Archivo de la etiqueta: Gobernación

Josefina, de mal en peor

PAULINO CÁRDENAS

No bien acababa de hacer el recuento de daños por lo del estadio medio vacío que ella vio como lleno en su toma de protesta, y de reponerse del fruncido de ceño del titular de Gobernación, dependencia de la que dijo ‘está rebasada’ en el combate a la inseguridad, cuando la candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, se metió en más honduras al señalar en una conferencia que dio en el ITAM: “No soy perfecta, estudié en la Ibero”. Y aunque luego precisó que su expresión fue ‘una broma’ y que jamás lo dijo con el ánimo de lastimar a la institución donde hizo sus estudios de economía, los estudiantes de la Universidad Iberoamericana se le fueron encima en las redes sociales.

De por sí la penosa vivencia del ‘fuego amigo’ que tuvo en el Estadio Azul el domingo cuando alguno de sus asesores dio la orden de que los acarreados, agobiados por el sol y la larga espera de casi cinco horas, se retiraran justo cuando iba a iniciar su discurso de toma de protesta, por lo que quedaron  prácticamente semivacías las gradas y su coordinador de campaña, Guillermo Gil Shuartz, ex secretario particular de Felipe Calderón, le presentó su renuncia que ella no le aceptó y que lejos de eso le hizo un reconocimiento en el ITAM.  Otro que quiso renunciar fue Gustavo Madero, codirigente del PAN.

En el momento de los discursos de ese soleado día, al hacer el repaso de aspirantes a la presidencia Madero no mencionó a Manuel ‘Maquío’ Clouthier como una de las figuras de ese partido que participó en las elecciones de 1988 juno con Cuauhtémoc Cárdenas y Carlos Salinas de Gortari. Se dice que quiso dimitir a la dirigencia de su partido porque al tomar la palabra la candidata, ella sí mencionó al ‘Maquío’, padre del aspirante a la presidencia para el 2012, el diputado con licencia Manuel Clouthier Carrillo a quien Madero, por órdenes recibidas de Los Pinos, le cerró el paso al sinaloense para ser senador por Acción Nacional.

Pero volviendo al caso de Josefina Vázquez Mota, su proyección de por sí no levanta. Su monótono discurso no prende ni motiva a nadie. En el Estadio Azul se le escuchó con la voz muy descompuesta, afónica, por lo que tuvo que desgañitarse para dar un discurso que careció de sustancia y pareció hecho sobre las rodillas. Nada le salió bien ese día en el que decepcionó incluso a muchos de sus seguidores. Quienes no la quieren le dijeron hasta lo que no. Se habló de la evidente descoordinación que hay entre su equipo de primera mano y quienes integran el equipo de campaña.

Se ha corrido el rumor de que, como no fue la candidata del Presidente, más bien  prefieren irle poniendo piedritas en el camino para que llegue desgastada y prácticamente sola a las elecciones del primer domingo de julio próximo. Se dice que habría el temor de que, si llegase a ser la primera presidenta de México, sería la primera en arremeter contra Calderón y gran parte de su gabinete. Es público y notorio que ella está más identificada con Vicente Fox, y sobre todo con Martha Sahagún, que con el actual titular del Ejecutivo y su esposa.

Muchas de las críticas que ha recibido es porque siendo titular de la Secretaría de Desarrollo Social, habría desviado recursos para apoyar la campaña de Felipe Calderón, quien al llegar a Los Pinos la nombró secretaria de Educación Pública y luego coordinadora de los diputados panistas en San Lázaro a donde cobró fama entre los partidos de oposición como una legisladora de las más faltistas. Se dice que hasta el look le han querido cambiar ya que ahora luce ropa fashion-fashion y accesorios caros como aretes y collares sencillos pero de marcas superexclusivas. Su afición por la bicicleta no para y sobre su menuda figura sus adversarios la equiparan con la de una gente anoréxica. Aunque para todo sonríe, su candidatura no prende.

