detenciones tuvieron lugar en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena y Bucaramanga, además del municipio de Villanueva, Casanare.

La prensa de ese país, que hizo un gran despliegue de la noticia el mismo lunes en sus ediciones on line, puso especial énfasis en el hecho de que el golpe en Colombia era también un golpe al cártel de Sinaloa y a su capo Joaquín “El Chapo” Guzmán, pues los detenidos eran los encargados del acopio y transporte de la cocaína que diversas organizaciones enviaban de Colombia a México.

Dijo el general que a lo largo de la última década, las actividades de estos grupos afectaron a diez países: Estados Unidos, México, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Honduras, República Dominicana, Colombia y Venezuela, con tráfico de estupefacientes y grandes operaciones de lavado de activos producto del negocio de la droga. Declaró a los medios: “Esta operación se mete en el corazón de las organizaciones poniéndolas al borde de la eliminación total”.

La ‘Operación Mileno’ de finales del siglo anterior, fue coordinada por la CIA y realizada por la Policía Nacional de Colombia y por sus similares de Ecuador y México; concluyó a mediados de octubre de 1999 con la captura de 32 narcotraficantes, entre ellos los capos Fabio Ochoa Vásquez y Alejandro Bernal Madrigal, socios del mexicano Amado Carrillo Fuentes, alias ‘el señor de los cielos’.

Esta vez, en la ‘Operación Fronteras’ no tuvo participación México. ¿Por qué? Nadie lo sabe. Lo que también se dijo en Colombia es que los destinos principales a donde era enviada la cocaína de aquel país por vía aérea a México, eran Sinaloa y Ciudad Juárez. Esta última ciudad fronteriza colindante con El Paso, Texas, tendrá, por cierto, la visita mañana del presidente Felipe Calderón.