Paralelo a todo ello, el PAN comenzó una campaña contra el candidato más adelantado en las preferencias del voto, Enrique Peña Nieto, en la que se critica al priísta por el número de mujeres muertas que se registraron en el estado de México durante su mandato, que la dirigencia del Revolucionario Institucional le reviró de inmediato recordando las cifras de miles y miles de muertos que lleva la guerra de Calderón en lo que va del sexenio.

Todo mundo apuesta que esa campaña denominada ‘Peña Nieto las trae muertas’ –que se atribuye a Antonio Solá Roche que forma parte del equipo de campaña de  Vázquez Mota, a quien se le conoce como el ‘rey de la guerra sucia’ y autor de ‘la campaña de odio’ contra López Obrador que le hizo a Felipe Calderón en el 2006–, le hará más daño a la candidata panista que al el ex gobernador mexiquense. Como sea, lo que ella dijo en el ITAM no se la van a perdonar los chicos de la Ibero, quienes ya la tacharon de su lista. Sólo hay que ver lo que le han dicho en las redes sociales por esa ‘broma’ estudiantil.

pcardenascruz@yahoo.com.mx

Anuncios

Caso Andrade contradice

PAULINO CÁRDENAS

Hay un caso, el de la activista Norma Andrade, que en los hechos contradice el discurso presidencial sobre la defensa de los derechos humanos. Mientras que Felipe Calderón declaraba la semana pasada que la defensa de los derechos humanos es un principio indeclinable que no puede ser sacrificado por ningún otro principio, la activista juarense ha decidido irse del país porque carece de las medidas necesarias para salvaguardar su integridad física.

Esto porque la Secretaría de Gobernación no cumplió su promesa de custodiarla en el Distrito Federal a donde se trasladó y sufrió una agresión violenta el pasado viernes, después de venir huyendo de Ciudad Juárez donde fue víctima de un atentado a balazos apenas en diciembre.

Después del asesinato de su hija Lilia Alejandra en febrero de 2011 en Ciudad Juárez, la señora Andrade intentó alzar la voz para que se aclarara el crimen y desde entonces ha venido sufriendo una serie no sólo de amenazas sino incluso de un atentado a finales del año pasado donde recibió cinco balazos; poco antes su vivienda había sido quemada. Fue cuando decidió formar la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa. Su familia atribuye al cártel del Juárez ese hostigamiento y esos atentados. Lo cierto es que el caso de doña Norma contradice el discurso oficial.

Decir y prometer es fácil, pero muy difícil llevar al terreno de los hechos las promesas, máxime cuando provienen de un mandatario que se ha caracterizado por no cumplir lo que ofrece como aquello de que sería el ‘Presidente del empleo’, lo que pronto dejó a un lado para convertirse en el Comandante Supremo de una guerra de su gobierno contra los cárteles de la droga y el crimen organizado –con el Ejército por delante haciéndole indebidamente de policía–, la cual ha resultado por demás fallida.

En un sopresivo discurso, en el marco del Informe de Actividades 2011 de la CNDH celebrada en Los Pinos, Calderón acababa de decir que es necesario hacer ‘absolutamente compatibles’ la defensa de los derechos humanos con la lucha por la seguridad pública. Sin embargo, su dicho lo echa por la borda un solo botón de muestra, el de la activista que creó la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa.

Después de haber sufrido un atentado a balazos en aquella ciudad fronteriza, decidió trasladarse al DF, pidiendo de antemano protección a la Secretaría de Gobernación, dependencia que ofreció dársela, incluso poniéndole escoltas, pero no fue así. Cuando el viernes pasado había ido a dejar a su nieta a la escuela, al regresar a su domicilio fue agredida con un arma punzocortante cerca de su ojo izquierdo sin saber quién había sido su agresor.

Una vez que fue dada de alta del hospital, la señora Andrade y sus familiares declararon que analizan la posibilidad de abandonar de plano el Distriito Federal e incluso el país, por falta de garantías a su seguridad. Prefiere irse ante la ‘ausencia de Estado y de autoridad’. Karla Michel Salas, abogada de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, señaló que desde antes de que doña Norma llegara a la ciudad de México, hace mes y medio, en el marco de las medidas cautelares dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, se solicitó a la Secretaría de Gobernación protección para la defensora de los derechos humanos.

Esta dependencia se comprometió a proporcionarle escoltas, lo cual no sucedió. Fue hasta después de la agresión, el viernes pasado, cuando fue custodiada por agentes policiacos capitalinos y federales. La hija de la activista, Malú García Andrade, declaró que sólo el gobierno de la ciudad de México ha manifestado su compromiso de que la protección será permanente.

En su discurso en Los Pinos dentro del marco del Informe de Actividades 2011 de la CNDH, Calderón expresó que en México hay una política de Estado que garantiza los derechos humanos y que debe haber castigo a quienes transgredan sus principios, antes que cualquier otra prioridad como ha sido su lucha contra el crimen organizado.

Asímismo, urgió a cumplir las medidas que planteó desde diciembre pasado, para reforzar la protección de esa prerrogativa constitucional, entre ellas la instrucción de trasladar al fuero ordinario los casos de abusos cometidos por elementos de las fuerzas armadas contra civiles.

“Hoy reitero esa instrucción para que, independientemente de los recursos que puedan alegar para que la competencia permanezca en el terreno militar los defensores de los acusados, desde la Procuraduría Militar se insista en esos procedimientos de declinación de competencia”, fue la orden. Ojalá esto no acabe como la malhadada máxima aquella de ‘díctese pero no se cumpla’.

Por lo pronto, el caso de Norma Andrade deja muy mal parado el propósito presidencial de garantizar los derechos humanos de la ciudadanía por sobre todo lo demás, según su discurso.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


Gaddafi en vez de la DEA

PAULINO CÁRDENAS 

Cuando los reporteros fueron llamados a conferencia de prensa ayer por la mañana, todos daban por hecho que sería abordado el tema de las revelaciones del diario The New York Times de que la DEA, con la anuencia y cooperación de autoridades mexicanas, había realizado durante años un operativo con agentes federales encubiertos la introducción ilegal de dólares a nuestro país provenientes del narco por nuestras fronteras violando la soberanía territorial, eso dizque para seguirle la pista y saber a donde iba a parar ese dinero, además de que ‘lavó’ millones de dólares en bancos norteamericanos supuestamente abriendo cuentas ficticias para conocer el modus operandi de los capos. Pero no fue ese el tema.

Inesperadamente, quienes habían sido citados a temprana hora por la Secretaría de Gobernación, empezaron a escuchar una historia distinta en voz del titular de la dependencia Alejandro Poiré, cuyo preámbulo lo había hecho la vocera de la Presidencia, Alejandra Sota. Cuando los reporteros empezaron a oir que se mencionaba el nombre de Gaddafi, de uno de sus hijos, de Libia y de la operación ‘Huésped’, unos a otros se preguntaban que qué onda. ¿A qué nos llamaron entonces?  De trataba del demantelamiento de una red criminal que quería meter ilegalmente a México al tercer hijo del difunto Moammar Gaddafi, no del caso de la DEA.

Al gobierno mexicano le había caído de perlas lo que acababa de publicar el diario canadiense National Post, sobre la intención que tenía Saadi Gaddafi de 38 años –hijo del coronel Gaddafi el ex dictador de Libia que fue derrocado en febrero pasado y que murió lapidado por una turba en Sirte–, de venir a México ilegalmente y establecerse en un lugar exclusivo de playa situado en el Pacífico, para lo cual su gente había echado a andar el plan a través de una agencia de viajes y promotora inmobiliaria, y un grupo de falsificadores.

Según la edición digital del diario canadiense, fechada el pasado martes 6 de diciembre bajo el título ‘Saadi Gaddafi planned escape to luxurious home in trendy Punta Mita’, pese a que por órdenes de la ONU se le habían confiscado sus bienes al tercer hijo del dictador y se le había prohibido salir de Libia, su gente se movió para conseguirle una salida del país de manera clandestina y entrar ilegalmente con papeles falsos a otra nación en donde se refugiaría en un resort paradisíaco, que resultó ser Punta Mita, ubicada en Bahía de Banderas del estado de Nayarit, México.

En septiembre pasado el hijo menor del dictador Gaddafi había logrado cruzar la frontera y exiliarse en Níger. Supuestamente de ahí sería trasladado a México después de realizar varios recorridos por distintos países. El pasado 29 de septiembre la Interpol emitió una orden de detención contra Saadi, a petición del Consejo Nacional de Transición de Libia, que lo acusa de presunta apropiación indebida de inmuebles y propiedades por medio de la fuerza e intimidación armada.

En la rueda de prensa de ayer, el titular de Gobernación fue narrando la serie de actividades de inteligencia que se llevaron a cabo, y cómo fue armándose el rompecabezas que finalmente llevó a los agentes a dar con el grupo que de manera clandestina estaría buscando sacar de su país a Saadi para traerlo luego al nuestro, explicando los detalles de cómo se logró desenmarañar la posibilidad de que un huésped libio potencialmente peligroso, que con el poder del dinero podría organizar en nuestro país actos terroristas contra Estados Unidos. Señaló que con la operación “Huésped” fueron detenidas cuatro personas, dos mexicanos, una canadiense y un danés.

Los detenidos se encuentran arraigados. Poiré indicó que la organización criminal fletó varios vuelos privados entre México, EU, Canadá, Kosovo y diversos países de Oriente Medio “para coordinar la ruta y preparar la logística del traslado de Gadafi” a nuestro país, quien ya tenía para él y su familia distintas identidades falsas. ¿Qué hubiera pasado si el National Post de Canadá no hubiera publicado la nota de Saadi Gaddafi?

Como sea, esta historia fue la tablita de salvación para que el asunto de la DEA se dejara de lado. No obstante, la opinión pública está en espera de una explicación oficial sobre el lavado de dinero y la introducción ilegal a México de millones de dólares provenientes del narco, que ha venido realizando por años la Agencia Federal Antinarcóticos de Estados Unidos en territorio nacional, violando la sobreranía nacional, pero con la anuencia, cooperación y beneplácito del gobierno mexicano.

¿Ya dejó Calderón en manos extranjeras su fallida estrategia de guerra contra los cárteles de la droga? ¿De veras el Senado de la República le entrará al asunto? ¿O esperarán a que The New York Times haga más revelaciones que pudieran ser peores? ¿Habremos de ver pronto a soldados y marines norteamericanos en nuestras calles combatiendo sicarios y regresando a sus cuarteles como héroes frustrados y fatigados a los efectivos de nuestras Fuerzas Armadas?

pcardenascruz@yahoo.com.mx


AMLO, el rival de Peña

PAULINO CÁRDENAS

Ayer se definió oficialmente que Andrés Manuel López Obrador será el virtual candidato de las izquierdas para contender por la Presidencia de República el año próximo, quien sin duda será el rival más aguerrido que tenga Enrique Peña Nieto una vez que llegue el momento de realizar un ejercicio similar para que los militantes y adherentes del tricolor y la ciudadanía simpatizante con este partido, lo definan en votación abierta como el abanderado del PRI, con miras a sacar al PAN de Los Pinos, si todo va como hasta ahora.

Marcelo Ebrard, jefe de gobierno del Distrito Federal, el perdedor de las encuestas realizada por las firmas Covarrubias y Nodos, aceptó su derrota ante el tabasqueño, quien resultó favorecido con tres de las cinco preguntas formuladas por ambas empresas a 6 mil ciudadanos, en un ejercicio consensual abierto cuyos resultados fueron dados a conocer ayer en una concurrida conferencia de prensa, efectuada en la capital del país.

Al final de la ceremonia y después de pronunciar cada quien su discurso, el mandatario capitalino se resistió a levantarle el brazo al tabasqueño, lo que muchos interpretaron que fue por amor propio, otros que por mera dignidad y la mayoría porque cree que Ebrard simplemente cumplió con lo acordado el lunes con su rival de encuestas, ya que obviamente conocía desde antes el resultado. Pocos lo ven de veras como pieza clave de López Obrador aunque ambos hayan expresado veladamente esa posibilidad ante los medios.

Los partidos PRD, PT y Movimiento Ciudadano que apoyarían en alianza al virtual candidato de las izquierdas, deberán apurar los trámites para los registros respectivos ante las autoridades electorales, para unirse  al Movimiento de Renovación Nacional, Morena, del que es líder el tabasqueño, para ir aliados en su apoyo en campaña. Esta coalición llevaría el nombre de ‘Frente progresista’ en la que supuestamente participará el jefe de gobierno capitalino una vez que deje el cargo.  López Obrador señaló que la idea de crear ese frente fue de Ebrard.

Dijo del mandatario capitalino que “además de ser un buen amigo y compañero, es un dirigente político excepcional, ha demostrado con hechos poner por encima de sus legítimos intereses la unidad en la izquierda para que sea posible la transformación”. Añadió que Ebrard ‘no se dejó llevar por el canto de las sirenas’ refiréndose supuestamente al coqueteo que sabe que le andan haciendo desde Los Pinos para ir en una una posible alianza con el PAN.

Respecto a Acción Nacional, las cosas andan divididas, de cabeza, y mal. Uno de las razones es que el candidato que aparentemente apoya Calderón, el ex secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, sigue sin levantar en las encuestas; Josefina Vázque Mota andaría de puntera pero no es de las referencias del Presidente; y de Santiago Creel ni hablar, ya que más bien es el prospecto de la ex pareja presidencial. Otra razón es que con el fallecimiento de Francisco Blake Mora, en la búsqueda de sustituto para nombrar a su quinto secretario de Gobernación, la gallera panista anda alborotada por la serie de nombres que empiezan a circular y por los llamados a Los Pinos de quienes pudieran llenar la vacante o el cargo de quien sea designado como nuevo titular en el antiguo Palacio de Covián.

Los nombres que se andan barajando, además del de Luis Felipe Bravo Mena que al parecer se autodescartó, están el de Germán Martínez, ex dirigente de su partido, el de Roberto Gil Zuarth quien es su secretario particular pero que había sido subsecretario de Gobierno en la Secretaría de Gobernación, así como el de Alejandro Poiré, ex vocero de la narcoguerra y actual director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, el Cisen, dependiente de Gobernación.

También se menciona, aunque en voz baja, a la aspirante a la candidatura del PAN, Josefina Vázquez Mota –cuyo apoyador principal era Blake Mora–, y hasta suena el nombre de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública federal, quien ha sido el principal asesor bélico del mandatario panista, en virtud de que la prioridad de su gobierno seguirá siendo hasta el final del sexenio la guerra contra el narcotráfico.

Enrique Peña Nieto sigue siendo el prospecto más adelantado del PRI para sacar al PAN de Los Pinos y tendría en Andrés Manuel López Obrador a un rival de campaña más duro en la disputa por el poder presidencial, que cualquier aspirante del PAN, partido cuyos bonos acaban de bajar hasta el sótano con la derrota de la hermana del Presidente en Michoacán, que perdió frente al candidato del Revolucionario Institucional, cuya victoria le cortó de paso la racha al PRD en su pretensión de retener el mando estatal por tercera vez consecutiva.

pcardenascruz@yahoo.com.mx


IFE: Cobija su fuero a Felipe Calderón

PAULINO CÁRDENAS

Felipe Calderón no será sancionado por haber violado la legislación electoral al salir al aire el 15 de junio con un spot sobre seguridad,  fecha en que ya no debía hacerlo por ser tiempo de veda electoral, faltando unas semanas para las elecciones del pasado 4 de julio. Por ello, se teme que nada impedirá que el Presidente vuelva a transgredir la legislación electoral en los períodos de campaña para los comicios del 2011 y sobre todo para las elecciones presidenciales del 2012. Lo cobija el fuero y nadie cree que haya modificación en el Congreso al respecto.

Por su parte la Secretaría de Gobernación consideró que el Instituto Federal Electoral abusó de su autoridad y no puede sancionar a por violar la ley electoral. Argumentó que su condición de Presidente de la República lo exime del deber jurídico de ser emplazado y llamado a cuentas por violar la Ley Electoral. Esto, aunque todo servidor público, por alta que sea la jerarquía que ostente, debe ajustar su actuación a lo dispuesto en la legislación respectiva, pero el mandatario goza de la inmunidad que le otorga el artículo 108 de la Constitución.

Resulta obvio que lo que pretende el gobierno panista es ignorar la ley electoral y a sus autoridades, para llegar a los comicios con un IFE cuestionado públicamente y sometido a sus designios. Al no haber respetado las reglas de juego electorales, el mandatario panista trastocó la legalidad y equidad de las contiendas al mandar al aire  su spot en materia de seguridad, por lo cual el PRI gestionó un procedimiento de queja ante el IFE, pero no le dieron entrada con el argumento de que la Constitución determina que el Presidente solamente puede ser sancionado por delitos graves o por traición a la patria.

A esta conclusión se llegó después de un largo debate celebrado la semana anterior, en el que el Consejo General de ese Instituto resolvió que, aunque el presidente Calderón violó la ley electoral al transmitir en cadena nacional un mensaje con “propaganda institucional” cuando no debía, resultaría  improcedente imponerle alguna sanción.

El IFE determinó que su spot “sí constituye propaganda institucional o gubernamental”, ya que si bien se le reconoce un carácter informativo, el legislador trata de erradicar, a partir de la reforma electoral de 2007, que los ciudadanos reciban “influencias externas con las que se puedan violentar los principios de imparcialidad y legalidad en la contienda electoral”.

A principios de julio, el PRI presentó una queja ante el IFE contra el Presidente Felipe Calderón por considerar que los mensajes presentados el 15 de junio son el spot sobre seguridad,  y el primero de julio para anunciar el crecimiento del empleo, violaba la Constitución, porque fueron usados para buscar un impacto electoral favorable al partido en el Gobierno.

Señalaba el tricolor en su denuncia que “lo más grave de todo es que de esta manera, vuelve a violentar la instrucción de la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Federal Electoral por la que se ordena al Ejecutivo Federal se abstenga de hacer promoción gubernamental contraria a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.

De nada había servido el anuncio del entonces secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont haber dizque formalizado y ofrecer ‘insitucionalidad’  en los protocolos de seguridad entre el gobierno federal y los de Chiapas, Chihuahua, Hidalgo, Sinaloa, Tlaxcala, Zacatecas, Baja California, Durango, Puebla, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz, si Calderón no respetó lo dispuesto por el IFE.

Pero ni siquiera ese abuso de autoridad permitió influir como lo habían considerado sus asesores en comunicación, en las elecciones del domingo 4 de julio. La decisión de sancionar a Calderón estaría fundada en el Artículo 41 constitucional el cual prohíbe a cualquier funcionario, órgano de gobierno, poderes federales, estatales y cualquier otro ente público a que, una vez iniciadas las campañas y hasta la conclusión de la jornada electoral, se difunda propaganda gubernamental.

La Secretaría de Gobernación enseguida respondió que el IFE se extralimitó, censuró e invadió las facultades del Ejecutivo federal al resolver que violó la norma electoral con la difusión de su mensaje en cadena nacional sobre seguridad el 15 de junio, lo cual no fue aceptado por el consejero presidente Leonardo Valdez.

Señaló que la resolución sobre la violación del presidente Felipe Calderón a la Ley Electoral fue apegada a la Constitución, por lo que pidió que cualquier diferencia se resolviera por los cauces legales y con un diálogo respetuoso. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación determinó que el presidente Calderón debería informar al IFE su participación en la divulgación de spots cuando no debió hacerlo, a fin de esclarecer su probable responsabilidad en actos violatorios de la Constitución.

La sala superior del TEPJF concluyó que con base en los artículos 341, 347 y 368 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, cualquiera de las autoridades o servidores públicos de los Poderes de la Unión es sujeto de responsabilidad administrativa electoral. Pero el Presidente de la República tiene inmunidad.

De cualquier forma, aunque el presidente Calderón haya violado la legislación respecto del las campañas electorales del 2010, no será sancionado. Y bien pudiera volver a violar los dispuesto para los períodos electorales del año próximo, y del 2012. Mientras no se legisle para acotar el fuero presidencial, nada se lo impediría. Nadie cree que haya modificación en el Congreso al respecto.

Ciudad Juárez se queda sin Ejército

PAULINO CÁRDENAS

A partir de ayer empezaron a regresar a sus cuarteles alrededor de 4, 500 soldados destacados en Ciudad Juárez. Será la Policía Federal que depende de la Secretaría de Seguridad Pública, la que a partir de ahora se encargará de realizar las tareas de enfrentar a la delincuencia organizada en aquella entidad fronteriza, considerada la más peligrosa del mundo. Mientras, los militares quedarán haciendo labores policíacas.

Esto sucede después que la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, había dicho hace poco que en Ciudad Juárez no existía estado de derecho, y quien la semana pasada reveló en una entrevista radiofónica que concedió en su país, que el gobierno norteamericano había dado luz verde al Pentágono para ayudar al gobierno que encabeza Felipe Calderón en la lucha contra los capos de la droga.

Desde que asumió el poder Barack Obama, el alto mando militar del Pentágono le había expresado al mandatario norteamericano su ‘preocupación extrema’ por la violencia que vive México, por lo que desde entonces consideró necesario que ambos gobiernos trabajasen unidos ‘para eliminar esa amenaza’.

A finales de enero de 2009, el almirante Michael Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto, había expresado su preocupación “por lo que ocurre en la frontera y por la guerra que han lanzado los cárteles de la droga”. El rápido aumento en el número de asesinatos y de secuestros “han llamado toda nuestra atención”, mencionó entonces. Hoy, Ciudad Juárez se empezó a quedar sin la protección del Ejército.

Hasta hace poco el presidente Felipe Calderón defendía la presencia de tropas del Ejército, cuando en reiteradas ocasiones la sociedad juarense pedía el retiro de los militares de las calles, por denuncias por violación de derechos humanos, principalmente por presuntos allanamientos de morada, torturas y detenciones arbitrarias de ciudadanos comunes.

De hecho habían sido las autoridades estatales y del propio municipio las quqe habían pedido la presencia del Ejército en Juárez, al incrementarse la ola de violencia en la batalla que sostenían de manera desigual las policías de esa entidad contra los sicarios al servicio de las mafias de la droga, cuyo poder de fuego era muy superior.

El argumento entonces fue de que las corporaciones policiacas locales estaban devastadas y eran incapaces de detener el nivel de inseguridad en esa franja fronteriza por lo que solicitaron a la federación la presencia de militares para reforzar los operativos conjuntos contra el crimen organizado.

Los hechos se agravaron después de que fueron masacrados doce estudiantes y dos adultos en una fiesta en Villas de Salvárcar, lo que llevó al presidente Calderón a declarar, estando de gira en Tokio, que lo crímenes eran resultado de un pleito entre pandillas, lo cual tuvo que aclarar días después durante la primera visita que hizo a Juárez, en medio de un crispado clima social

A las pocas semanas, aquella ciudad fronteriza se  volvió a cimbrar cuando la mañana del 13 de marzo unos sicarios ejecutaron a un matrimonio norteamericano y un mexicano vinculados al consulado del vecino país en Juárez. Desde entonces se venía planteando por parte del gobierno federal la posibilidad de un cambio de estrategia en los operativos conjuntos contra el crimen organizado.

Fue cuando se empezó a hablar de la posibilidad de que fuera la Policía Federal la que supliera paulatinamente al Ejército en la lucha contra los capos de la droga en aquella entidad fronteriza, como ya empezó a suceder, con lo cua de paso se satisface el reclamo de muchos juarenses. Habrá que esperar a ver los primeros resultados de este nuevo ensayo.

Por lo pronto, la Secretaría de Gobernación dio a conocer que sin dejar de proporcionar el apoyo a la seguridad de la población juarense ordenado por el Presidente de la República, el Ejército irá delegando en forma paulatina la responsabilidad de las tareas de seguridad pública a las autoridades civiles, en principio a las federales, y más adelante a las estatales y municipales.


Se inmola pero sigue siendo omiso

PAULINO CÁRDENAS

Se cree que obligado por las presiones de la opinión pública, su jefe  habría invitado al aún secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, a realizar varias entrevistas en medios informativos para tratar de explicar las razones de su dimisión al blanquiazul la cual, por sorpresiva, alcanzó a dejarlo mal parado a él como segundo hombre en importancia del gabinete, al partido en el poder al que pertenecía, y de paso se llevó de corbata la imagen del Presidente de la República.

Y en su afán de enmendar a medias los alcances políticos que ha generado el affaire de la renuncia a su partido, el funcionario lo que está haciendo, coinciden muchos, es cavar su propia tumba como encargado de la politica interna del país, no sólo por seguir ocultando las verdaderas causas que lo llevaron a tomar esa determinación, sino porque aceptó haber actuado en lo oscurito con diversas ‘fuerzas políticas’ en el Congreso, sin haberlo consultado en su momento con su jefe.

Se supone que si él lograba construir acuerdos con el PRI y otros partidos de la oposición representados en el Congreso para empujar la miscelánea fiscal propuesta al Legislativo por el jefe del Ejecutivo, las pretendidas alianzas encargadas por el Presidente al dirigente panista César Nava, no prosperarían. Al parecer era una condición en el pacto de ayuda para el PAN-gobierno por parte de los legisladores priístas para aprobar el incrememto al IVA.

Pocos dudan de sus cualidades como persona y como funcionario público, pero Gómez Mont ha quedado en medio de una serie de veleidades surgidas desde hace tiempo en Los Pinos, las cuales se han ido convirtiendo en medidas desesperadas para evitar que el PRI siga cosechando más triunfos electorales de aquí al 2012, después que el año pasado arrasó en las urnas con el PAN.

En lo que coinciden todos es que el presidente Calderón, frente a la evidente desventaja ante el PRI –y más que ahora tiene que cogobernar en el tricolor como ya quedó visto con el apoyo que se buscaba en lo oscurito para lo del IVA–, habría optado por transitar en dos vías: una encabezada por Gómez Mont en el Legislativo y otra por César Nava para las alianzas electoreras con el PRD. Es obvio que uno de ellos no se sintió cómodo con su gestión y ahora se sabe quién fue.

Por ello, y por otras razones inconfesables que ha preferido ocultar con su silencio, se afirma que de plano decidió presentar la semana pasada su renuncia al cargo de secretario de Gobernación, pero el Presidente –dicen– no se la aceptó; a cambio le propuso que mejor dimitiera al PAN. Y así lo hizo. ¿Por qué tanta obediencia? ¿Fue por lealtad? ¿Qué hay en el fondo?

Con los medios, Gómez Mont insistió en apelar a su derecho de no revelar la verdad sobre su dimisión; es decir prefirió quedarse callado ‘por discreción profesional’ y darle vuelta a las preguntas con retórica ni siquiera de primera. ¿Tan graves, relevantes o comprometedoras son las razones? Su silencio invita a creer que lo que guarda es una especie de secreto de Estado.

Por ello ya hay quienes creen que la jugada del segundo hombre más importante del gabinete –en andanzas, promesas y alianzas con quienes debe y quiere–, está por otro lado. La relacionan con la iniciativa de candidatos independientes que iría inserta en la Reforma Política enviada en diciembre pasado por el Ejecutivo al Legislativo.

De llegarse a aprobar dicha iniciativa, propuesta entre otras más por el presidente Felipe Calderón al Congreso, el hoy cuestionado secretario de Gobernación sería quien inaugurase esa nueva etapa como primer candidato oficial sin partido, lo que serviría incluso para equilibrar los platillos de la balanza en las campañas y en los comicios del 2012. Nomaaanchen, como dicen los jóvenes.